Volumen 10, Número 2, La Interfaz Cerebro/Computadora y Enfermedades/Trastornos Neuromusculares

En esta edición de reSearch, exploramos el tema de la tecnología de la interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) para individuos con enfermedades/trastornos neuromusculares (NMD por sus siglas en inglés). La interfaz cerebro computadora (BCI), también conocida como la interfaz cerebro- o mente-máquina, es un sistema  de interfaz de comunicación directa entre un dispositivo externo y el cerebro, que permite a un individuo comunicarse con, o controlar una computadora u otro dispositivo electrónico, usando sus ondas cerebrales sin movimiento del sistema neuromuscular. (Obtenido de: http://www.brainvision.co.uk/blog/2014/04/the-brief-history-of-brain-computer-interfaces).  Hay dos tipos de sistemas BCI: invasivos y no invasivos. Los sistemas invasivos requieren un procedimiento quirúrgico para implantar electrodos en o cerca de la superficie del cerebro; mientras que los sistemas no invasivos involucran el uso de una tapa (similar en apariencia a un gorro de natación de tela) que guardan electrodos aplicados en su lugar en el cuero cabelludo. Los sistemas no invasivos requieren el uso de un gel conductor y proporcionan poca o ninguna molestia otra que la de tener que lavar el gel del cabello después de su uso. Si el sistema BCI es invasivo o no invasivo, el proceso es el mismo - las señales cerebrales son recogidas por los electrodos y enviados a la computadora y el software traduce estas señales en órdenes a la computadora (Recuperado de: http://www.alsa.org/als-care/resources/publications-videos/factsheets/brain-computer-interface.html). 

Esta edición de reSearch proporciona una “instantánea” de más de 20 años de investigación sobre la BCI. Esta “instantánea” presenta una visión general de la BCI y su uso con personas con enfermedades/trastornos/neuromusculares (por ejemplo, esclerosis lateral amiotrofia [ELA], síndrome de enclaustramiento [LIS por sus siglas en inglés], síndrome de persona rígida [SPR], esclerosis múltiple [EM], etc.). Los términos de búsqueda combinados para esta edición de reSearch incluyeron: interface cerebro computadora, BCI, enfermedades/trastornos neuromusculares, ELA, EM, enclaustramiento, persona rígida, y neurona motora. Una lista de más de 200 términos descriptores adicionales entre las bases de datos de NARIC, CIRRIE, Cochrane, IEEE Explore, y PubMed se pueden encontrar al fin de este documento.

Una búsqueda de la base de datos REHABDATA resultó en 18 documentos publicados entre 1995 y 2015. Las búsquedas de las bases de datos CIRRIE y ERIC resultaron en 2 documentos entre 1996 y 2002, y 2 documentos entre 1993 y 2013, respectivamente. Las búsquedas en la base de datos Cochrane resultaron en 2 documentos entre 2004 y 2014. Por último, una búsqueda de las bases de datos IEEE Explore y PubMed resultó en 23 documentos entre 1998 y2014, y 33 documentos entre 2002 y 2015, respectivamente. Las menciones completas se incluyen en este expediente investigativo.

Referencias:

Fried-Oken, M. & Peters, B.  (2014).  Interfaz cerebro-computadora (ICC)Asociación de ELA.  Obtenido de http://www.alsa.org/als-care/resources/publications-videos/factsheets/brain-computer-interface.html.  

(2014, Abril 30).  La breve historia de interfaces cerebro-computadoraBrain Vision UK Blog.  Obtenido de http://www.brainvision.co.uk/blog/2014/04/the-brief-history-of-brain-computer-interfaces


Proyectos financiados por NIDILRR relacionados a la interfaz cerebro-computadora y las enfermedades/trastornos neuromusculares

Además de las búsquedas de documentos, realizamos búsquedas en nuestra Base de Datos del Programa de NIDILRR para localizar a los concesionarios/proyectos relacionados con BCI y NMD. La búsqueda resultó en seis proyectos actualmente financiados y seis proyectos que ya no están activos. La información de los proyectos y sus publicaciones se ofrecen como recursos adicionales para nuestros clientes.

Centro de Formación Avanzada sobre la Investigación de Rehabilitación sobre la Rehabilitación Neuro-músculo-esquelética
Número del Proyecto: H133P070007
Teléfono: 973/324-3500
Correo electrónico: pbarrance@kesslerfoundation.org.
 
Formación Avanzada sobre la Investigación de Rehabilitación en los Trastornos Neuromusculares y de Neurodesarrollo
Número del Proyecto: H133P110005
Teléfono: 916/734-5292
 
Desarrollo de un Sistema Robótico de Asistencia Inteligente para los Individuos con Esclerosis Múltiple
Número del Proyecto: H133G120275
Teléfono: 407/882-2820
Correo electrónico: abehal@ucf.edu
 
Centro de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación sobre la Comunicación Aumentativa y Alternativa (El RERC sobre CAA)
Número del Proyecto: H133E140026
Teléfono: 814/863-2010
Correo Electrónico: jcl4@psu.edu.
 
Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación sobre las Enfermedades Neuromusculares (RRTC-NMD por sus siglas en inglés)
Número del Proyecto: H133B090001
Teléfono: 916/734-4280
Correo electrónico: scott.branum@ucdmc.ucdavis.edu.
 
Formación Avanzada sobre la Investigación de Rehabilitación Neuromotora en la Universidad de Maryland (UNMARRT por sus siglas en inglés)
Número del Proyecto: H133P100014
Teléfono: 410/706-1771
Correo electrónico: mmartinez@som.umaryland.edu.
 
Estos proyectos han finalizado sus actividades de investigación y ahora están cerrados:
 
Una interfaz háptica adaptiva para individuos con discapacidades
Número del Proyecto: H133S040119
Teléfono: 434/973-1215
Correo electrónico: olowin@barron-associates.com.
 
Interfaces de computadora de asistencia para personas con trastornos de movimiento
Número del Proyecto: H133G30064
Teléfono: 410/955-7093
Correo electrónico: nthakor@eureka.wbme.jhu.edu.
 
Interfaz cerebro computadora para mejorar el acceso a la comunicación
Número del Proyecto: H133S120039
Teléfono: 763/515-5355
Correo electrónico: triehle@koonisbiotech.com.
 
Voz sintética personalizada usando ModelTalker: Desarrollo y evaluación
Número del Proyecto: H133G990182
Teléfono: 302/651-6835
Correo electrónico: bunnell@asel.udel.edu.
 
Preparaciones para las pruebas en el hogar de interfaces cerebro-computadora operando la tecnología de asistencia
Número del Proyecto: H133G090005
Teléfono: 734/936-7170
Correo electrónico: janeh@umich.edu.
 
Una interfaz cerebro computadora basada en la sinergia para reanimar las manos paralizadas
Número del Proyecto: H133F100001
Teléfono: 610/306-8539
Correo electrónico: rkv3@pitt.edu.

Los documentos de la Búsqueda en REHABDATA de NARIC se enumeran a continuación:

2015

Aloise, F., Arico, P., Cincotti, F., Desideri, L., Holz, E.M., Kubler, A., Leotta, F., Mattia, D., Riccio, A., & Romondini, M. (2015). Una interfaz cerebro-computadora basada en P300 híbrido para mejorar la facilidad de uso para las personas con discapacidad motora severa: Señales electromiográficas para la corrección de errores durante una tarea de ortografía. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplemento 1), S54-S61.
Número de Acceso de NARIC: J70942
RESUMEN: El estudio evaluó el impacto de un control híbrido sobre la usabilidad de un sistema de interfaz cerebro-computadora (BCI) basado en P300 que fue diseñado para controlar un software de tecnología de asistencia y fue integrado con un canal electromiográfico para la corrección de errores. Los 11 participantes en este estudio piloto incluyeron 8 sujetos sanos y 3 sujetos con discapacidades motoras severas. Las tres personas con discapacidad motora severa fueron identificadas como candidatos potenciales para beneficiarse del propuesto sistema BCI híbrido para la comunicación e interacción del medio ambiente. Para investigar la mejora en la usabilidad, dos modalidades de control del sistema BCI se compararon: un modo de control basado en P300 y el otro basado en el P300 híbrido electromiográfico. La usabilidad del sistema fue evaluado según las siguientes medidas de resultados dentro de tres dominios: (1) la eficacia (precisión general del sistema y la precisión de BCI basada en P300); (2) eficiencia (tiempo de producción y carga de trabajo de los usuarios); y (3) satisfacción (satisfacción de los usuarios). También se consideraron la tasa de transferencia de información y el tiempo para la selección. Los resultados obtenidos de los participantes saludables estaban en favor de una usabilidad más alta del control híbrido en comparación con el no híbrido. Una tendencia similar se indicó por los resultados observacionales recogidos de cada uno de los tres posibles usuarios. La modalidad propuesta de control de BCI híbrido podría proporcionar a los usuarios con discapacidad motora severa con una opción adicional para explotar alguna actividad muscular residual.
 
Bacher, D., Cash. S.S., Friehs, G., Hochberg, L.R., Jarosiewicz, B., Masse, N.Y., Newell, K., Oakley, E.M., Simeral, J.D., & Stavisky, S.D. (2015). Comunicación neural de apuntar y hacer clic por una persona con síndrome de enclaustramiento incompleto. Neurorrehabilitación y reparación neural, 29(5), 462-471.
Número de Acceso de NARIC: J71452
RESUMEN: El estudio evaluó la habilidad de un individuo con síndrome de enclaustramiento incompleto inscrito en el ensayo piloto clínico sobre el Sistema de Interfaz Neural BrainGate para comunicarse usando un control neural de apuntar y hacer clic. Los sistemas de interfaz neural, también llamados interfaces de cerebro-computadora (BCIs por sus siglas en inglés), son dispositivos que pueden conectar el sistema nervioso a un dispositivo externo con el objetivo de restaurar la movilidad y comunicación a los individuos con parálisis y anartria (incapacidad de hablar) resultando de los trastornos neurológicos. Una interfaz de objetivo general fue desarrollada para proporcionar control de un cursor de computadora en tándem con uno de dos teclados virtuales en pantalla: (1) un teclado QWERTY estándar y (2) el Teclado Radial BrainGate, que fue diseñado para mejorar el rendimiento y facilidad de uso para la comunicación neural de apuntar y hacer clic. El participante utilizó esta interfaz para comunicarse cara-a-cara con personal de investigación mediante el uso de la conversión texto-a-voz, y usar de forma remota una aplicación de chat en Internet. El Teclado Radial se comparó al teclado QWERTY estándar en una tarea de copia ortografía equilibrada. Los resultados mostraron que el Teclado Radial produjo una mejora significante en la precisión y velocidad de escritura, lo que permite tasas de mecanografía mayor que 10 caracteres correctos por minuto. Por otra parte, el participante informó preferir fuertemente el Teclado Radial sobre el teclado QWERTY, citando su velocidad y facilidad de uso. Este estudio demuestra el primer uso de una BCI intracortical para la comunicación neural de apuntar y hacer clic por un individuo con síndrome de enclaustramiento incompleto.
 
Beeker, G., Fried-Oken, M., Heckman, S.M., Huggins, J.E., Peters, B., Wolf, C., & Zeitlin, D. (2015). Los usuarios de una interfaz cerebro-computadora hablan de: El foro de usuarios virtuales en la reunión internacional de interfaz cerebro-computadora de 2013. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplemento 1), S33-S37.
Número de Acceso de NARIC: J70939
Número del Proyecto: H133G090005
RESUMEN: El artículo informa sobre el Foro de los Usuarios Virtuales, incluyendo los resultados iniciales de la investigación en curso que se lleva a cabo por dos grupos de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés), con el objetivo de fomentar el uso generalizado de investigación de acción participativa en todos los esfuerzos BCI. Más de 300 investigadores se reunieron en la Junta Internacional de BCI de 2013 para discutir la práctica actual y los futuros objetivos para la investigación y desarrollo de BCI. Los autores organizaron el Foro de los Usuarios Virtuales en la junta para proporcionar a la comunidad BCI con los comentarios de los usuarios. Las encuestas en línea y entrevistas en persona fueron usadas para solicitar las opiniones de personas con discapacidades que son usuarios BCI expertos y novatos. Sus respuestas se organizaron en cuatro temas principales: métodos actuales de comunicación (no BCI), experiencias con la investigación de BCI, retos de los BCI actuales, y el futuro desarrollo de BCI. Dos autores con discapacidades severas hicieron presentaciones durante el Foro de Usuarios Virtuales, y sus comentarios están integrados con otros resultados. Mientras que las esperanzas de los pacientes para BCI del futuro siguen siendo altas, sus comentarios sobre los sistemas disponibles reflejan los comentarios hechos por consumidores sobre la tecnología de asistencia convencional. Reflejan las preocupaciones sobre la fiabilidad (es decir, exactitud/velocidad de escribir), utilidad (es decir, aplicaciones y el deseo de interacciones en tiempo real), la facilidad de uso (es decir, portabilidad y configuración del sistema), y apoyo (es decir, apoyo técnico y formación del proveedor de cuidados). Las personas con discapacidades, como usuarios destinatarios de los sistemas BCI, pueden proporcionar opiniones valiosas sobre el desarrollo de BCI como una tecnología de asistencia. Con este fin, la investigación de acción participativa debe ser considerada como una metodología valiosa para la investigación futura de BCI.
 
Botrel, L., Holz, E.M., Kaufmann, T., & Kubler, A. (2015). El uso independiente a largo plazo de una interfaz cerebro-computadora en el hogar mejora la calidad de vida de un paciente en estado de enclaustramiento: Un estudio de casos. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplementario 1), S16-S26.
Número de Acceso de NARIC: J70937
RESUMEN: Este estudio de caso demostró el uso independiente de una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) en el hogar por un paciente de 73 años de edad con esclerosis lateral amiotrófica en estado de enclaustramiento y el efecto que tuvo en su calidad de vida. La aplicación Brain Painting P300 controlado por BCI fue instalado en el hogar del paciente. La familia y proveedores de atención fueron entrenados en la creación del sistema BCI. Después de cada sesión BCI, el usuario indicó el nivel subjetivo de control, pérdida de control, nivel de agotamiento, satisfacción, frustración, y disfrute. Para observar el uso de BCI en el hogar, los datos de evaluación de cada sesión fueron enviados automáticamente y se almacenan en un servidor remoto. La satisfacción con la BCI como un dispositivo de asistencia y el volumen de trabajo subjetivo fueron indicados por el paciente. La usabilidad de la BCI fue evaluada en términos de su eficacia, efectividad, y satisfacción. La influencia de la BCI en la calidad de vida del usuario fue evaluada. El paciente pintó en casi 200 sesiones BCI (de 1 hasta 3 veces a la semana) con una duración media de pintura de 81.86 minutos. En la mayoría de las sesiones BCI, la satisfacción fue alta. EL descontento ocurrió principalmente debido a los problemas técnicos al inicio del estudio o variable de control BCI. El volumen de trabajo subjetivo fue moderado. Brain Painting tuvo un impacto positivo en la competencia, adaptabilidad, y autoestima del paciente. Los resultados demuestran que el uso independiente en el hogar de una aplicación de pintar controlada por BCI es viable e influye positivamente la calidad de vida y apoya la inclusión social del paciente.
 
