Para las Personas con Discapacidades Psiquiátricas, los Factores del Vecindario Pueden Afectar la Aceptación y la Participación Comunitaria

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Las personas con discapacidades psiquiátricas tienen condiciones como la esquizofrenia, trastorno bipolar, o depresión. Estas personas pueden encontrar actitudes o conductas estigmatizadoras de las personas que los rodean. Las formas de tal estigma pueden ser evidentes, como negarle trabajo a un candidato con una discapacidad psiquiátrica, o pueden ser menos obvias, como alejarse de una persona con una discapacidad psiquiátrica en un autobús. Estas formas de estigma pueden desalentar a las personas con discapacidades psiquiátricas para que salgan y hagan cosas en sus comunidades. Investigaciones anteriores han encontrado que las personas con discapacidades psiquiátricas pueden encontrar formas de estigma con más frecuencia si viven en barrios más pobres o entre personas con creencias políticas más conservativas. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores analizaron las conexiones entre los factores del vecindario, las formas de estigma, y la participación comunitaria de personas con discapacidades psiquiátricas. Los investigadores querían averiguar si el estigma contra las persona con discapacidades psiquiátricas era más común en algunos tipos de vecindarios que en otros. También querían averiguar si las personas con discapacidades psiquiátricas que sentían que se enfrentaron al estigma más frecuente estaban más o menos involucrados en sus comunidades que las personas que enfrentaron menos estigma, y si esta frecuencia dependía en el tipo de vivienda donde vivían las personas.

Los investigadores en el proyecto Examinando los determinantes de participación comunitaria entre personas con discapacidades psiquiátricas (en inglés) entrevistaron a dos grupos de personas: un grupo de 343 adultos con discapacidades psiquiátricas que viven en 3 vecindarios en diferentes áreas del área metropolitana de la Ciudad de Nueva York (participantes con discapacidades psiquiátricas), y un grupo de 608 adultos sin discapacidades viviendo en estos mismos vecindarios (miembros de la comunidad). Los participantes con discapacidades psiquiátricas estaban recibiendo servicios de vivienda de la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York, y vivían en “viviendas congregables” (edificios de apartamentos con áreas comunes) o “viviendas dispersas” (viviendo en hogares separadas o apartamentos en todo el vecindario). Además, los investigadores analizaron datos del Censo de 2010 para conocer las tasas de pobreza en cada código postal donde vivían los participantes, así como la densidad de vivienda y las tendencias políticas de los residentes en cada código postal.

Los participantes con discapacidades psiquiátricas respondieron a preguntas sobre sus experiencias con varias formas de actitudes y conductas estigmatizadoras, como la frecuencia con que sentían que los demás los avergonzaban, los evitaban, o los trataban mal debido a su discapacidad psiquiátrica. Los participantes también calificaron la severidad de sus síntomas psiquiátricos. Finalmente, los participantes con discapacidades psiquiátricas respondieron a preguntas sobre la frecuencia con la que participaron en su comunidad, como socializarse con familiares, amigos y vecinos; ir a servicios religiosos u otras actividades de grupo fuera del hogar; y su participación en actividades relacionadas con el trabajo.

Los miembros de la comunidad respondieron a preguntas sobre sus actitudes y comportamientos hacia las personas con discapacidades psiquiátricas, incluyendo los estereotipos que tenían sobre las personas con discapacidades; su apertura a incluir a las personas con discapacidades psiquiátricas en las actividades; y con qué frecuencia actuaron o se comportaron de forma negativa hacia alguien con una discapacidad psiquiátrica, como evitar, temer, o hablar de manera diferente a una persona con discapacidad psiquiátrica.
 
Los datos del censo para cada código postal incluyeron características tales como el ingreso medio; el porcentaje que recibió asistencia pública; la cantidad de casas por milla cuadrada; el porcentaje de hogares encabezados por mujeres; el porcentaje de unidades de vivienda vacantes; y el porcentaje de residentes que votaron por un candidato presidencial conservativo en las elecciones más recientes.
 
