Nuevo Estudio Encuentra que los Patrones de Migración Urbana-Rural Pueden Ser Diferentes para Personas con y sin Discapacidades

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Los estudios de los datos de encuesta han mostrado que, en los Estados Unidos, un mayor porcentaje de personas que viven en áreas rurales tienen una discapacidad, en comparación con las personas viviendo en áreas urbanas. Tener una discapacidad puede influir los patrones de migración de las personas, sus decisiones de mudarse, quedarse, o alejarse de una ubicación geográfica particular. Por ejemplo, si bien las personas sin discapacidades pueden mudarse de las áreas rurales a las urbanas para buscar oportunidades laborales; personas con discapacidades pueden permanecer en su lugar para evitar los costos y el estrés de la mudanza. Además, las personas sin discapacidades, pero que viven con alguien con una discapacidad, también pueden tomar decisiones sobre dónde vivir que están influenciadas por las necesidades de los miembros del hogar. En un reciente estudio financiado por NIDIRLR, los investigadores analizaron los patrones de residencia y migración de estadounidenses con discapacidades, estadounidenses sin discapacidades, y estadounidenses viviendo con una persona con una discapacidad. Los investigadores querían averiguar si estos tres grupos diferían en el porcentaje de personas que permanecía en su lugar. Los investigadores también estaban interesados en saber cómo las decisiones de moverse o quedarse diferían según la edad o si vivían en comunidades rurales o urbanas. Entre los que se mudaron, los investigadores también querían averiguar si tendían a mudarse a lugares más rurales o urbanos.

Los investigadores en el Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación para las Soluciones Basadas en el Lugar para la Participación, Salud, y Empleo en la Comunidad Rural (en inglés) analizaron los datos de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (ACS, por sus siglas en inglés), una encuesta demográfica representativa a nivel nacional, recopilada entre 2011 y 2015. En esta encuesta, se les preguntó a los entrevistados si tenían una discapacidad auditiva, visual, cognitiva, o de autoatención, o si vivían con alguien que tenía una discapacidad. También se les pidió que informaran su edad, raíz/etnicidad, educación, nivel de ingresos, el condado donde vivían actualmente, y si se habían mudado o no en el último año. A los entrevistados que informaron mudarse se les pidió que indicaran dónde habían vivido anteriormente. Los investigadores codificaron los condados de residencia actuales y previos de los entrevistados en una escala de 1 (grande área metropolitana) a 9 (pueblo pequeño no cerca a ninguna área metropolitana) derivados de las clasificaciones desarrolladas por el Servicio de Investigación Económica.

            Los investigadores encontraron que:

  • En general, alrededor del 13% de los entrevistados tenían una discapacidad, y otro 13% informó que vivía con una persona con una discapacidad.
  • Un mayor porcentaje de los entrevistados en áreas más rurales tenían una discapacidad. Entre los entrevistados en las áreas rurales, 16% o más informaron tener una discapacidad. En las áreas más rurales, hasta el 18% de los entrevistados informaron tener una discapacidad. En comparación, 11% de los entrevistados en áreas urbanas grandes informaron tener una discapacidad. Este patrón se mantuvo incluso después de tener en cuenta las diferencias de la edad, raíz/etnicidad, educación, e ingresos.
  • En general, los entrevistados sin discapacidades tuvieron la tasa de migración más alta, con 5.4% informando que se mudaron en el último año.  Por el contrario, solo 4.6% de los entrevistados con discapacidades, y 4.2% de los entrevistados que vivían con una persona con una discapacidad, se habían mudado en el último año.
  • Las tasas de migración en los tres grupos variaron según la edad: Para los entrevistados sin discapacidades, las tasas de migración fueron más altas para los adultos jóvenes, disminuyendo en la edad media y mayor. Para los entrevistados con discapacidades, las tasas de migración fueron más bajas para los adultos jóvenes, pero aumentaron para los adultos de entre 30 y más años de edad. Los entrevistados que vivían con personas con discapacidades también migraron con menos frecuencia en la edad adulta joven y un poco más a menudo en la edad avanzada que los entrevistados sin discapacidades.
  • Entre los entrevistados que se habían mudado, los entrevistados sin discapacidades mostraron una tendencia a trasladarse de las zonas rurales a las más urbanas, mientras que los entrevistados con discapacidades tenían la misma probabilidad de alejarse de las zonas rurales y urbanas.

Los autores notaron que, según los resultados de este estudio, alrededor de uno en cuatro estadounidenses tienen una discapacidad o viven con una persona con discapacidades, y eso puede influir sus decisiones sobre dónde vivir. Pueden elegir permanecer en el lugar con más frecuencia que las personas sin discapacidades, particularmente en edades más jóvenes. Mientras que las personas sin discapacidades pueden alejarse de las áreas rurales para buscar oportunidades en las ciudades, las personas con discapacidades y sus familias viviendo en las áreas rurales pueden optar por quedarse donde están, tal vez para permanecer cerca de la familia y redes de apoyo establecidas. Sin embargo, los autores notaron que esto no explica completamente el mayor porcentaje de personas con discapacidades que viven en zonas rurales. Las investigaciones futuras pueden ser útiles para explorar otros factores que influyen las elecciones residenciales realizadas por las personas con discapacidades y sus familias a lo largo de la vida.

Para Obtener Más Información

El Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación para las Soluciones Basadas en el Lugar para la Participación, Salud, y Empleo en la Comunidad Rural (RTC: Rural, por sus siglas en inglés) (en inglés) ofrece una gran cantidad de investigaciones y recursos basados en la evidencia para apoyar a las personas con discapacidades que viven en comunidades rurales y a los profesionales que trabajan con ellos. Incluyen la Serie de Mapas sobre la Discapacidad en los Estados Unidos (en inglés), que presenta la geografía de la discapacidad en mapas compartibles a todo color.

La Oficina del Censo de los Estados Unidos lanzó el Censo 2020, que contará a todas las personas que viven en los Estados Unidos. La participación en el Censo 2020 es importante para todas las comunidades, desde las ciudades más grandes hasta las áreas más rurales. Los datos recopilados influirán el financiamiento comunitario y representación en el Congreso para la próxima década, e informarán la asignación de más de $675 mil millones en fondos federales para cosas como la transportación, educación, Medicare y Medicaid, y otros programas y servicios. Obtenga más información sobre el Censo y los esfuerzos para hacerlo accesible a todos (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

von Reicher, C., y Berry, E.H. (2019). Los patrones rural-urbanos de discapacidad: La función de la migración (en inglés). Población, Espacio, y Lugar. 2019. Este artículo está disponible de la Colección de NARIC bajo el Número de Acceso J82290 y solo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2020-04-29