Calabrese, B., Caruso, M., Cincotti, F., Frasca, V., Inghilleri, M., Liberati, G., Mattia, D., Mecella, M., Pizzimenti, A., Schettini, F., & Simione, L. (2015). Un dispositivo de asistencia con entradas de una interfaz cerebro-computadora convencionales y alternativas para mejorar la interacción con el ambiente para personas con esclerosis lateral amiotrófica: Un estudio de viabilidad y usabilidad. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplemento 1), S46-S53.
Número de Acceso de NARIC: J70941
RESUMEN: El estudio evaluó la viabilidad y usabilidad de un prototipo de tecnología de asistencia (TA) operado con una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basado en P300 para proporcionar a los usuarios con varios grados de insuficiencia muscular resultando con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) con aplicaciones de control de la comunicación y el medio ambiente. Las funcionalidades del prototipo TA fueron implementadas para controlar los dispositivos electrónicos disponibles en un espacio como un apartamento diseñado para ser plenamente accesible para personas con discapacidades motoras para la terapia ocupacional, colocados en un hospital de rehabilitación neurológica. El prototipo de TA fue evaluado por ocho usuarios finales con ELA usando tres condiciones experimentales basadas en: (1) solo una ampliamente validada BCI basada en P300; (2) el prototipo TA operado por un dispositivo de entrada convencional/alternativa a la medida de las habilidades motoras residuales del usuario final específico; y (3) el prototipo TA con acceso por una BCI basada en P300. Estas tres condiciones fueron presentadas a todos los participantes en tres sesiones diferentes. La usabilidad del sistema fue evaluada en términos de los dominios de eficacia (precisión), eficiencia (tasa de escribir un símbolo, tiempo para la selección correcta, volumen de trabajo), y la satisfacción del usuario final (satisfacción general). Se realizó una comparación de los datos recogidos en las tres condiciones. La eficacia y satisfacción del usuario final no fueron significativamente diferentes entre las tres condiciones experimentales. Condición tres era menos eficiente que la condición dos tal como se expresa por el tiempo más largo para la selección correcta. Los resultados indican que una BCI puede ser utilizada como un canal de entrada para acceder una TA por personas con ELA, sin reducción significativa de la usabilidad.
 
Carroll, A., Coyle, D., McCreadie, K., McElligott, J., & Stow, J. (2015). La evaluación de la modulación sensoriomotora y la formación en interfaz cerebro-computadora en los trastornos de la conciencia. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplementario 1), S62-S70.
Número de Acceso de NARIC: J70943
RESUMEN: El estudio evaluó conocimiento en cuatro temas en un estado de conciencia mínima después de una lesión cerebral, usando una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en el electroencefalograma (EEG), y determinó si estos pacientes pueden aprender a modular los ritmos sensoriomotores con feedback visual, feedback auditiva en estéreo, o ambos. La evaluación basada en el EEG inicial incluyó movimiento de la mano o movimiento los dedos del pie imaginado y fue usada para activar las áreas sensoriomotoras y modular los ritmos cerebrales durante 90 ensayos para cada sujeto. Los análisis dentro del sujeto y dentro del grupo se llevaron a cabo para evaluar las activaciones significativas. Un análisis dentro del sujeto se realizó que implica múltiples sesiones de formación sobre la tecnología BCI para mejorar la capacidad del usuario para modular los ritmos sensoriomotores a través del feedback visual y auditivo. La detección de conciencia se determinó de los patrones sensoriomotores que fueron diferentes para cada tarea de imagen motora. El rendimiento BCI se determinó a partir de la media precisión de clasificación de los patrones cerebrales por el uso de un marco de procesamiento de la señal BCI y la evaluación del rendimiento en múltiples sesiones. Todos los sujetos demostraron activación cerebral significante y apropiada durante la evaluación inicial y el feedback en tiempo real fue proporcionado para mejorar la excitación. Se observó activación consistente en varias sesiones. La evaluación basada en el EEG mostró que los pacientes en un estado de conciencia mínima pueden tener la capacidad de operar un sistema sencillo de comunicación basado en la BCI, incluso sin ningún control volitivo detectable de movimiento.
 
Chiodo, A.E., Huggins, J.E., Moinuddin, A.A., & Wren, P.A. (2015). ¿Qué es lo que quieren los usuarios de interfaz cerebro-computadora?: Opiniones y prioridades de los potenciales usuarios con lesión de la médula espinal. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplemento 1), Pgs. S38-S45.
Número de Acceso de NARIC: J70940
Número(s) de lo(s) Proyecto(s): H133G090005; H133N110002)
RESUMEN: El estudio investigó a personas con una lesión de la médula espinal (LME) para determinar sus prioridades para las aplicaciones de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) y características de diseño, junto con la inversión de tiempo y el riesgo aceptable para obtener una BCI. Cuarenta personas con LME participaron, incluyendo 30 individuos identificados en el registro de investigación de LME que fueron investigados por teléfono y 10 participantes de un estudio del uso de BCI que fueron estudiados en persona antes del uso de BCI. Las estadísticas descriptivas de la independencia funcional, situaciones de vivienda y estructuras de apoyo, calificaciones de diferentes características de tareas y diseño, y niveles aceptables de rendimiento, riesgo, e inversión de tiempo se calcularon de los datos de la encuesta. Los participantes fueron clasificados como de baja o alta función basado en sus puntuaciones motor en la Medida de Independencia Funcional. Los resultados indicaron que las BCI eran de interés para el 96 por ciento del grupo de baja función. La comunicación en emergencia fue la tarea de primer orden. Las características de diseño más importantes fueron las “funciones que la BCI proporciona” y la “sencillez de la configuración de la BCI.” El desempeño deseado fue 90 por ciento de precisión, con errores de modo de espera no más de una vez cada 4 horas y velocidades de más de 20 letras por minuto. Se prefieren electrodos secos sobre gel o electrodos implantados. El tiempo medio de configuración aceptable fue de 10 a 20 minutos, satisfaciendo a 65 por ciento de los participantes. La creación de funciones de BCI apropiadas para las necesidades de aquellos con LME será de máxima importancia para la aceptación de BCI con esta población.
 
Daly, J.J., Huggins, J.E. (20150. La interfaz cerebro-computadora: Aplicaciones de rehabilitación actuales y emergentes. Archivos de medicina física y rehabilitación, 96(3, Suplemento 1), S1-S7.
Número de Acceso de NARIC: J71072
RESUMEN: El artículo presenta un suplemento de revista que analiza la investigación sobre el desarrollo y las capacidades de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) para la rehabilitación. Una BCI se puede definir como un sistema que traduce “señales cerebrales a nuevos tipos de productos.” Después de la adquisición de la señal del cerebro, la BCI evalúa la señal del cerebro y extracta las características de la señal que han demostrado ser útiles para la ejecución de tareas. Los artículos en este suplemento proporcionan ejemplos del trabajo llevado a cabo usando una variedad de aplicaciones de la tecnología de BCI, incluyendo la comunicación, actividades de ocio, y aprendizaje motor. Los artículos surgieron de las presentaciones en la Reunión Internacional 2013 sobre la Interfaz Cerebro-Computadora, que se celebró del 3 de junio hasta el 7 de junio 2013, en Pacific Grove, California.
 
Fried-Oken, M., Mooney, A., Oken, B., & Peters, B. (2015). Un protocolo de evaluación clínico para el teclado RSVP de una interfaz cerebro-computadora. Discapacidad y rehabilitación: Tecnología de asistencia, 10(1), 11-18.
Número de Acceso de NARIC: J71072
RESUMEN: El artículo describe el desarrollo de un protocolo de evaluación que identifica las habilidades sensoriales, motoras, cognitivas, y de comunicación que las personas con síndrome de enclaustramiento (PLIS por sus siglas en inglés) necesitan con el fin de utilizar la interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) RSVP Keyboard ™. Un equipo clínico multidisciplinario de siete individuos que representan cinco disciplinas identificaron las habilidades requeridas para el uso del RSVP Keyboard ™. Eligieron preguntas y sub-pruebas de instrumentos estandarizados existentes para la comprensión auditiva, lectura y ortografía, las modificaron para acomodar las modalidades de respuestas no verbales, y desarrollaron nuevas tareas para detectar la percepción visual, atención visual sostenida y la memoria de trabajo. Se incluyeron preguntas sobre las habilidades sensoriales, posicionamiento, la interferencia de dolor y medicamentos. El resultado es una compilación de preguntas, sub-pruebas adaptadas y tareas originales diseñadas para esta nueva BCI. Se administró a 12 PLIS y 6 controles sanos. La administración requiere una hora o menos. Las elecciones si/no y la mirada eran modos de respuesta adecuadas para PLIS. Los controles sanos y nueve PLIS eran 100 por ciento precisos en todas las tareas; tres PLIS perdieron artículos individuales. Los resultados indican que el protocolo de evaluación de BCI RSVP es una breve técnica repetible para identificar la presencia/ausencia de habilidades para el uso de BCI por los pacientes con diferentes niveles de síndrome de enclaustramiento.

2014

Erdogmus, D., Fowler, A., Fried-Oken, M.B., Miller, M., Mooney, A., Oken, B.S., Orhan, U., Peters, B., & Roark, B. (2014). La fusión de interfaz cerebro-computadora con el modelo-electroencefalografía de lenguaje para el síndrome de enclaustramiento. Neurorrehabilitación y reparación neural, 28(4), 387-394.
Número de Acceso de NARIC: J68504
RESUMEN: El estudio desarrolló el RSVP Keyboard para abordar las necesidades de comunicación de individuos con síndrome de enclaustramiento (LIS por sus siglas en inglés), usando una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) no invasiva que implica la rápida presentación visual de serie (RSVP por sus siglas en inglés) de símbolos y un clasificador único con electroencefalografía (EEG) y la fusión de modelo de lenguaje. Las BCI usan señales cerebrales para proporcionar un canal de comunicación no motora para personas con control motor muy limitado. La RSVP Keyboard es el primer dispositivo BCI desarrollado con varias características únicas para personas con LIS. Las letras individuales se presentan en 2.5 por cada segundo. La clasificación informática de las letras como objetivos o no objetivos con base en el EEG se realiza utilizando el aprendizaje de la máquina que incorpora un modelo de lenguaje estadístico para la predicción de la letra a través de la fusión bayesiana que permite que los objetivos se presenten sólo de una a cuatro veces. Después de la evaluación, los sujetos primero calibraron el sistema, y después realizaron una serie de tareas de maestría de la generación equilibrada de palabras que fueron diseñadas con cinco niveles crecientes de dificultad, que se aumentó en la selección de frases para las que la utilidad del modelo de lenguaje disminuyó de forma natural. Seis participantes con LIS y nueve controles sanos completaron el experimento. Todos los participantes LIS lograron dominar la ortografía en el nivel 1 y un sujeto logró el quinto nivel. Seis de nueve participantes controles lograron el quinto nivel. Los resultados sugieren que los individuos con LIS incompleto pueden beneficiarse de un sistema BCI basado en EEG que se basa en la clasificación e EEG y un modelo de lenguaje estadístico. Se discuten medidas para mejorar aún más el sistema.
 
Gruis, K.L., Huggins, J.E., & Thompson, D.E. (2014). Una interfaz cerebro-computadora conecta-y-juega para operar la tecnología de asistencia comercial. Discapacidad y rehabilitación: Tecnología de asistencia, Volumen 9(2), 144-150.
Número de Acceso de NARIC: J68305
Número del Proyecto: H133G90005
RESUMEN: El estudio evaluó el impacto en el rendimiento de la utilización de una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) como un dispositivo de entrada conecta-y-juega para operar la tecnología de asistencia comercial (AT por sus siglas en inglés). Las BCI están destinadas para que las personas con discapacidades físicas severas puedan comunicarse y operar la tecnología sin mover sus cuerpos. Se les pidió a treinta y tres participantes (11 con esclerosis lateral amiotrófica y 22 controles) que operaran dos dispositivos (uno ayuda de comunicación comercial y una computadora portátil separada) usando una BCI. Los resultados fueron comparados con la operación de BCI tradicional por los mismos usuarios. El rendimiento fue evaluado usando la precisión y la utilidad de BCI, una métrica de rendimiento. Noventa y cinco por ciento de los límites de confianza sobre las diferencias del rendimiento fueron calculados usando un modelo lineal mixto. Las diferencias observadas en la precisión y el rendimiento eran pequeñas y no estadísticamente significativas. Los límites de confianza indican que si hay un impacto de rendimiento del uso de una BCI para controlar un dispositivo de AT, el impacto podría fácilmente ser superado por los beneficios del dispositivo en sí mismo. Los resultados sugieren que el control BCI de los dispositivos AT es posible, y la diferencia en el rendimiento parece ser muy pequeña. Se anima a Los diseñadores de BCI a incorporar salidas estándar en su diseño para permitir que los futuros usuarios puedan interactuar con dispositivos de AT familiarizados.

2013

Blain-Moraes, S., Huggins, J.E., Lee, H., Lee, U., & Mashour, G.A. (2013). Comunicación cortical alterada en la esclerosis lateral amiotrófica. Cartas en la neurociencia, 543, 172-176.
Número de Acceso de NARIC: J66657
Número del Proyecto: H133G090005
RESUMEN: El estudio exploró si la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), un trastorno asociado principalmente con la degeneración del sistema motor, es asociada con las alteraciones en la comunicación frontoparietal que puede ser evaluada con la electroencefalografía durante una tarea cognitiva. Once individuos con ELA y 9 controles pareados por edad realizaron la tarea cognitiva de operar una interfaz cerebro-computadora mientras que la electroencefalografía fue grabada en tres sesiones. Utilizando la entropía de transferencia simbólica, la conectividad funcional dirigida fue medida de las regiones frontales a parietales (conectividad retroalimentación) y parietales a frontales (conectividad feedfoward). Los resultados mostraron que la conectividad retroalimentación no fue significativamente diferente entre los grupos, pero la conectividad feedforward fue significativamente mayor en individuos con ELA. Este resultado fue consistente a través de un amplio espectro electroencefalográfico, y en las bandas de frecuencia theta, alfa, y beta. La conectividad de retroalimentación ha sido asociada con el estado de conciencia y se encontró ser independiente de la severidad de síntomas de ELA en este estudio, que puede tener implicaciones significativas para la detección de conciencia en individuos con ELA avanzada. Los autores sugieren que el aumento de la conectividad de feedforward representa una respuesta compensatoria a la pérdida relacionada a la ELA de entrada tal que los estímulos sensoriales tienen suficiente fuerza para cruzar el umbral necesario para el procesamiento consciente en el espacio de trabajo neuronal global.

2012

Andone, I., Anghelescu, A., Ciurea, A.V., Daia, C., Danoczy, M., Fazli, S., Grozea, C., Mihaescu, A.S., Mirea, A., Onose, G., Popescu, C., Popescu, F., Sinescu, C.J., Spanu, A., & Spircu, T. (2012). Sobre la posibilidad de usar la imagen motora de la interfaz cerebro-computadora basada en EEG en los tetrapléjicos crónicos para el control de un brazo robótico de asistencia: Una prueba clínica y seguimiento a largo plazo después de la prueba. Médula Espinal (anteriormente Paraplejía), 50(8), 599-608.
Número de Acceso de NARIC: J64436
RESUMEN: El estudio evaluó la viabilidad de usar un sistema de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basado en la electroencefalografía (EEG), incluyendo un brazo robótico, para la asistencia en alcanzar/agarrar en pacientes con tetraplejia. Este estudio involucró tres fases consecutivas: capacitación/calibración, opiniones, y control del robot. Nueve pacientes fueron sometidos a las sesiones de capacitación preliminar de EEG-BCI y sesiones de control del robot. Las estadísticas implicaron múltiples regresiones lineales y análisis de conglomerados. Un seguimiento basado en un cuestionario, incluyendo la percepción de los pacientes de su capacidad de control de la EEG-BCI, se continuó hasta 14 meses después de los experimentos iniciales. Los resultados indicaron que la clasificación de la precisión de la fase de capacitación/calibración de EEG-BCI tuvo un promedio de 81.0 por ciento. Las sesiones de capacitación de opiniones tuvieron un promedio de 70.5 por ciento de precisión para 7 sujetos que completaron a lo mínimo una sesión de capacitación de opinión. Siete (77.7 por ciento) de los 9 sujetos informaron haber sentido el control del cursor, y 3 sujetos (33.3 por ciento) sintieron que ellos también controlaban el robot a través de su imaginación de movimiento. No ocurrieron efectos secundarios significativos. El rendimiento de BCI se correlacionó positivamente con la densidad del poder espectral beta de la EEG. Otra posible influencia fue la puntuación sensorial de la Escala de Impedimento de la Asociación Estadounidense de la Lesión Espinal; el mayor déficit sensorial puede significar un ligero aumento en la capacidad de realizar BCI basada en la imaginería-motor.
 