Los investigadores encontraron que:
 
  • Las actitudes y comportamientos estigmatizadores hacia las personas con discapacidades psiquiátricas eran más comunes en algunos tipos de vecindarios que en otros: Los miembros de la comunidad viviendo en zonas con menos recursos socioeconómicos (por ejemplo, ingresos más bajos, más familias recibiendo asistencia pública, y una proporción más alta de hogares encabezados por mujeres) reportaron más actitudes y comportamientos estigmatizadores contra las personas con discapacidades psiquiátricas que los miembros comunitarios viviendo en zonas con más recursos socioeconómicos. Además, los miembros de la comunidad viviendo en los vecindarios menos poblados, con una mayor proporción de unidades de vivencia vacantes, y aquellos con inclinaciones políticas más conservativas, también reportaron actitudes y comportamientos estigmatizadores.
  • Las experiencias de estigma tuvieron un impacto en la participación comunitaria: Los participantes con discapacidades psiquiátricas que reportaron que experimentaban más interacciones estigmatizadores con miembros de la comunidad reportaron menos participación fuera de su hogar y menos socialización con amigos y familia, que los participantes con discapacidades psiquiátricas que reportaron que experimentaban menos estigma. Este patrón se mantuvo incluso después de tener en cuenta la severidad de síntomas psiquiátricos que los participantes informaron experimentar.
  • La vivienda, el estigma, y la participación laboral estaban relacionados: Los participantes con discapacidades psiquiátricas que han vivido en viviendas dispersas eran menos activos en actividades relacionadas con el trabajo si vivían en comunidades donde los miembros de la comunidad reportaron más actitudes y comportamientos estigmatizadores. Lo opuesto fue cierto para aquellos participantes con discapacidades psiquiátricas que vivían en viviendas colectivas: para aquellos participantes, un mayor estigma en sus comunidades estaba relacionados con niveles más altos de participación relacionada con el trabajo.
  • Las personas con discapacidades psiquiátricas pueden haberse sentido estigmatizadas en su comunidad, incluso si los miembros de la comunidad informaron menos actitudes y comportamientos estigmatizadores. La magnitud de las actitudes y comportamientos estigmatizadores que los participantes con discapacidades psiquiátricas informaron experimentaban no estaba relacionada con el alcance real de tales actitudes y comportamientos informados por los miembros de la comunidad viviendo en sus códigos postales.

Los autores señalaron que las actitudes y comportamientos hacia las personas con discapacidades psiquiátricas pueden variar entre las comunidades, y pueden depender de múltiples factores, incluyendo el estado socioeconómico, creencias políticas, y los tipos de vivienda de los residentes de la comunidad. Los desarrolladores de programas de reducción de estigma pueden desear especialmente dirigirse a las comunidades que son de estado bajo socioeconómico, más suburbanas, o más conservativas para abordar los conceptos erróneos o temores que pueden ser frecuentes en esas comunidades. Para las personas con discapacidades psiquiátricas, las percepciones de estigma pueden impactar su participación en sus comunidades, independientemente de la severidad de sus síntomas. Abordar el estigma percibido puede ser tan importante como abordar de actitudes y comportamientos estigmatizadores a nivel comunitario que influyen la participación comunitaria. Además, el impacto del estigma puede ser diferente para personas que viven en un entorno más comunitario en comparación con aquellos que viven en viviendas separadas sin espacios compartidos. La investigación futura puede ser útil para comprender mejor cómo las situaciones de vivienda y los factores del vecindario pueden interactuar con las actitudes y comportamientos de los miembros de la comunidad para influir la participación comunitaria para las personas con discapacidades psiquiátricas.

Para Obtener Más Información

El Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación sobre la Vida Comunitaria y Participación de Personas con Discapacidades Psiquiátricas ofrece una colección diversa de recursos para reducir la discriminación contra las personas con discapacidades psiquiátricas (en inglés) y crear comunidades acogedoras (en inglés), incluyendo los lugares de trabajo y lugares religiosos.
 
El Departamento de Salud y Servicios Humanos ofrece un Kit de Instrumentos para las Conversaciones Comunitarias sobre la Salud Mental para ayudar a las comunidades y a grupos a planificar y facilitar el diálogo sobre la salud mental.

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Gonzales, L., Yanos, P.T., Stefancic, A., Alexander, M.J., y Harney-Delehanty, B. (2018) La función de los factores del vecindario y estigma comunitario en la predicción de la participación comunitaria entre personas con discapacidades psiquiátricas (en inglés). Servicios Psiquiátricos, 69(1), 76-83. Este artículo está catalogado en la colección de NARIC bajo el Número de Acceso J78xxx y solo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2018-03-21