Blain-Moraes, S., Gruis, K.L., Huggins, J.E., Schaff, R., & Wren P.A. (2012). Las barreras a y mediadores de la aceptación de los usuarios de la interfaz cerebro-computadora: Resultados de un grupo de enfoque. Ergonomía, 55(5), 516-525.
Número de Acceso de NARIC: J63934
Número de Proyecto(s): H133G090005; H133N110002; H133P090008; H133P090013
RESUMEN: El artículo explora los temas de factores humanos que intervienen en el diseño y evaluación de los sistemas de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) para los usuarios con severas discapacidades motoras. Las BCI están diseñadas para permitir a los individuos con esclerosis lateral amiotrófica (ELA)  a comunicarse y controlar su ambiente. Al traducir señales grabadas directamente del cerebro a la salida de computadora o el control del medio ambiente, las BCI pueden permitir a un individuo inmóvil, sin voz a articular la autonomía y subjetividad, comunicarse y desarrollar relaciones, continuando así a afirmar su personalidad. Un grupo de enfoque se realizó con 8 individuos con ELA que estaban familiarizados con la tecnología BCI y nueve de sus cuidadores para determinar las barreras de y mediadores de aceptación de BCI. Dos categorías claves surgieron: Los factores personales, que incluyeron las preocupaciones físicas, fisiológicas y psicológicas, fueron menos importantes a los participantes que los factores relacionales, que incluían las relaciones corporales, y sociales con la BCI. La importancia de estos factores relacionales fue analizada con respecto a la literatura publicada sobre la teoría con respecto a la literatura de la teoría de la red de redactor y discapacidad. Futuras alternativas  para la investigación se recomienden con base en los temas emergentes del grupo de enfoque.

2011

Andrade, AO. Bothis, G. Losson, E. Naves, E.L.M., Pinheiro, Jr., C.G., & Pino, P. (2001) Los sistemas de comunicación alternativa para personas con severas discapacidades motoras: Una encuesta. Ingeniería biomédica en línea, 10(31).
Número de Acceso de NARIC: J6644
RESUMEN: El artículo proporciona un análisis de la manera en que tres señales bioeléctricas (electromiográfica, electro-oculográfica, y electroencefalográfica) se han utilizado en la comunicación alternativa con pacientes sufriendo alteraciones motoras severas. También ofrece un estudio comparativo de varios métodos aplicados para medir el rendimiento de los sistemas de comunicación alternativa y aumentada (CAA). Los dispositivos de ayuda de comunicación que usan las señales electromiográficas pueden ser subdivididas en tres grupos importantes: emulación de mouse, reconocimiento de voz, y dispositivo de control basado en interruptor. Al ser una manifestación de los movimientos del ojo, las señales electrooculográficas se procesan para identificar la mirada, usualmente para el control del cursor en la pantalla. Sin embargo, el método más popular para la estimación de la mirada es utilizar las cámaras infrarrojas, a través del reflejo en las estructuras del ojo y sus relaciones geométricas. Para personas con discapacidad motora, como el síndrome de enclaustramiento, a menudo se hace imposible comunicarse o controlar una actividad muscular. Sin embargo, estas personas generalmente mantienen las funciones cerebrales y sensoriales intactas. Una solución para superar esto es utilizar la electroencefalografía asociada con la actividad cerebral para controlar una interfaz. Este tipo de interfaz que usa las ondas cerebrales es usualmente llamado interfaz cerebro-computadora. El artículo concluye con un análisis de los métodos reportados en la literatura con el objetivo de medir los rendimientos de los sistemas CAA con y sin el uso de modelos de interacción humano-máquina.

2006

Branner, A., Chaplan, A.H., Chen, D., Donoghue, J.P., Friehs, G.M., Hockberg, L.R., Mukand, J.A., Penn, R.D., Saleh, M., & Serruya, M.D. (2006). El control conjunto neuronal de prótesis por un ser humano con tetraplejia. Naturaleza, 442(7099), 164-171.
Número de Acceso de NARIC: J53625
Número del Proyecto: H133N060014
RESUMEN: El artículo presenta los resultados de una evaluación clínica piloto de una BrainGate (Cyberkinetics, Inc.), una prótesis motora (NMP por sus siglas en inglés) en un hombre con tetraplejia. Una NMO es un tipo de interfaz cerebro-computadora diseñado para restaurar la pérdida de función motora en los humanos paralizados encaminando las señales relacionadas con el movimiento del cerebro hasta los efectores externos. Las NMP requieren que la actividad neuronal dirigida por la intención se convierta a una señal control que permite tareas útiles. La actividad neuronal conjunta grabada a través de una matriz de 96 electrodos implantados en corteza motora primaria del paciente demostró que la moción de la mano pretendida modula los aumentos de patrones corticos tres años después de una lesión de la médula espinal. Los decodificadores fueron creados para producir un cursor neuronal con el que el sujeto habría el correo electrónico simulado y operaba los dispositivos como la televisión. El sujeto también usó el control neuronal para abrir y cerrar una prótesis de mano, y realizar tareas básicas con un brazo robótico multi-articulado.

2001

Birbaumer, N.P., Hinterberger, T., Kaiser, J., Kotchoubey, B., Kubler, A., & Neumann, N. (2001). Comunicación cerebro-computadora: Auto-regulación de los potenciales corticales lentos para la comunicación verbal. Archivos de medicina física y rehabilitación. 82(11), 1533-1539.
Número de Acceso de NARIC: J43250
RESUMEN: El artículo describe la validación de un procedimiento de formación diseñado para permitir la comunicación verbal a través de la autorregulación de los potenciales corticales lentos. Dos pacientes masculinos con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) tardía aprendieron el control voluntario de sus potenciales corticales lentos usando una interfaz cerebro-computadora en el que la actividad cerebral eléctrica se usa para controlar un cursor en una pantalla de computadora. Al cabo de 3 a 8 semanas, ambos habían aprendido a usar esta habilidad para seleccionar letras y palabras y comunicarlas. El protocolo puede ser un modelo para el entrenamiento de otras técnicas de interfaz cerebro-computadora.

1995

McCane, L., McFarland, D.J., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R. (1995). El desarrollo de una comunicación cerebro-computadora directa en una persona con esclerosis lateral amiotrófica. RECREAblity - Recreación y habilidad: ¡Explore las posibilidades! (Procedimientos de la ‘95 Anual Conferencia de RESNA, 9-14 de junio, Vancouver, B.C., Canadá), ed. A. Langton, Arlington, VA: RESNA Press 684-686
Número de acceso de NARIC: O12728
RESUMEN: El artículo presenta una descripción de caso del uso de una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) por un hombre con esclerosis lateral amiotrófica (ALE). El hombre aprendió a usar la actividad EEG sobre la corteza sensoriomotora para controlar el movimiento del cursor en una pantalla de vídeo. Su desarrollo del control fue facilitado por el análisis topográfico off-line y de la frecuencia de los datos EEG grabados durante el entrenamiento. Este análisis condujo a mejoras en el algoritmo en línea que convirtió la actividad EEG hacia el movimiento del conductor, y permitió que el usuario moviera el cursor más rápidamente y más precisamente. Los autores concluyen que la tecnología BCI podría ser una opción de comunicación alternativa para aquellos con ELA. Este artículo fue presentado en la conferencia anual en 1995 de la Sociedad de la Ingeniería de Rehabilitación y Tecnología de Asistencia de América del Norte (RESNA por sus siglas en inglés).

Los documentos de la búsqueda en el Centro para el Intercambio Internacinal de Información sobre la Investigación de Rehabilitación (CIRRIE por sus siglas en inglés) en cirrie.buffalo.edu se enumeran a continuación:

2002

Karmali, F., Kostov, A., & Polak, M. (2002). Control del ambiente por una interfaz cerebro-computadora. La sociedad de ingeniería en medicina y biología, 2000. Procedimientos de la 22 Conferencia Anual de la IEEE, 4, 3001-3.
RESUMEN: En este documento se describe un sistema que usa una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) y por lo tanto permite a las personas con esclerosis lateral amiotrópica (ELA) a controlar los aparatos electrodomésticos, y usar una computadora con programas de voz para comunicarse a través de la articulación de palabras pre-seleccionadas. El ActiveHome de X10, que controla varios electrodómesticos a través de una computadora, se utiliza. Se evaluaron la facilidad de uso, facilidad de aprender, tasa de error, y la cantidad de tiempo necesario para completar la tarea. (Resumen de CIRRIE).

1999

Guger, C., Pfurtscheller, G., Schlogl, A., & Walterspacher, D. (1999). El diseño de una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en EEG de componentes estándares que se ejecuta en tiempo real bajo Windows. Biomedizinische Technik, 44(1-2), 12-6.
RESUMEN: Una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en EEG es una conexión directa entre el cerebro humano y la computadora. Tal sistema de comunicación es necesario para los pacientes con deficiencias motoras severas (por ejemplo, esclerosis lateral amiotrófica) y tiene que operar en tiempo real. Este documento describe la selección de los componentes aprobadas para construir tales BCI y se centra también en la selección de un lenguaje de programación y sistema de operación adecuados. El sistema multicanal funciona bajo Windows 95, equipado con una expansión Kernel de tiempo real para obtener razonables operaciones en tiempo real en una PC estándar. Matlab controla los datos de adquisición y la presentación del paradigma experimental, mientras que Simulink se usa para calcular el algoritmo recursivo de mínimos cuadrados que describe el estado actual de EEG en tiempo real. Los primeros resultados de la nueva BCI de bajo costo muestran que la precisión de la imaginación diferencial del movimiento de la mano izquierda y derecha es alrededor de 95 por ciento.

1996

Himann, N., Kalcher, J., Neuper, C., & Rothl, W., et al. (1996). Interfaz cerebro-computadora (BCI) Graz: Un estudio piloto de los pacientes con deficiencias motoras. Aspectos interdisciplinarios sobre las computadoras ayudando a las personas con necesidades especiales, 1, 155-60.
RESUMEN: Este documento describe la interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en EEG en que el EEG dirige a un canal de comunicación entre el cerebro y un electrodómestico. Un estudio pilot se realizó para explorar el uso de este método con un equipo usado para estudiar a las personas con dificultades motoras. Los resultados demostraron que la imaginación de movimientos resulta en similares patrones EEG tal como la preparación de un movimiento real. (Resumen de CIRRIE).

Los documentos de la búsqueda del Centro de Información sobre los Recursos de Educación (ERIC por sus siglas en inglés) en www.eric.ed.gov se enumeran a continuación:

2013

Chau, T., Guerguerian, A.M., Kuski, A., & Moghimi, S. (2013). Un análisis de interfaces cerebro-computadora basadas en EEG como vías de acceso para los individuos con discapacidades severas. Tecnología de asistencia, 25(2), 99-110.
Número de ERIC: EJ1005025
La electroencefalografía (EEG) es un método no invasivo para medir la actividad cerebral y es un fuerte candidato para el desarrollo de la interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés). Mientras que las BCI pueden ser usadas como un modo de comunicación para los individuos con discapacidades severas, la mayoría  de estudios existentes han reportado evaluaciones de BCI por los individuos sin discapacidad. Teniendo en cuenta que las muchas diferencias en las funciones del cuerpo y escenarios de uso entre los individuos con discapacidades y los individuos sin discapacidades, la participación de la población en la evaluación de BCI es necesaria. En este análisis, 39 estudios informando sobre la evaluación de BCI basada en la EEG por individuos con discapacidades se identificaron en la última década. Con respecto a las poblaciones participantes, una necesidad para la evaluación del rendimiento de BCI para la población pediátrica con discapacidades severas fue identificada como una futura dirección importante. La adquisición de una vía de comunicación fiable durante las etapas tempranas de desarrollo es fundamental en evitar la indefensión aprendida en las discapacidades de inicio pediátrico. Con respecto a la evaluación, el aumento de medidas tradicionales del rendimiento del sistema con aquellos relacionándose a los factores contextuales se recomendó para realizar los diseños centrados en los usuarios apropiados para la integración en la vida real. La consideración de los indicadores del estado del usuario y el desarrollo de paradigmas de capacitación más efectivos se recomienda para los futuros estudios de BCI que involucran a los individuos con discapacidades.

1993

Rechlin, T. (1993). Sistema de comunicación en casos de síndrome “de enclaustramiento”. Revista internacional de investigación de rehabilitación, 16(4), 340-42.
Número de ERIC: EJ477675
Este documento describe un sistema de comunicación asistida por computadora utilizado con éxito en tres casos de “síndrome de enclaustramiento” (en la que las únicas funciones motores confiables son los movimientos de los ojos). El documento concluye que los pacientes que sobreviven el síndrome de enclaustramiento por varias semanas deben tener la oportunidad de comunicarse a través de un sistema adecuado.

Los documentos de la búsqueda en la Base de Datos Cochrane de Análisis Sistemáticos en www.thecochranelibrary.org se enumeran a continuación:

2014

Haider, S., Heckman, S., Hill, N.J., McCane, L.M., Ricci, E., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R. (2014). Una interfaz cerebro-computadora práctica e intuitiva para comunicar ‘si’ o ‘no’ al escuchar. Revista de ingeniería neuronal, 11(3), 035003.
ID: CN-01053775
RESUMEN: OBJETIVO: El trabajo anterior ha demostrado que es posible construir un sistema de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) binaria basada en EEG impulsado exclusivamente por los cambios en atención de los estímulos auditivos. Sin embargo, los estudios anteriores usaron estímulos abruptos y abstractos que a menudo se percibieron como ásperos y desagradables, y cuya falta de significado inherente puede hacer que la interfaz no sea intuitiva y difícil para los principiantes. El objetivo fue establecer si podríamos evolucionar a un sistema basado en estímulos intuitivos más naturales (palabras habladas ‘si’ y ‘no’) sin la pérdida de rendimiento, y si el sistema podría ser usado por personas en un estado de enclaustramiento. ENFOQUE: Se realizó una comparación contrapeso, intercalada dentro del sujeto entre una BCI de transmisión auditiva que usó estímulos por pitidos, y uno que usó estímulos de palabras. Catorce voluntarios sanos realizaron dos sesiones cada uno, en días separados. También recopilamos datos de dos sujetos con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que usaron el sistema basado en las palabras para responder a una serie de simples preguntas de sí o no. RESULTADOS PRINCIPALES: Los potenciales N1, N2, y P3 relacionados al evento provocados por palabras varían más entre los sujetos que aquellos provocados por pitidos. Sin embargo, la diferencia entre las respuestas a los estímulos atendidos y no atendidos fue más consistente con las palabras que los pitidos. El rendimiento con los estímulos de palabras de los sujetos sanos (promedio 77 por ciento ± 3.3 s.e.) fue ligeramente pero no significativamente mejor que su rendimiento con estímulos por pitidos (promedio 73 por ciento ± 2.8 s.e.). Los dos sujetos con ELA usaron la BCI basada en la palabra para responder a las preguntas con un nivel de precisión similar a la de los sujetos sanos. SIGNIFICADO: Puesto que el rendimiento utilizando el estímulo de palabras fue al menos tan bueno como el rendimiento utilizando pitidos, se recomienda que se construyan los sistemas BCI de transmisión auditiva con estímulo de palabras para que el sistema sea más agradable e intuitivo. Nuestros datos preliminares muestran que la BCI con transmisión basada en la palabra es un instrumento prometedor para la comunicación por personas que están enclaustradas.

2004

Birch, G.E., Bohringer, R., Borisoff, J.F., & Mason, S.G. (2004). Control en tiempo real de un videojuego con una interfaz cerebro-computadora directa. Revista de la neurofisiología clínica, 21(6), 404-8.
ID: CN-00502182
RESUMEN: Mason y Birch han desarrollado una interfaz cerebro-computadora para el control intermitente de los dispositivos tales como los sistemas de control ambiental y neuroprótesis. Este interruptor cerebral basado en EEG, llamado LF-ASD, se ha utilizado en varios estudios fuera de línea, pero se conoce poco sobre su usabilidad con dispositivos del mundo real y aplicaciones de computadora. EN este estudio, individuos sin discapacidades y personas con una lesión espinal de alto nivel usaron el interruptor cerebral LF-ASD para controlar un videojuego en tiempo real. Ambos grupos de sujetos demostraron activaciones del interruptor que variaban de 30 por ciento a 78 por ciento y las tasas de positivos falsos en el rango de 0.5 por ciento a 2.2 por ciento en tres sesiones de prueba de 1 hora. Estos niveles corresponden a la precisión de clasificación del interruptor mayor de 94 por ciento para todos los sujetos. Los resultados sugieren que los sujetos con lesiones de la médula espinal pueden operar un interruptor cerebral con la misma habilidad que los sujetos sin discapacidades en un ambiente de control en tiempo real. Estos resultados apoyan los hallazgos de estudios anteriores.

Los documentos de la búsqueda en la Biblioteca Digital IEEE Xplore en eeexplore.ieee.org se enumeran a continuación:

2014

Ibrahim, B.S.K.K., & Sherwani, F. (2014). La estimulación eléctrica funcional basada en una interfaz cerebro computadora: Un bosquejo. Conferencia Anual de la Sociedad de Estimulación Eléctrica Funcional (IFESS por sus siglas en inglés), 2014 IEEE 19 Internacional, 1-5, 17-19 de Septiembre 2014.
doi: 10.1109/IFESS.2014.7036766.
RESUMEN: Las personas afectadas por la lesión de la médula espinal (LME) son generalmente incapaces de mover sus extremidades inferiores debido al control inactivo de los músculos desde el cerebro. Esta falta de movimiento puede dar lugar a nuevas complejidades morales y físicas tal como las enfermedades cardiovasculares, la desmineralización de los huesos, y úlceras de decúbito. El ejercicio y entrenamiento basados en la fisioterapia son recomendados convencionalmente para tales pacientes paralizados que, hasta el presente, no se ha demostrado tener amplia eficiencia de recuperación. Alternativamente, la estimulación eléctrica funcional (FES por sus siglas en inglés) es una técnica relativamente nueva que usa las señales eléctricas para energizar las neuronas y excitar a los tejidos en los músculos mientras que produce la contratación correspondiente en ellos. FES solamente, sin embargo, requiere dispositivos electrónicos específicos para generar y suministrar ciertas señales similares a aquellas generadas por el cerebro humano. Esto necesita algunos dispositivos adicionales para ser utilizados como un sistema de control para que FES identifique y emita los comandos según sea necesario de vez en cuando. Una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) es una vía de comunicación directa entre el cerebro y un dispositivo externo. Utiliza electrodos, colocados en el cuero cabelludo, para recoger señales de la estructura cerebral. Una combinación de BCI y FES puede ser una solución vital para atender este problema, ya que el paciente paralizado puede usar su propia electroencefalografía (EEG) cerebral como un sistema de control para realizar los movimientos requeridos. Este documento discute sus ventajas, deficiencias y los últimos avances en la investigación en este campo. En primer lugar, la significancia de los dispositivos FES se está introduciendo y las diferentes técnicas tecnológicas reportadas en la literatura se discuten. En segundo lugar, el cerebro humano se introduce como un sistema de control para ser empleado dentro de los sistemas BCI para generar la actividad de señales EEG requerida. Finalmente, una incorporación de tanto FES y BCI se sugiere para superar los problemas que presiden con respecto a un control eficiente de los músculos.

2013

Huang, T.W., Sun, K.T., Tai, Y.H., & Tian, Y.J. (2013). La tecnología de ondas cerebrales da acceso a Internet a las personas con discapacidades. Sistemas inteligentes (GCIS por sus siglas en inglés), 2013 Cuarto Congreso Mundial, 331-335, 3-4 de diciembre 2013.
doi: 10.1109/GCIS.2013.59
RESUMEN: Es imposible para las personas con discapacidad grave poder navegar o aprender a través de la Internet debido a la mera falta de control independiente del ratón (mouse). Este documento propone una interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) para ayudar a los individuos con discapacidades severas, como las personas discapacitadas por la esclerosis lateral amiotrófica, en navegar o aprender en la Internet. Mediante el análisis de componentes específicos de potenciales relacionados con eventos, control del cursor se puede lograr. El cursor puede ser controlado por las ondas cerebrales en una manera fácil de usar para mover o hacer clic en la página web. Las mayores contribuciones de esta investigación incluyen: (1) el diseño de una BCI para las personas con discapacidades, (2) la incorporación del controlador del cursor de la BCI en una página web, (3) realizar experimentos clínicos, (4) analizar los resultados experimentales, la precisión del sistema, y la eficacia, y (5) evaluar la viabilidad del sistema y dar sugerencias para el trabajo futuro. Hay dos tecnologías innovadoras propuestas en esta investigación: (1) un componente específico de los ERP localizado en O1, el N2P3 (la diferencia entre el máximo y mínimo de N200 y P300), fue usado para diferenciar las señales apuntadas y no apuntadas (no seleccionadas), (2) en lugar de una BCI de estilo de posición fija, una BCI movible de estilo marca de agua que sigue al cursor fue diseñada. La nueva técnica apoyada por la interfaz que es fácil de usar ayuda a la persona con discapacidad a tener contacto con el mundo exterior que resulta en emociones positivas.
 
Rihana, S., & Saker, M. (2013). La plataforma para el procesamiento de la señal EEG para las imágenes de motor: La aplicación de la interfaz cerebro computadora. Avances en la Ingeniería Biomédica (ICABME por sus siglas en inglés), 2013 2a Conferencia Internacional, 30-33, 11-13 de septiembre 2013.
doi: 10.1109/ICABME.2013.6648839.
RESUMEN: Más de dos millones de personas se ven afectadas por enfermedades nerviosas como la esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, lesión de la médula espinal, parálisis cerebral, y otras enfermedades que están perjudicando las vías neurales que controlan los músculos. De hecho, estás enfermedades causan parálisis severa y las personas sufren de lo que se llama el “síndrome de enclaustramiento.” En consecuencia, una interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) se puede usar como un canal de comunicación alternativo. Este proyecto pertenece a una investigación de la interfaz cerebro computadora. Más precisamente, se centra en el desarrollo de una plataforma no-invasiva de las señales electro-encefalográficas en términos de adquisición, procesamiento anterior, extracción de características para proporcionar un canal de comunicación o control alternativo para el paciente con discapacidades de motor severas.

2012

Lijun, J., Ong, G.P., Tham, E., & Yeo, M. (2012). Silla de ruedas portátil con control cerebral basado en el iPhone. Electrónica industrial y aplicaciones (ICIEA por sus siglas en inglés), 2012 7a Conferencia IEEE, 1592-1594, 18-20 de julio 2012.
doi: 10.1109/ICIEA.2012.6360978.
RESUMEN: Se desarrolló un novedoso sistema que utiliza la tecnología de interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) y un iPhone para controlar una silla de ruedas. Este sistema se desarrolla con el objetivo de ayudar a las personas sufriendo con lesiones de la médula espinal, y esclerosis lateral amiotrófica, debido a la incapacidad de mover las extremidades y el cuerpo causada por la muerte de las células nerviosas. El sistema propuesto utiliza un iPhone para procesar las señales cerebrales (EEG), específicamente las señales de atención, y comandos correspondientes a un dispositivo de ayuda, tal como una silla de ruedas, de forma inalámbrica. En comparación con otros sistemas BCI que se comprenden de una computadora portátil voluminosa y multi-electrodos, el sistema propuesto es portátil, rentable, y fácil de usar. Potencialmente, no sólo las personas que están sufriendo de lesiones de la médula espinal pueden beneficiarse de este sistema. La estructura del sistema y los resultados experimentales serán ilustrados en este documento. No se ha informado sobre un sistema similar.

2011

Ali, M., Imran, M., Rizwan, M., & Ullah, K. (2011). Sistema de comunicación basado en EEG mono-canal de bajo costo para las personas con síndrome de enclaustramiento (sic). Conferencia sobre múltiples temas (INMIC por sus siglas en inglés), 2011 14 IEEE Internacional, 120-125, 22-24 de diciembre 2011.
doi: 10.1109/INMIC.2011.2011.6151455.
RESUMEN: Como el uso de señales biomédicas está increíblemente aumentando tanto en las aplicaciones clínicas y no-clínicas. Tienen mucho en el desarrollo de dispositivos que pueden ser controlados por la información inferida de los pensamientos. Uno de los temas candentes actuales para la investigación es la interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) en la base de señales de EEG. La BCI es una tecnología que hace que los seres humanos controlen una computadora u otros dispositivos en la base de información de pensamientos. Las BCI han dado nuevas esperanzas a las personas que sufren del síndrome de enclaustramiento y discapacidades motoras al proporcionar un medio alternativo de canales de comunicación. Las BCI existentes son multicanal, por lo tanto muy costosas en términos de costo y velocidad de procesamiento, lo que las hace más difíciles de usar domésticamente. El objetivo de este artículo de investigación es introducir un solo robusto canal simple de BCI de bajo costo que podría prevalecer en el mercado. Proponemos una BCI basada en EEG de muy bajo costo que está diseñada para ayudar a las personas con severas discapacidades a comunicarse con otros por medio de texto y SMS. Para hacerlo más sencillo y asequible, el número de canales es limitado a uno y la señal se adquiere a través de electrodos de plata hechos en casa y luego, se alimentan a la computadora a través de la tarjeta de sonido para su posterior procesamiento y extracciones de características. Los resultados experimentales muestran que el sistema propuesto es lo suficientemente capaz de proporcionar un medio de comunicación fiable de bajo costo y una BCI adecuada para su uso doméstico. Su precisión media es 87 por ciento. Los usos potenciales para la tecnología son casi ilimitados. En lugar de un sistema de comunicación, los usuarios con discapacidades podrían tener una silla de ruedas robótica, que les permite moverse e interactuar directamente con los entornos y de este modo se puede utilizar para fines clínicos y no clínicos.
 
Perkusich, A., Perkusich, M.B., & Rached, T.S. (2011). ThinkContacts: Usa tu mente para marcar el teléfono. Electrónica de consumo (ICCE), 2011 Conferencia Internacional IEEE, 105-106, 9-12 de enero 2011.
doi: 10.1109/ICCEE.2011.5722486.
RESUMEN: La integración entre la interfaz cerebro computadora y los dispositivos móviles permite el desarrollo de aplicaciones móviles para las personas con enfermedades neuromusculares graves. Estas aplicaciones pueden aumentar su calidad de vida. Este documento presenta una aplicación móvil que permite a las personas con discapacidades a hacer una llamada telefónica al contacto que desee en la libreta de contactos de su teléfono utilizando exclusivamente su actividad cerebral.

2010

Adom, A.H., Hema, C.R., Paulraj, M.P., & Purushothamam, D. (2010). La interfaz cerebro máquina para las personas físicamente retrasadas utilizando las tareas visuales de color. El procesamiento de señales y sus aplicaciones (CSPA por sus siglas en inglés), 2010 Sexto Coloquio Internacional, 1-4, 21-23 de mayo 2010.
doi: 10.1109/CSPA.2010.554533.
RESUMEN: Una interfaz cerebro máquina es un sistema de comunicación que conecta la actividad del cerebro humano con un dispositivo externo sin pasar por el sistema nervioso periférico y el sistema muscular. Proporciona un canal de comunicación para las personas que están sufriendo con trastornos neuromusculares como la esclerosis lateral amiotrófica, ictus del tronco cerebral, tetrapléjicos y lesión de la médula espinal. En este documento, un simple sistema de BMI basado en la señal EEG emanada mientras que visualiza los diferentes colores se ha propuesto. La propuesta BMI utiliza las tareas de color visual y tiene como objetivo proporcionar una comunicación a través de una señal de control activado por el cerebro para un sistema del cual la operación de tarea requisita puede llevarse a cabo para satisfacer las necesidades de la comunidad de retraso físico. La habilidad de un individuo para controlar su EEG a través de la visualización de colores le permite controlar los dispositivos. La señal EEG fue registrada de 10 sujetos voluntarios sanos utilizando electrodos no invasivos en el cuero cabelludo en las áreas frontales, parietales, corteza motora, y temporales y occipitales. Las señales EEG obtenidas fueron segmentadas y después procesadas mediante el uso de un filtro elíptico. Usando el análisis espectral, las características del espectro de frecuencias de la banda alfa, beta, y gamma se obtuvieron para cada una de las señales EEG. Las características extraídas son entonces asociadas a las diferentes señales de control y un modelo de la red neuronal utilizando un algoritmo de retro-propagación se ha desarrollado. El método propuesto puede ser usado para traducir las señales de visualización de colores a señales de control y usado para controlar el movimiento de un robot móvil. El rendimiento del algoritmo propuesto tiene un promedio de exactitud de clasificación de 95.2 por ciento.
 
Almeida, H., de Almeida Holanda, M.M., de S. Santos, D.F., Perkusich, A., & Rached, T.S. (2010). Multimedios generalizados conscientes de BCI para las personas con discapacidad motor. Sociedad de información (i-Society por sus siglas en inglés), 2010 Conferencia Internacional, 86-91, 28-30 de junio 2010.
RESUMEN: Las tecnologías de asistencia tienen un gran impacto en la vida de personas con enfermedades neuromusculares graves a fin de proporcionar o extender las habilidades funcionales de personas con necesidades especiales. Tales tecnologías promueven la vida independiente, inclusión social, y mejoran la calidad de vida de personas con discapacidades. La interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) es una reciente tecnología que permite la comunicación directa entre el cerebro y el medio ambiente. El desarrollo de sistemas que integran la BCI, dispositivos inteligentes y los servicios generalizados permite a las personas con discapacidades motoras a controlar los dispositivos en cualquier momento y en cualquier lugar. Este artículo presenta una arquitectura para el desarrollo de sistemas generalizados conscientes de BCI para controlar los dispositivos multimedia. El usuario necesita un dispositivo electroencefalográfico y un dispositivo pequeño para interactuar con cualquier dispositivo multimedia. Este artículo trae la implementación de un sistema generalizado consciente de BCI que permite a los usuarios controlar el centro XBMC de medios para reproducir la música o los vídeos.
 
Arshak, K., Burke, E., Condron, J., & Kaneswaran, K. (2010). Hacia una tecnología de asistencia controlada por el cerebro para la movilidad motorizada. La Sociedad de ingeniería en la medicina y biología (EMBC por sus siglas en inglés), Conferencia internacional anual de la IEEE de 2010, 4176-4180, 31 de agosto - 4 de septiembre 2010.
doi: 10.1109/IEMBS.2010.5627385
RESUMEN: Para los individuos con limitaciones de movilidad, los sistemas de sillas de ruedas motorizadas proporcionan una función mejorada, aumento en el acceso a la atención de la salud, educación, y actividades sociales. Los dispositivos de ayuda como el joystick y los interruptores que proporcionan la necesaria ayuda obligatoria para el control eficiente para la silla de ruedas motorizada. Para las personas con destreza limitada, o control fino de los dedos, el acceso a los equipos mecánicos, tales como botones y joystick pueden ser bastante difícil y a veces doloroso. Para los individuos con condiciones como la lesión cerebral traumática, esclerosis múltiple o esclerosis lateral amiotrófica, el control voluntario del movimiento de extremidades puede estar limitado sustancialmente o completamente ausente. Las interfaces cerebro computadora están surgiendo como un posible método para reemplazar las vías de emisión normal de nervios y músculos periféricos del cerebro, permitiendo a los individuos con parálisis un método de comunicación y control de computadora. Este estudio involucra el análisis de electroencefalográficas (EEG) no invasivas derivadas del uso de una interfaz humana máquina recientemente desarrollada para el control de sillas de ruedas motorizadas. Usando una tarea de respuesta tardía, la clasificación binaria de las intenciones de movimiento a la izquierda y derecha fueron clasificadas con una mejor tasa de clasificación de 81.63 por ciento desde un solo ensayo de EEG. Los resultados sugieren que este método puede ser usado para aumentar el control de HMI para los individuos con limitaciones de movilidad graves.
 
Hongtao, W., Peng, C., Ting, L., & Yihong, H. (2010). Sistema de control remoto de la televisión por satélite basado en una interfaz cerebro-computadora. Tecnología de computación inteligente y automatización (ICICTA por sus siglas en inglés), Conferencia Internacional de 2010, 3, 264-267, 11-12 de mayo de 2010.
doi: 10.1109/ICICTA.2010.819.
RESUMEN: Este documento presenta el sistema de control remoto de televisión por satélite basado en una interfaz cerebro-computadora. El Sistema de Televisión Satélite Remoto Controlado por el Cerebro (BCSTRS por sus siglas en inglés) es un sistema en tiempo real que puede ayudar a los pacientes que sufren de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) para seleccionar canales de TV o ajustar el volumen usando sus ondas cerebrales. En este documento, se propone un algoritmo que incluye la adquisición de datos y el proceso, extracción de datos, reconocimientos de patrones y clasificador SVM. Los experimentos demostraron que el BCSTRS es capaz de lograr una tasa de transferencia de información promedio de aproximadamente 18 b/min y 5 sujetos saludables pueden controlar el BCSTRS de manera eficiente con una exactitud promedio de 90 por ciento.
 
In-Ho, L., Jong-Bae, K., Kwang-Ok, A., & Won-Kyoung, S. (2010). El desarrollo de un sistema de llamada de emergencia usando una interfaz de cerebro computadora (BCI). Robótica biomédica y biomecatrónica (BioRob por sus siglas en inglés), 3a Conferencia Internacional de RAS y EMBS de 2010, 918-923, 26-29 de septiembre 2010.
doi: 10.1109/BIOROB.2010.5626331.
RESUMEN: Una interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) puede ser utilizada por personas con trastornos neuromusculares graves para controlar dispositivos externos tales como computadoras o neuro-prótesis. Para mejorar la eficiencia, sin embargo, la mayoría de BCI necesita múltiples canales, sensores mojados, sistemas grandes y complejos. Se hace más uso de BCI restringidas al laboratorio y área médica. En este documento, para resolver la limitación, mentalidad (auricular NeuroSky) que es una BCI disponible en el mercado se adopta y se desarrolla el sistema de llamada de emergencia para las personas con discapacidades graves usando la señal de atención/meditación. Además, para operar en una amplia gama de discapacidades bajo una amplia gama de condiciones ambientales, se proponen algoritmos de determinar el método de gatillo y nivel de umbral. La utilidad del sistema y algoritmo propuesto se verifica por resultado experimental.
 
Rao, R.P.N., & Scherer, R. (2010). Interfaz Cerebro-Computadora [en primer plano]. Revista de procesamiento de señal, IEEE, 27(4), 152-150.
doi: 10.1109/MSP.2010.936774.
RESUMEN: Recientemente, CNN informó sobre el futuro de las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés). Las BCI son dispositivos que procesan las señales cerebrales del usuario para permitir la comunicación directa y la interacción con el medio ambiente. Las BCI pasan por alto las vías de salida neuromuscular normales y se basan en el procesamiento digital de señales y el aprendizaje de máquinas para traducir las señales cerebrales a la acción (Figura 1). Históricamente, las BCI fueron desarrolladas con aplicaciones biomédicas en la mente, tales como la restauración de comunicación en los individuos completamente paralizados y la sustitución de la función motora perdida. Aplicaciones más recientes tienen como objetivo a las personas sin discapacidades, explorando el uso de BCI como un nuevo dispositivo para el entrenamiento y juegos de azar. La tarea de la BCI es identificar y predecir los cambios de comportamiento inducidos o “estados cognitivos” en las señales cerebrales del usuario. Las señales cerebrales se registran ya sea de forma no invasiva de electrodos colocados en el cuero cabelludo [electroencefalograma] o invasiva de electrodos colocados en la superficie de o en el interior del cerebro. Las BCI basadas en estas técnicas de grabación han permitido a los individuos sanos y con discapacidades a controlar una variedad de dispositivos. En este artículo, vamos a describir los diferentes retos y las soluciones propuestas para la interfaz cerebro computadora no invasiva.

2009

Anzalone, S.M., Blanda, C., Buttita, E., Chella, A., Cinquegrani, F., Menegatti, E., Pagello, E., Piccione, F., Prifitis, K., Sorbello, R., Tonin, L., & Tranchina, E. (2009). Una guía robótica de museo tele-operada por BCI. Los sistemas complejos, inteligentes, e intensivos de software, 2009, CISIS ‘09. Conferencia Internacional, 783-78, 16-19 de marzo 2009.
doi: 10.1109/CISIS.2009154
RESUMEN: La interfaz cerebro computadora es un sistema que también ofrece un apoyo a los pacientes con enfermedades neuromusculares como la esclerosis lateral amiotrófica. En este artículo se presentan algunos trabajos con el objetivo de integrar las interfaces cerebro computadora y los robots móviles. Los dos objetivos de este proyecto son: (1) probar una experiencia BCI mejorada a través de la ayuda de un robot físico, por lo que las señales cerebrales son más fuertes para estimular, y (2) utilizar un robot remoto controlado por un paciente altamente paralizado a través de una BCI a través de un usuario gráfico amigable. Algunos experimentos preliminares que se presentan en este artículo son acerca de la posible aplicación: una guía de museo robótica (PeopleBot y Pioneer3 robot), que puede transmitir las percepciones visuales remotas al paciente.

2008

Inoue, T., Kamata, M., Madarame, T., Shino, M., & Tanaka, H. (2008). El desarrollo de un dispositivo de interfaz cerebro computadora para los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica. Sistemas, hombre y cibernética, 2008. SMC 2008. Conferencia Internacional IEEE, 2401-2406, 12-15 de octubre 2008.
doi: 10.1109/ICSMC.2008.4811654
RESUMEN: El objetivo de esta investigación fue desarrollar un dispositivo de comunicación de interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés) para los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA). El dispositivo fue diseñado para satisfacer las necesidades de los pacientes con ELA, y para ser usado a nivel clínico. Las pruebas iniciales se realizaron por los pacientes con ELA, y el resultado se contabilizó en la producción experimental del dispositivo de comunicación. Por último, el dispositivo fue evaluado por los examinados sin discapacidades y los pacientes con ELA. Para los examinadores sin discapacidades, el dispositivo obtuvo una alta tasa de sesiones correctas. Cuando el paciente con ELA fue el usuario, la tasa de corrección no fue tan buena, pero habría anotado altamente si se hubiera elegido un parámetro correcto.

2007

Ang, V.M.H., Burdet, E., Chee, L.T., Guan, C., Laugier, C., Rebsamen, B., Zeng, Q., & Zhang, H. (2007). Controlar una silla de ruedas en casa usando el pensamiento. Sistemas inteligentes, IEEE, 22(2), 18-24.
doi: 10.1109/MIS.2007.26
RESUMEN: La esclerosis lateral amiotrófica, o ELA, es una enfermedad degenerativa de las neuronas motoras que finalmente conduce a la parálisis completa. Estamos desarrollando un sistema de silla de ruedas que puede ayudar a los pacientes con ELA, y a otros que no pueden usar las interfaces físicas como palancas de mando o de seguimiento de la mirada, a recuperar algo de autonomía. El sistema debe ser utilizable en los hospitales y los hogares con una mínima modificación de la infraestructura. Debe ser seguro y de relativamente bajo costo y debe proporcionar una interacción óptima entre el usuario y la silla de ruedas dentro de las limitaciones de la interfaz cerebro-computadora. Con este fin, hemos construido el primer prototipo funcional de una silla de rueda controlada por el cerebro que puede navegar dentro de un ambiente típico de oficina u hospital. Este artículo describe la BCW, nuestra estrategia de control, y el rendimiento del sistema en un entorno típico de edificio. Este prototipo de silla de ruedas controlada por el cerebro usa una señal P300 EEG y una estrategia de orientación del movimiento para navegar en un edificio de forma segura y eficientemente sin sensores complejos o procesamiento de sensor.
 
Ortiz, Jr, S. (2007). Interfaces cerebro-computadora: Donde el humano y la máquina se encuentran. Informática, 40(1), pp. 17-21.
doi: 10.1109/MC.2007.11.
RESUMEN: Durante mucho tiempo, los investigadores han estado trabajando en un matrimonio de hombre y la máquina que suena como algo de la ciencia ficción: una interfaz cerebro-computadora. Las BCI leen las señales u otras manifestaciones de la actividad cerebral y las traducen en un formato digital que las computadoras pueden comprender, procesar, y convertir en acciones de algún tipo, cómo mover un cursor o encender la televisión. Varios investigadores académicos y de organizaciones ahora están trabajando para comercializar la tecnología, mientras que otros proyectos están tomando enfoques innovadores a los BCI que podrían crear productos o servicios interesantes en el futuro no muy lejano. La tecnología es una gran promesa para las personas que no pueden usar sus brazos o manos normalmente porque ellos han tenido lesiones de la médula espinal o sufren de condiciones tales como la esclerosis lateral amiotrófica o parálisis cerebral. BCI podría ayudarles a controlar computadoras, sillas de ruedas, televisiones, u otros dispositivos con la actividad cerebral.
 
Pahuja, R., Pahuja, S., & Singla, R. (2007). Control del medio ambiente mediante el uso de una BCI. Bioinformática e ingeniería biomédica, 2007. ICBE 2007. La primera Conferencia Internacional, 1293-1295, 6-8 de julio 2007.
doi: 10.1109/ICBBE.2007.333.
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) se desarrollan para ayudar a los pacientes con síndrome de enclaustramiento, que pierden control de sus cuerpos y son incapaces de realizar tareas sencillas como el habla, locomoción, y no pueden interactuar incluso con eficacia, con su entorno. Las BCI muestran ser prometedoras en permitir estos individuos a interactuar con una computadora usando EEG. Un interfaz cerebro computadora es un sistema de comunicación en cual los mensajes o comandos que un individuo envía al mundo externo no pasan a través de vías de salida normales del cerebro de los nervios y músculos periféricos. Este tipo de interfaz aumentaría la independencia del individuo, que conduce a una mejor calidad de vida y costos sociales reducidos. Se crea un sistema para permitir a los individuos, con la ayuda de BCI, a controlar una amplia variedad de electrodomésticas a través de una computadora, y permite tareas como encender la luz y encender aparatos.

2006

Krusienski, D.J., McFarland, D.J., Sarnacki, W.A., Schalk, G., Sellers, E.W., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R. (2006). El Programa Wadsworth de Investigación y Desarrollo de BCI: En el hogar con BCI. Sistemas neuronales e ingeniería de rehabilitación, Transacciones de IEEE, 14(2), 229-233.
doi: 10.1109/TNSRE.2006.875577.
RESUMEN: El fundamental objetivo de la tecnología de interfaz cerebro-computadora es proporcionar capacidades de comunicación y control para las personas con discapacidades motoras graves. La investigación sobre BCI en el Centro Wadsworth se centra principalmente en los métodos de BCI no invasivo basada en la electroencefalografía (EEG). Hemos demostrado que las personas, incluyendo aquellas con discapacidades motoras graves, pueden aprender a usar ritmos sensoriomotores (SMR por sus siglas en inglés) para mover un cursor rápidamente y con precisión en una o dos dimensiones. También hemos mejorado el funcionamiento de BCI basada en P300. Ahora estamos traduciendo esta tecnología BCI comprobada en el laboratorio en un sistema que puede ser utilizado por personas con discapacidades severas en sus propios hogares con un mínimo de supervisión técnica permanente. Para lograr esto, hemos mejorado nuestro software BCI de propósito general (BCI2000), adaptación en línea y la traducción de características para la operación de BCI basada en SMR, la exactitud y el ancho de banda de la operación de BCI basada en P300; reducimos la complejidad del hardware y software del sistema y empezamos a evaluar el uso del sistema en el hogar en sistemas prototipos para su uso diario en los hogares de las personas.

2003

Kubler, A., & Neumann, N. (2003). El entrenamiento de los pacientes encerrados en sí mismos: Un reto para el uso de interfaces cerebro-computadora. Sistemas neuronales e ingeniería de rehabilitación, Transacciones de IEEE, 11(2), 169-172.
doi: 10.1109/TNSRE.2003.814431.
RESUMEN: El entrenamiento de pacientes severamente paralizados para utilizar una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) para la comunicación plantea un número de preguntas y problemas. En los últimos seis años, hemos entrenado a 11 pacientes para autorregular sus lentos potenciales corticales del cerebro y usar esta habilidad para mover un cursor en una pantalla de computadora. Este documento describe nuestras experiencias con este grupo de pacientes incluyendo los problemas de aceptar y rechazar a los pacientes, comunicar e interactuar con los pacientes, como el entrenamiento puede ser afectado por las circunstancias sociales, familiares, e institucionales, y la importancia de la motivación y reforzadores disponibles.
 
Moore, M.M. (2003). Aplicaciones del mundo real para la tecnología de interfaz cerebro-computadora. Sistemas neuronales e ingeniería de rehabilitación, Transacciones de IEEE, 11(2), 162-165.
doi: 10.1109/TNSRE.2003.814433.
RESUMEN: La misión del Brain Lab de la Universidad Estatal de Georgia es crear y adaptar métodos de interacción humano-computadora que permitirá las tecnologías de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) a controlar con eficacia las aplicaciones en el mundo real. La mayoría de aplicaciones BCI existentes fueron diseñadas principalmente con los objetivos de entrenamiento y demostración. Nuestro objetivo es investigar las maneras de llevar a cabo la transición de las habilidades de control con BCI aprendidas en el entrenamiento a los escenarios del mundo real. El sistema fue evaluado con un conjunto de tareas para medir su facilidad de uso, facilidad de aprender, tasa de error, y la cantidad de tiempo que el sujeto requiere su uso para completar la tarea. Nuestra investigación explora algunos de los problemas y retos de combinar las salidas BCI con paradigmas de interfaz humano-máquina con el fin de lograr una interacción óptima. Utilizamos una variedad de dominios de aplicación para comparar y validar las interacciones BCI, incluyendo la comunicación, control ambiental, prótesis neuronales, y expresión creativa. El objetivo de esta investigación es mejorar la calidad de vida para aquellos con discapacidades graves.

2000

Karmali, F., Kostov, A., & Polak, M. (2000). El control ambiental por una interfaz cerebro-computadora. La sociedad de ingeniería en la medicina y biología, 2000. Actas de la 22a Anual Conferencia Internacional de la IEEE, 4, 2990-2992.
doi: 10.1109/IEMBS.2000.901508.
RESUMEN: Los pacientes encerrados en sí mismos, tales como aquellos con esclerosis lateral amiotrófica, pierden control de sus cuerpos, lo que les impide realizar tareas como hablar, la locomoción, y la habilidad de interactuar eficazmente con su entorno. Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) muestran una promesa en permitir que estos individuos puedan interactuar con una computadora usando EEG. Un sistema fue creado para permitir a los individuos, a través de una BCI, a controlar los aparatos electrodomésticos y para hacer que la computadora articule palabras pre-seleccionadas. ActiveHome de X10, puede controlar una amplia gama de electrodomésticos a través de una computadora, y permite tareas como la atenuación de la luz, cambiar los canales de televisión, y encender y apagar los electrodomésticos.

1998

Kostov, A. (1998). Los métodos de aprendizaje de máquina en las tecnologías de asistencia. Los sistemas, hombre, y cibernética, 1998. IEEE Conferencia Internacional de 1998, 4, 3729-3734. 11-14 de octubre 1998.
doi: 10.1109/ICSMC.1998.72667.
RESUMEN: Los dispositivos de asistencia son esenciales para mejorar la calidad de vida para los individuos que tienen discapacidades severas, como la tetraplejia y esclerosis lateral amiotrófica, o que han tenido accidentes cerebrovasculares masivos del tronco cerebral. Sin embargo, la eficacia de estos sistemas depende en los movimientos o el habla residuales conservados. En la ausencia de reparar el sistema nervioso dañado, tres opciones existen para restaurar el funcionamiento: (1) aumentar las capacidades del resto de las vías, (2) desvío alrededor de los puntos de daño, o (3) proporcionar el cerebro con nuevos canales para la comunicación y el control. El artículo documenta el uso de métodos de aprendizaje de máquina para el desarrollo de tecnología de asistencia. Se describen tres proyectos, representando las tres opciones mencionadas anteriormente. En cada uno de ellos, los métodos de aprendizaje de máquina se emplearon para ayudar con el reconocimiento y clasificación de patrones. Los tres proyectos incluyen: reconocimiento de voz automático del habla disártico, estrategias de control para la locomoción asistida por FES (estimulación eléctrica funcional), y un acceso a la computadora basado en EEG. Aunque estos tres proyectos parecen ser muy diferentes entre sí, la estructura de sus montajes experimentales, y su potencial de aplicación experimental consisten de adquisición de señales sensoriales, procesamiento de señales para la extracción de características, y procesamiento de datos por medio de técnicas de aprendizaje de máquinas para el reconocimiento y clasificación de patrones. Además, los tres proyectos tratan con el procesamiento de señales digital y aplicaciones de métodos de aprendizaje de máquina en el desarrollo de interfaces de hombre-máquina.

Los documentos de la búsqueda en PubMed de la Biblioteca Nacional de Medicina en www.pubmed.com se enumeran a continuación:

2015

Birbaumer, N., Chaudhary, U., & Curado, M. R. (2015). La interfaz cerebro-máquina (BMI) en la parálisis. Anales de medicina física y de rehabilitación, 58(1), 9-13.
PMID: 25623294
RESUMEN: INTRODUCCIÓN: Las interfaces cerebro-máquina (BMIs por sus siglas en inglés) utilizan la actividad cerebral para controlar los dispositivos externos, facilitando a los pacientes paralizados a interactuar con el medio ambiente. En este análisis, nos centramos en los avances actuales de BMIs no invasivos para la comunicación en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y para la restauración de la deficiencia motora después de un accidente cerebrovascular grave. BMI PARA LOS PACIENTES CON ELA: La BMI representa una estrategia prometedora para establecer comunicación con los pacientes con ELA paralizados, ya que no necesita el compromiso muscular para su uso. Las técnicas distintas se han explorado para evaluar la neurofisiología cerebral para controlar la BMI para la comunicación de los pacientes, especialmente la electroencefalografía (EEG) y más recientemente la espectroscopia de infrarrojo cercano (NIRS por sus siglas en inglés). Los estudios anteriores demostraron una comunicación exitosa con los pacientes usando EEG-BMI cuando los pacientes todavía mostraban el control visual residual, pero los pacientes con parálisis completa no fueron capaces de comunicarse con este sistema. Recientemente hemos introducido NIRS funcional (fNIRS por sus siglas en inglés)-BMI para la comunicación en pacientes con ELA en el síndrome de enclaustramiento completo (es decir, cuando los pacientes con ELA no son capaces de emplear ningún músculo), abriendo nuevas puertas para la comunicación en pacientes con ELA después de parálisis completo. BMI PARA LA RECUPERACIÓN MOTORA DESPUÉS DE ICTUS: Además de la comunicación asistida, BMI también está siendo estudiada extensivamente para la recuperación motora después de un accidente cerebrovascular. La BMI para la recuperación motora después del accidente cerebrovascular incluye entrenamiento intensivo en BMI vinculando la actividad cerebral relacionada con la intención del paciente para mover la extremidad parética con la retroalimentación sensorial contingente del movimiento de la extremidad parética guiado por los dispositivos de asistencia. Los estudios de BMI en esta área se centran principalmente en los sistemas EEG-BMI o magneto-encefalografía (MEG por sus siglas en inglés)-BMI debido a su alta resolución temporal, que facilita la contingencia en línea entre la intención de mover y opinión sensorial del movimiento previsto. El entrenamiento EEG-BMI fue recientemente demostrado en un estudio controlado para mejorar significativamente el rendimiento motora en los pacientes con accidente cerebrovascular con parálisis severa. Se discuten las bases neurales para la restauración inducida por BMI de la función motora y las perspectivas para la futura investigación de BMI para la recuperación motora de accidente cerebrovascular.
 
Blandin, V., Bruno, M.A., Demertzi, A., Gosseries, O., Heine, L., Laureys, S., Lugo, Z.R., Pellas, F., & Thonnard, M. (2015). Más allá de la mirada: La comunicación en el síndrome de enclaustramiento crónico. Lesión cerebral, 29(9), 1056-61.
PMID: 26182228
RESUMEN: OBJETIVO: El síndrome de enclaustramiento (LIS por sus siglas en inglés) generalmente resulta de un accidente cerebrovascular del tronco cerebral y es caracterizado por parálisis de todos los músculos voluntarios (excepto los movimientos de los ojos o parpadeo) y la falta de discurso con conciencia preservada. Varios instrumentos se han desarrollado para promover la comunicación en un grupo de estos pacientes. El objetivo del estudio fue evaluar el estado actual en materia de comunicación en un grupo de pacientes con LIS. DISEÑO: Una encuesta se realizó en colaboración con la Asociación Francesa de Síndrome de Enclaustramiento (ALIS por sus siglas en inglés). SUJETOS Y MÉTODOS: Doscientos cuatro pacientes, miembros de ALIS, fueron invitados a rellenar un cuestionario sobre los problemas de comunicación y la evolución clínica (recuperación del lenguaje verbal y movimientos, presencia de déficit visual y/o auditivo). RESULTADOS: Se procesaron ochenta y ocho respuestas. Todos los participantes (35 por ciento mujeres, con una edad media= 52 ± 12 años, el tiempo medio en LIS = 10 ± 6 años) reportaron el uso de un código de comunicación si/no usando principalmente el movimiento de los ojos y 62 por ciento usaron tecnología de asistencia; 49 por ciento podían comunicarse a través de lenguaje verbal y 73 por ciento han recuperado algunos movimientos funcionales a través de los años. CONCLUSIÓN: Los resultados destacan la posibilidad de recuperar la comunicación no dependiente en los ojos, producción del habla y algo de movimiento funcional en la mayoría de los pacientes con LIS crónico.
 
Cincotti, F., Inghilleri, M., Liberati, G., Mattia, D., Pizzimenti, A., Riccio, A., Schettini, F>, & Simione, L. (2015). Desarrollando las interfaces cerebro-computadora de un perspectivo centrado en el usuario: Evaluando las necesidades de las personas con esclerosis lateral amiotrófica, proveedores de atención, y profesionales. Ergonomía aplicada, 50, 139-46.
PMID: 2959328
RESUMEN: Por medio de la metodología de grupos focales, examinamos las opiniones y necesidades de las personas con ELA, sus proveedores de atención, y asistentes de atención de salud en relación con el desarrollo de un sistema de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) que cumple con las necesidades del usuario. Cuatro temas generales surgieron de este análisis: (1) la falta de información sobre la BCI y sus aplicaciones cotidianas, (2) la importancia de un sistema personalizable que apoya a los individuos a lo largo de diversas etapas de la enfermedad, (3), la relación entre la afectividad y el uso de tecnología, y (4) la importancia de individuos que conservan un sentido de agencia. Estos resultados deben ser considerados en el desarrollo de nueva tecnología de asistencia. Por otra parte, la comunidad de BCI debe reconocer la necesidad de reducir los resultados experimentales y su aplicación cotidiana.
 
Geronimo, A., Schiff, S.J., Simmons, Z., & Stephens, H.E. (2015). La aceptación de interfaces cerebro-computadora en la esclerosis lateral amiotrófica. Esclerosis lateral amiotrófica y la degeneración frontotemporal, 16(3-4), 258-64.
PMID: 25372874
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) tienen el potencial de permitir que los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) puedan comunicarse, incluso cuando están enclaustrados. Aunque, hasta la mitad de los pacientes con ELA desarrollan una disfunción cognitiva o conductual, el impacto de estos factores sobre la aceptación de y capacidad para utilizar una BCI no se ha estudiado. Se entrevistaron pacientes con ELA y sus proveedores de atención acerca de las BCI utilizadas como instrumentos de comunicación de asistencia. La encuesta se centró en las características de un sistema BCI, las funciones de uso final deseadas y requisitos. Los datos funcionales, cognitivos, y conductuales fueron recopilados de los pacientes y analizados para su influencia sobre las decisiones sobre el uso de dispositivos BCI. Los resultados mostraron que la discapacidad conductual fue asociada con la disminución de la receptividad al uso de la tecnología BCI. Además, la operación de un sistema BCI durante un estudio piloto alteró las opiniones de los pacientes sobre la utilidad del sistema, generalmente en línea con su rendimiento percibido en el control del dispositivo. En conclusión, estos dos hallazgos tienen implicaciones para las fases de diseño de ingeniería y atención clínica de despliegue del dispositivo de asistencia.
 
Marchetti, M., & Priftis, K. (2015). Las interfaces cerebro-computadora en la esclerosis lateral amiotrófica: Un meta-análisis. Neurofisiología clínica, 126(6), 1255-63.
PMID: 25449558
RESUMEN: OBJETIVO: A pesar de recientes hallazgos revolucionarios sobre las causas genéticas de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), y los mejoramientos en las técnicas de neuro-imagen para el diagnóstico ELA que se han reportado, la principal intervención clínica en ELA sigue siendo los cuidados paliativos. Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) se han propuesto como un canal de comunicación y control para los pacientes con ELA. La meta-análisis actual fue realizada para probar la evidencia de la efectividad de BCI en la ELA, y para investigar si se han logrado los objetivos prometedores emergidos de los primeros estudios. MÉTODOS: Los estudios sobre los pacientes con ELA probados con BCI, hasta junio de 2013, fueron buscados en PubMed y PsychInfo. El enfoque de efectos aleatorios fue utilizado para calcular la eficacia combinada de BCI en ELA. Una meta-regresión fue realizada para probar si había una mejora en el rendimiento de BCI como una función de tiempo. Por último, la eficacia de BCI para los pacientes con ELA paralizados completamente fue probada. Veintisiete estudios eran elegibles para la meta-análisis. RESULTADOS: La precisión de la clasificación combinada (C.A. por sus siglas en inglés) de los pacientes con ELA con BCI era cerca de 70 por ciento, pero su estimación fue afectada por la heterogeneidad e inconsistencia significativa. C.A. no se aumentó significativamente como una función de tiempo. C.A. de los pacientes con ELA completamente paralizados con BCI no fue diferente de la obtenida por casualidad. CONCLUSIONES: Después de 15 años de estudios, todavía no es posible establecer de forma fiable la efectividad de BCI. SIGNIFICADO: Temas metodológicos entre los estudios recuperados deben ser abordados y nuevos estudios bien empoderados deben ser realizados para confirmar la eficacia de BCI para los pacientes con ELA.

2014

Adeli, H., Bufor, J.A., & Burns, A. (2014). La interfaz cerebro-computadora después de una lesión del sistema nervioso. El neuro-científico, 20(6), 639-51.
PMID: 25193343
RESUMEN: La interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) ha demostrado ser un instrumento útil para proporcionar comunicación y movilidad alternativa a los paciente sufriendo de una lesión del sistema nervioso. BCI ha sido y continuará a ser implementada en las prácticas de rehabilitación para la recuperación neurológica más interactiva y rápida. La tecnología BCI más exitosa está evolucionando para proporcionar beneficios terapéuticos mediante la inducción de reorganización cortical a través de la plasticidad neuronal. Este artículo presenta el análisis del estado-de-arte de la tecnología BCI usada después de las lesiones del sistema nervioso, específicamente: la esclerosis lateral amiotrófica, la enfermedad de Parkinson, lesión de la médula espinal, accidente cerebrovascular, y trastornos de conocimiento. También se presenta la investigación trascendente innovadora involucrando un nuevo tratamiento para los trastornos neurológicos.
 
Amico, E., Gómez, F., Habbal, D., Horki, P., Laureys, S., Lebeau, M., Lesenfants, D., Lugo, Z., Müller-Putz, G., Noirhomme, Q., Pokorny, C., & Soddu, A. (2014). Una independiente interfaz cerebro-computadora basada en SSVEP en el síndrome de enclaustramiento. Revista de ingeniería neuronal, 11(3), 035002.
PMID: 24838215
RESUMEN: OBJETIVO: Las interfaces cerebro-computadora (BCIs por sus siglas en inglés) basadas en el potencial evocado visualmente con estado de equilibrio (SSVEP por sus siglas en inglés) permiten a los sujetos sanos a comunicarse. Sin embargo, su dependencia en el control de la mirada impide su uso con pacientes con discapacidades graves. SSVEP-BCI independientes de la mirada han sido desarrolladas pero han mostrado una baja en la exactitud y no se han probado en los pacientes con lesiones cerebrales. En el documento actual, proponemos una nueva independiente SSVEP-BCI basada en la atención secreta con una tasa de clasificación mejorada. Estudiamos la influencia de los algoritmos de la extracción de características y el número de armónicos. Por último, probamos la comunicación en línea de los voluntarios sanos y pacientes con síndrome de enclaustramiento (LIS por sus siglas en inglés). ENFOQUE: Veinticuatro sujetos sanos y seis pacientes con LIS participaron en este estudio. Un paradigma independiente SSVEP secreto de dos clases se utilizó con un recientemente desarrollado diado portátil que emite luz basado en un patrón de estimulación de “cuadros entrelazados.” RESULTADOS PRINCIPALES: Las precisiones fuera y en línea medias de los sujetos sanos fueron respectivamente 85 ± 2 por ciento y 74 ± 13 por ciento, con ocho de doce sujetos logrando comunicarse eficientemente con 80 ± 9 por ciento de exactitud. Dos de los seis pacientes con LIS alcanzaron una precisión fuera de línea más alta del nivel de azar, ilustrando una respuesta a una orden. Uno de cada cuatro pacientes con LIS podía comunicarse en línea. SIGNIFICADO: Hemos demostrado la factibilidad de comunicación en línea con un paradigma SSVEP secreto que es verdaderamente independiente de todas las funciones neuromusculares. El potencial uso clínico del sistema BCI presentado como un instrumento diagnóstico (es decir, detectar ordenes-seguimiento) y comunicación para los pacientes con lesiones cerebrales graves necesitará ser estudiado más a fondo.
 
Carmack, C.S., Mak, J.N., McCane, L.M., McFarland, D.J., Sellers, E.W., Vaughan, T.M., Wolpaw, J.R., & Zeitlin, D. (2014). La evaluación de interfaz cerebro-computadora (BCI) en personas con esclerosis lateral amiotrófica. Esclerosis lateral amiotrófica y degeneración frontotemporal, 15(3-4), 207-15.
PMID: 24555843
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) pudieran restaurar la comunicación a personas gravemente discapacitadas por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) u otros trastornos. Hemos tratado de: (1) definir un protocolo para determinar si una persona con ELA puede usar una BCI visual basada en P300, (2) determinar cuál proporción de esta población puede usar la BCI, y (3) identificar factores que afectan el rendimiento de la BCI. Veinticinco individuos con ELA completaron un protocolo de evaluación usando una matriz estándar de 6x6 y parámetros seleccionados por una discriminación linear. Con un montaje EEG de 8 canales, los sujetos se dividieron en dos grupos en la precisión de BCI (oportunidad de precisión 3 por ciento). Diecisiete tuvieron un promedio de 92 (± 3) por ciento (rango de 71-100 por ciento), que es adecuado para la comunicación (grupo G70). Ocho tuvieron un promedio de 12 (± 6) por ciento (rango 0-36 por ciento), inadecuado para la comunicación (grupo de sujetos L40). El rendimiento no se correlacionó con discapacidad: 11/17 (65 por ciento) de los sujetos G70 estaban severamente discapacitados (por ejemplo, ALSFRS-R <5). Todos los sujetos L40 tenían discapacidades visuales (por ejemplo, nistagmo, diplopía, ptosis). P300 era más grande y más anterior en los sujetos G70. Un montaje de 16 canales no mejoró significativamente la precisión. En conclusión, la mayoría de personas gravemente discapacitadas por ELA podían usar una BCI visual basada en P300 para la comunicación. En los que no podían, la discapacidad visual fue el principal obstáculo. Para estos individuos, las BCI auditivas basadas en P-300 pueden ser eficaces.
 
Hauser, C.K., Ryan, D.B., Sellers, E.W. (2014). La interfaz cerebro-computadora no invasiva permite la comunicación después del accidente cerebrovascular en el tronco cerebral. La medicina translacional de la ciencia, 6(257), 257re7.
PMID: 25298323
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) proporcionan comunicación que es independiente del control muscular, y pueden ser especialmente importante para los individuos con enfermedad neuromuscular grave que no pueden usar las vías de comunicación normales u otra tecnología de asistencia. Previamente se ha demostrado que las personas con esclerosis lateral amiotrófica pueden usar BCI con éxito después de que todos los demás medios de comunicación han fallado. La literatura sobre BCI ha afirmado que los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular del tronco cerebral también pueden beneficiarse del uso de BCI. Este estudio utilizó un sistema de ortografía posible relacionada al evento basada en P300. Este estudio de caso demuestra que un individuo encerrado en sí mismo debido a un accidente cerebrovascular en el tronco cerebral fue capaz de usar una BCI no invasiva para comunicar mensajes volicionales. Durante un período de 13 meses, el participante fue capaz de operar con éxito el sistema durante 40 de 62 sesiones de grabación. Él fue capaz de deletrear correctamente las palabras proporcionadas por el experimentador e iniciar diálogos con su familia. Los resultados sugieren en términos generales que, independientemente del evento precipitante, el uso de BCI puede ser de beneficio para aquellos con síndrome de enclaustramiento.
 
Ikegimai, S., Kansaku, K., Kondo, K., Saeki, N., & Takano, K. (2014). Una interfaz basada en P300 de dos pasos basada en una región para los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica. Neurofisiología Clínica, 125(11), 2305-12.
PMID: 24731767
RESUMEN: OBJETIVO: La interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en P300 está diseñada para ayudar a los pacientes con discapacidades motoras a controlar su entorno, y se ha utilizado con éxito en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Sin embargo, algunos pacientes con ELA no fueron capaces de usar la P300-BCI visual con la presentación fila/columna convencional. En este estudio, hemos evaluado el efecto de un deletreador P300 de dos pasos basado en la región recientemente desarrollada, que tiene un área intermitente más grande que la matriz visual convencional. MÉTODOS: Siete pacientes con ELA y siete sujetos control sanos emparejados por sexo y edad se les exigía  intercalar caracteres hiragana utilizando dos tipos de procedimientos de ingreso usando nuestro sistema P300 BCI. Preparamos dos tipos de procedimientos de ingreso, el deletreador fila/columna (RC por sus siglas en inglés) convencional y el deletreador de dos pasos, y evaluamos sus rendimientos en línea. RESULTADOS: La precisión media en línea de los pacientes con ELA fue 24 por ciento para la condición RC y 55 por ciento para la condición de dos pasos. La exactitud de los sujetos control fue 71 y 83 por ciento para la condición RC y de dos pasos, respectivamente. La precisión en pacientes con ELA fue significativamente menor que en los sujetos control, y los nuevos estímulos visuales aumentaron la exactitud de los pacientes con ELA. Utilizando el nuevo deletreador, dos pacientes con ELA mostraron una precisión inicial suficiente para el uso práctico (> 70 por ciento). Los otros dos pacientes con ELA, que cumplieron mejor en el primer ensayo usando el nuevo deletreador, continuaron experimentando el sistema BCI, y su precisión media aumentó al 92 por ciento. CONCLUSIONES: El procedimiento de dos pasos para el sistema P300 BCI visual proporcionó una precisión significativamente aumentada para los pacientes con ELA en comparación con el deletreador RC. SIGNIFICADO: El nuevo deletreador P300 de dos pasos basado en la región fue eficaz en los pacientes con ELA, y el sistema puede ser beneficioso para ampliar su gama de actividades.

2013

Birbaumer, N., Cavinato, M., Piccione, F., Ruf, C.A., Silvoni, S., & Volpato, C. (2013). La progresión de esclerosis lateral amiotrófica y la estabilidad de la comunicación con la interfaz cerebro-computadora. La esclerosis lateral amiotrófica y la degeneración frontotemporal, 14(5-6), 390-6.
PMID: 23445258
RESUMEN: Nuestro objetivo fue investigar la relación entre la habilidad de comunicación con interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) y la progresión de la enfermedad en la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). También buscamos evaluar la estabilidad de rendimiento de la comunicación BCI con el tiempo y si está relacionada con la progresión del deterioro neurológico antes de entrar en el estado de enclaustramiento. Se realizó un seguimiento de tres años, la evaluación de BCI en un grupo de pacientes con ELA (n=24). Por una variedad de razones sólo tres pacientes completaron el seguimiento de tres años. La habilidad de comunicación BCI y el nivel de discapacidad, usando la Escala Revisada de Clasificación Funcional de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, fueron evaluadas en la admisión y en cada uno de los tres seguimientos. Múltiples métodos estadísticos no paramétricos fueron usados para asegurar la fiabilidad de los variables dependientes: correlaciones, prueba pareada, y análisis factorial de la varianza. Los resultados no demostraron ninguna relación significativa entre la habilidad de comunicación BCI (BCI-CS por sus siglas en inglés) y la evolución de la enfermedad. Los pacientes que realizaron las evaluaciones de seguimiento conservaron su BCI-CS con el tiempo. La edad de los pacientes al ingreso correlacionó positivamente con la habilidad de lograr control de una BCI. En conclusión, la evolución de la enfermedad en la ELA no afecta la capacidad de controlar una BCI para la comunicación. El rendimiento BCI puede ser mantenido en las diferentes etapas de la enfermedad.
 
Breshears, J., Chang, E.F., & Rowland, N. (2013). La neurocirugía y la naciente edad de interfaces cerebro-máquina. Neurología quirúrgica internacional, 4(Suppl. 1), S11-4.
RESUMEN: Las interfaces cerebro-máquina (BMI por sus siglas en inglés) están en el horizonte para la neurocirugía clínica. Las plataformas basadas en la electrocorticografía son menos invasivas que microelectrodos implantados, sin embargo, estos últimos son sin igual en su habilidad de lograr el control de motor fino de una prótesis robótica capaz de conductas humanas naturales. Estas tecnologías serán cruciales para restaurar la función neuronal a una gran población de pacientes con severo deterioro neurológico - incluyendo aquellos con lesión de la médula espinal, accidente cerebrovascular, amputación de miembros, y trastornos neuromusculares incapacitantes como la esclerosis lateral amiotrófica. En el extremo opuesto del espectro están las tecnologías de aumento neuronal para las aplicaciones especializadas como el combate. Un diálogo ético en curso es inminente, mientras que nos preparamos para las plataformas BMI para entrar al reino de neurocirugía de la administración clínica.
 
Han, C.H., Hwang, H.J., Im, C.H., Jung, K.Y., & Lim, J.H. (2013). La clasificación de intenciones binarias para individuos con función oculomotora deteriorada: Interfaz cerebro-computadora (BCI) basada en SSVEP. Revista de ingeniería neuronal, 10(2), 026021.
PMID: 23528484
RESUMEN: OBJETIVO: Algunos pacientes que sufren de enfermedades neuromusculares tienen dificultad controlando no solo sus cuerpos, sino también sus ojos. Dado que estos pacientes tienen dificultad mirando a estímulos visuales específicos o manteniendo sus ojos abiertos durante mucho tiempo, ellos no son capaces de usar los sistemas de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basado en el estado visual de estado típicamente estable de potencial evocado (SSVEP por sus siglas en inglés). En este estudio, introducimos un nuevo paradigma para la BCI basada en SSVEP, que puede ser potencialmente adecuado para los individuos con discapacidades con función oculomotora deteriorada. ENFOQUE: El sistema BCI basado en electroencefalografía (EEG) propuesto permite a los usuarios expresar sus intenciones binarias sin necesitar abrir sus ojos. Se utilizó un par de gafas con dos diodos emisores de luz parpadeante a diferentes frecuencias para presentar estímulos visuales con sus ojos cerrados, y clasificamos los patrones EEG en los experimentos en línea llevados a cabo con cinco participantes sanos y un paciente con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) severa. RESULTADOS PRINCIPALES: A través de experimentos realizados fuera de línea con 11 participantes, confirmamos que SSVEP humano podría ser modulado por la atención selectiva visual a específicos estímulos de luz penetrando a través de los párpados. Además, los patrones de EEG grabados podrían ser clasificados con precisión lo suficientemente alta para su uso en un sistema BCI práctico. Después de la personalización de los parámetros del paradigma BCI basada en SSVEP basado en los resultados del análisis fuera de línea, las intenciones binarias de cinco participantes sanos fueron clasificadas en tiempo real. La tasa media de transferencia de información de nuestros experimentos alcanzó 10.83 bits cada minuto (-1). Un experimento preliminar en línea llevado a cabo con un paciente con ELA mostró una precisión de clasificación de 80 por ciento. SIGNIFICADO: Los resultados de nuestros experimentos fuera de línea y en línea demostraron la viabilidad de nuestro propuesto paradigma BCI basado en SSVEP. Se espera que nuestro sistema BCI basado en SSVEP de ‘ojos cerrados’ puede ser potencialmente utilizado para la comunicación de individuos discapacitados con función oculomotora deteriorada.

2012

Birbaumer, N., Piccione, F., Silvoni, S., & Wildgruber, M. (2012). El silencio ideomotor: El caso de parálisis completa e interfaces cerebro-computadora (BCI). Investigación psicológica, 76(2), 183-91.
PMID: 22252304
RESUMEN: Este documento presenta algunas especulaciones sobre la pérdida de respuestas voluntarias y aprendizaje operante en la parálisis a largo plazo en pacientes humanos y ratas curarizadas. Basado en una reformulación de la hipótesis de pensamiento ideo-motor ya descrito en el siglo 19, presentamos evidencia que las respuestas instrumentalmente aprendidas y los procesos cognitivos intencionales se extinguen como una consecuencia de la parálisis completa a largo plazo en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Los datos preliminares recopilados con pacientes con ELA durante parálisis extendida y completa sugieren un condicionamiento clásico semántico de la actividad cerebral como la única posibilidad de comunicación que queda en estos estados.
 
Gómez-Gil, K., & Nicolas-Alonso, L.F. (2012). Interfaces cerebro-computadora: Un análisis. Sensores, 12(2), 1211-79.
PMID: 22438708
RESUMEN: Una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) es un sistema de hardware y software de comunicación que permite que solo la actividad cerebral controle las computadoras o dispositivos externos. El objetivo inmediato de la investigación de BCI es proporcionar las capacidades de comunicación a las personas con discapacidades severas que están totalmente paralizadas o encerradas en sí mismos por trastornos neurológicos neuromusculares, tal como la esclerosis lateral amiotrófica, accidente cerebrovascular en el tronco cerebral, o una lesión de la médula espinal. Aquí, analizamos el estado del arte de las BCI, mirando a las etapas diferentes que forman una BCI estándar: adquisición de la señal, pre-procesamiento o aumento de la señal, extracción de las características, clasificación y el control de la interfaz. Discutimos sus ventajas, desventajas, y últimos avances, y examinamos las tecnologías numerosas reportadas en la literatura científica para diseñar cada paso de una BCI. Primero, el análisis examina las modalidades de neuro-imagen utilizadas en el paso de adquisición de la señal, cada uno de los cuales controla una diferente actividad funcional del cerebro, tal como la actividad eléctrica, magnética, o metabólica. En segundo lugar, el análisis discute diferentes señales de control electrofisiológico que determinan las intenciones del usuario, que pueden ser detectados en la actividad cerebral. En tercer lugar, el análisis incluye algunas técnicas usadas en la etapa de mejora de la señal para hacer frente a los artefactos en las señales y mejorar el rendimiento. En cuarto lugar, el análisis estudia algunos algoritmos matemáticos utilizados en la extracción de características y etapas de clasificación que traducen la información en las señales de control en órdenes que operan una computadora u otros dispositivos. Por último, el análisis ofrece una visión general de varias aplicaciones BCI que controlan una amplia gama de dispositivos.
 
Krusienski, D.J., Shih, J.J., & Wolpaw, J.R. (2012). Las interfaces cerebro-computadora en la medicina. Procedimientos de la Clínica Mayo, 87(3), 268-79.
PMID: 22325364
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) adquieren señales cerebrales, las analizan, y las transmite en ordenes que se retransmiten a dispositivos de salida que llevan a cabo las acciones deseadas. Las BCI no usan vías neuromusculares de salida normales. El objetivo principal de BCI es reemplazar o restaurar la función útil para las personas discapacitadas por trastornos neuromusculares, como la esclerosis lateral amiotrófica, la parálisis cerebral, el accidente cerebrovascular, y la lesión de la médula espinal. De las demostraciones de ortografía basada en la electroencefalografía y el control de dispositivo basado en una sola neurona, los investigadores han llegado a utilizar las señales electroencefalográficas, intracorticales, electrocorticográficas y otras señales cerebrales para el control cada vez más complejo de los cursores, brazos robóticos, las próstesis, sillas de ruedas, y otros dispositivos. Las interfaces cerebro computadora también pueden resultar en ser útiles para la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular y para otros trastornos. En el futuro, podrían aumentar el rendimiento de los cirujanos u otros profesionales médicos. La tecnología de interfaz cerebro-computadora es el enfoque de una empresa de investigación y desarrollo rápidamente creciente que es en gran medida emocionante para los científicos, ingenieros, médicos, y el público en general. Sus logros futuros dependerán en los avances en tres áreas cruciales. Las interfaces cerebro-computadora necesitan hardware de adquisición de señales que es conveniente, portátil, seguro, y capaz de funcionar en todos los ambientes. Los sistemas cerebro-computadora deben ser validados en estudios a largo plazo de uso en el mundo real por personas con discapacidades severas, y los modelos eficaces y viables para su difusión generalizada deben ser implementados. Por última, la fiabilidad del día-a-día y momento-a-momento del rendimiento de BCI se debe mejorar para que se aproxime a la fiabilidad de la función natural de base natural.

2011

Gruis, K.L., Huggins, J.E., & Wren, P.A. (2011). ¿Qué quieren los usuarios de interfaz cerebro-computadora? Las opiniones y prioridades de los potenciales usuarios con esclerosis lateral amiotrófica. Esclerosis lateral amiotrófica, 12(5), 318-24.
PMID: 21534845
RESUMEN: Los principios del diseño universal abogan por la inclusión de los usuarios finales en todas las etapas de diseño, incluyendo la investigación y el desarrollo. Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) se han descrito hace tiempo como instrumentos potenciales para que las personas con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) para operar la tecnología sin moverse. Por lo tanto el objetivo del estudio actual es determinar las opiniones y prioridades de personas con ELA con respecto al diseño de BCI. Esta información servirá de guía las BCI en desarrollo para satisfacer las necesidades de los usuarios finales. Una encuesta telefónica se realizó de 61 personas con ELA de la Clínica de Enfermedad de Neurona Motor de la Universidad de Michigan. Con respecto al diseño de BCI, los participantes priorizaron exactitud de la identificación de comandos de a lo menos 90 por ciento (que satisface el 84 por ciento de los entrevistados), la velocidad de la operación comparable con a lo menos de 15-19 letras por cada minuto (que satisface 72 por ciento), y salidas accidentales de una modalidad de espera de no más de una vez cada 2-4 horas (que satisface 84 por ciento). Mientras que el 84 por ciento de los entrevistados aceptarían el uso de un casco electrodo, el 72 por ciento estaban dispuestos a someterse a una cirugía ambulatoria y el 41 por ciento a someterse a una cirugía con una corta estancia hospitalaria con el fin de obtener una BCI. En conclusión, las personas con ELA expresaron un gran interés en obtener las BCI, pero las BCI actuales todavía no proporcionan el rendimiento BCI deseado.

2010

Arshak, K., Burke, E., Condron, J., & Kaneswaran, K. (2010). Hacia una tecnología de asistencia controlada para la movilidad motorizada. Actas de la conferencia: Conferencia Internacional Anual de la Sociedad IEEE en la Ingeniería de Medicina y Biología, 4176-80.
PMID: 21096887
RESUMEN: Para los individuos con limitaciones de movilidad, sistemas de sillas de ruedas motorizadas proporcionan una funcionalidad mejorada, un mayor acceso a la atención de salud, educación y actividades sociales. Los dispositivos de entrada como el joystick y los interruptores pueden proporcionar la entrada necesaria requerida para el control eficaz de la silla de ruedas motorizada. Para las personas con destreza limitada, o control fino de los dedos, el acceso a los equipos mecánicos tales como los botones y joysticks pueden ser bastante difícil y a veces doloroso. Para los individuos con condiciones tales como la lesión de la médula espinal, esclerosis múltiple o esclerosis lateral amiotrófica, el control voluntario del movimiento de extremidades puede ser sustancialmente limitado o estar completamente ausente. Las interfaces cerebro computadora (BCI) están surgiendo como un método posible para reemplazar las ondas cerebrales normales de salida de los nervios y músculos periféricos, permitiendo que las personas con parálisis puedan obtener un método de comunicación y control de computadora. Este estudio involucra el análisis de electroencefalogramas no invasivos (EEG) derivados del uso  de una interfaz humano-máquina (HMI por sus siglas en inglés) recientemente desarrollado para el control de una silla de ruedas motorizada. Utilizando una tarea de respuesta tardía, la clasificación binaria de las intenciones del movimiento a la izquierda y derecha con una mejor tasa de clasificación de 81.63 por ciento de un sólo ensayo sobre la EEG. Los resultados sugieren que este método puede ser usado para mejorar el control de HMI para los individuos con limitaciones de movilidad graves.
 
Bai, O., Fei, D.Y., Floeter, M.K., Huang, D., & Lin, P. (2010). Hacia una interfaz cerebro-computadora que es fácil de usar: Pruebas iniciales en los pacientes con ELA y ELP. Neurofisiología Clínica, 121(8), 1293-303.
PMID: 20347612
RESUMEN: OBJETIVO: Los pacientes por lo general requieren capacitación a largo plazo para el control eficaz de la interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en EEG debido a la fatiga causada por las demandas de atención enfocadas durante la prolongada operación de BCI. Tenemos la intención de desarrollar una BCI fácil de usar que requiere una formación mínima y menos carga mental. MÉTODOS: La prueba del rendimiento de BCI fue investigada en tres pacientes con esclerosis lateral amiotrófica y tres pacientes con esclerosis lateral primaria (ELP), que no tenían experiencia anterior con la BCI. Todos los pacientes realizaron control binario del movimiento del cursor. Un paciente con ELA y un paciente con ELP realizaron control del cursor en cuatro direcciones en un dominio bidimensional bajo un paradigma de BCI asociado con el comportamiento humano de motor natural usando la ejecución motora e imagen motora. Los sujetos practicaron por 5 a 10 minutos y después participaron en un estudio de múltiples sesiones del control binario o control de cuatro direcciones incluyendo un juego en línea de BCI sobre 1.5-2 horas en una sola visita. RESULTADOS: Se observaron la desincronización relacionada con el evento y la sincronización relacionada con el evento en la banda beta en todos los pacientes durante la producción del movimiento voluntario, ya sea por la ejecución motora o imágenes motoras. El control binario en línea del movimiento del cursor se logró con una precisión promedia de alrededor de 82.1 +/-8.2 por ciento con la ejecución motora y alrededor de 80 por ciento con las imágenes motoras, mientras que fuera de línea la precisión se logró con 91.4+/-3.4 por ciento con la ejecución motora y 83.3+/-8.9 por ciento con las imágenes motoras después de la optimización. Además, el control del cursor en cuatro direcciones se logró con una precisión de 50 a 60 por ciento con la ejecución motora y las imágenes motoras. CONCLUSIÓN: Los pacientes con ELA o ELP pueden lograr el control BCI sin capacitación ampliada, y la fatiga se puede reducir durante la operación de una BCI asociada con el comportamiento motor humano natural. SIGNIFICANCIA: El desarrollo de una BCI fácil de usar promoverá las aplicaciones prácticas de BCI en los pacientes paralizados.
 
Bensch, M., Halder, S., Kubler, A., Mugler, E.M., & Rut, C.A. (2010). El diseño y la implementación de una interfaz cerebro-computadora basada en P300 para controlar un navegador de Internet. Transacciones IEEE en los sistemas neuronales y la ingeniería de rehabilitación, 18(6), 599-609.
PMID: 20805058
RESUMEN: Un navegador de Internet para una  interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) electroencefalográfica (EEG) fue desarrollado y evaluado con 10 voluntarios sanos y tres individuos con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) avanzada, se les dio tareas a todos para que fueran ejecutadas en el Internet usando el navegador. Los participantes con ELA lograron una precisión promedio de 73 por ciento y una tasa de transferencia de información posterior (ITR por sus siglas en inglés) de 8.6 bits por cada minuto y los participantes sanos sin experiencia anterior en la BCI sobre 90 por ciento de precisión y una ITR de 14.4 bits por cada minuto. Definimos criterios adicionales para el acceso a Internet sin restricciones para la evaluación de los navegadores de Internet presentados y futuros, y proporcionamos un análisis de existentes navegadores en la literatura. El navegador basado en P300 proporciona acceso sin restricción y permite navegar por la web gratuitamente para las personas con parálisis.
 
Birbaumer, N., Escolano, C., Matuz, T., Minguez, J., & Ramos, M.A. (2010). Un sistema robótico de telepresencia operado con una interfaz cerebro-computadora basada en el P300: Pruebas iniciales con pacientes con ELA. Actas de la conferencia: Conferencia internacional anual de la Sociedad IEEE de la Ingeniería en la Medicina y la Biología, 2010, 4476-80.
PMID: 21095775
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) abren un nuevo canal de comunicación valioso para las personas con enfermedades degenerativas neurológicas o motoras graves, como los pacientes con ELA. Por otro lado, la habilidad de tele-operar robots en un escenario remoto proporciona una entidad física encarnada en un entorno real listo a percibir, explorar, e interactuar. La combinación de ambas funcionalidades proporciona un sistema con beneficios para los pacientes con ELA en el contexto de neuro-rehabilitación o mantenimiento de la actividad neuronal. Este documento informa sobre un sistema BCI de tele-presencia que ofrece navegación, exploración y comunicación bilateral, solo controlado por la actividad cerebral; y un estudio inicial de la aplicabilidad con los pacientes con ELA. Los resultados muestran la viabilidad de esta tecnología en pacientes reales.
 
Furdea, A., Halder, S., Hösle, A., Kleih, S.C., Kübler, A., Münßinger, J.I., & Raco, V.  (2010). Pintando con el cerebro: La primera evaluación de una nueva aplicación de interfaz cerebro-computadora con los pacientes con ELA y voluntarios sanos. Fronteras en la neurociencia, 4, 182.
PMID: 21151375
Disponible en texto completo en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2996245
RESUMEN: Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) permiten a los pacientes paralizados que se comuniquen; sin embargo, ninguna expresión creativa hasta la fecha era posible. El estudio actual investigó la precisión y la facilidad de uso de Pintura Cerebral P300, una nueva aplicación de BCI desarrollada para pintar cuadros usando sólo la actividad cerebral. Dos versiones diferentes de Pintura Cerebral P300 fueron probadas: Una matriz de color probada por un grupo de pacientes con ELA (n=3) y participantes sanos (n=10) y una matriz en blanco y negro probada por participantes sanos n=10). Los tres pacientes con ELA lograron altas precisiones; dos de ellos lograron más de 89 por ciento de exactitud. En sujetos sanos, una comparación entre la aplicación Pintura Cerebral P300 (matriz de color) y la aplicación Ortografía P300 reveló una exactitud significativamente más baja y las amplitudes P300 para la aplicación Pintura Cerebral P300. Esta disminución en la precisión y en las amplitudes P300 no se encontró cuando se compara la aplicación Ortografía P300 a una matriz adaptada de blanco y negro de la aplicación Pintura Cerebral P300. Mediante el empleo de una matriz de blanco y negro, la exactitud de la aplicación Pintura Cerebral P300 fue significativamente mayor y llegó a la precisión de la aplicación de Ortografía P300. Los pacientes con ELA disfrutaron enormemente la Pintura Cerebral P300 y fueron capaces de utilizar la aplicación con la misma precisión que los sujetos sanos. La Pintura Cerebral P300 permite a los pacientes paralizados a expresarse creativamente y a participar en la sociedad prolífica a través de exposiciones.
 
Sellers, E.W., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R. (2010). Una interfaz cerebro-computadora para su uso doméstico independiente a largo plazo. Esclerosis lateral amiotrófica, 11(5), 449-55.
PMID: 2583947
RESUMEN: Nuestro objetivo fue desarrollar y validar un nuevo sistema de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) adecuado para su uso doméstico independiente a largo plazo por las personas con discapacidades motoras severas. La BCI fue utilizada por un hombre con ELA de 51 años de edad que no podía más usar los dispositivos de asistencia convencionales. Los proveedores de atención aprendieron a colocar el casco de electrodos, añadir gel para electrodos, y encender la BCI. Después de la calibración, el sistema permite al usuario comunicarse a través de EEG. La re-calibración se realiza de forma remota (a través de Internet), y la precisión del BCI fue evaluada en pruebas periódicas. Los informes de la utilidad de la BCI por el usuario y su familia también se registraron. Los resultados mostraron que la precisión de BCI se mantuvo en 83 por ciento (r=-.07, n.s.) durante más de 2.5 años (1.4 por ciento esperado por casualidad). El usuario de BCI y su familia reportaron que había restaurado su independencia en las interacciones sociales y en el trabajo. Él uso la BCI para implementar su laboratorio de investigación financiado por NIH y para comunicarse a través de correo electrónico con su familia, amigos, y colegas. Además de este primer usuario, varias otras personas con discapacidades similares ahora están usando la BCI en sus vidas diarias. En conclusión, el uso doméstico independiente a largo plazo de este sistema de BCI es práctico para las personas con discapacidades severas, y puede contribuir significativamente a la calidad de vida y la productividad.

2009

Furdea, A., Halder, S., Hammer, E.M., Kotchoubey, B., Kübler, A., & Nijboer, F.  (2009). Un sistema de interfaz cerebro-computadora controlado de potencial relacionado al evento auditivo (p300) de ortografía para los pacientes con síndrome de enclaustramiento. Anales de la Academia de Nueva York de las Ciencias, 1157, 90-100.
PMID: 19351359
RESUMEN: Los humanos que usan las interfaces cerebro-computadoras (BCI por sus siglas en inglés) pueden seleccionar letras u otros objetivos en una pantalla de computadora sin ninguna afectación muscular. Un tipo intensamente investigado de BCI se basa en el registro de potenciales cerebrales relacionados a los eventos visuales (ERP por sus siglas en inglés). Sin embargo, algunos pacientes severamente paralizados que necesitan una BCI para la comunicación tienen problemas de visión o les faltan control del movimiento de miradas, haciendo así una BCI dependiente en aporte visual ya no factible. En un esfuerzo por hacer que la ERP-BCI sea utilizable para este grupo de pacientes, la ERP-BCI fue adaptada a la estimulación auditiva. Las letras del alfabeto fueron asignados a las células de una matriz de 5x5. Las filas de la matriz fueron codificadas con los números 1 a 5, y las columnas con los números 6 a 10, y los números fueron presentados auditivamente. Para seleccionar una letra, los usuarios tenían que primero seleccionar la fila y luego la columna de la letra deseada. Cuatro pacientes severamente paralizados en la etapa final de una enfermedad neuro-degenerativa fueron examinados. Todos los pacientes realizaron a nivel del azar. La exactitud de la ortografía fue significativamente menor con el sistema auditivo en comparación con un sistema visual similar. Los pacientes informaron dificultades para concentrarse en la tarea cuando fueron presentados con el sistema auditivo. En los estudios futuros, la ERP-BCI auditiva debe ser ajustada teniendo en cuenta las características específicas de los pacientes severamente paralizados, tal como la reducción de la capacidad de atención. Este ajuste en combinación con formación más intensiva mostrará si una ERP-BCI auditiva puede llegar a ser una opción para los pacientes con discapacidad visual.

2008

Birbaumer, N., Cohen, L., & Murguialday, A.R. (2008). La interfaz cerebro-computadora en la parálisis. La opinión actual en la neurología, 21(6), 634-8.
PMID: 18989104
RESUMEN: OBJETIVO DEL ANÁLISIS: La comunicación con los pacientes que sufren de síndrome de enclaustramiento y otras formas de parálisis es un reto sin resolver. La restauración del movimiento para los pacientes con accidente cerebrovascular crónico u otro daño cerebral también sigue siendo un problema terapéutico y los tratamientos disponibles no ofrecen mejoras significativas. Este análisis considera la investigación actual sobre las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) como soluciones prometedoras a estos desafíos. HALLAZGOS RECIENTES: La experimentación con primates no humanos sugiere que el objetivo intencional dirigido a los movimientos de las extremidades superiores pueden ser reconstruidos y transmitidos al manipulandum externo o los dispositivos robóticos controlados de un número relativamente pequeño de microelectrodos implantados en las áreas cerebrales relevantes al movimiento después de algún entrenamiento, abriendo la puerta para el desarrollo de BCI o interfaces cerebro-máquina en humanos. Aunque las BCI no invasivas utilizando las grabaciones electroencefalográficas o potenciales-cerebrales-relacionadas-con-eventos en los individuos sanos y pacientes con esclerosis lateral amiotrófica o accidente cerebrovascular pueden transmitir hasta 80 bits/cada minuto de información, el uso de las BCI - invasivas o no invasivas - en pacientes paralizados severamente o totalmente se ha reunido con algunas dificultades imprevistas. ANÁLISIS: Las BCI invasivas y no invasivas que usan las grabaciones de células nerviosas, grandes piscinas neuronales como la electrocorticograma y electroencefalografía, o el flujo sanguíneo basado en las medidas tal como la resonancia magnética funcional y la espectroscopia espectáculo infrarrojo cercano muestran el potencial para la comunicación en el síndrome de enclaustramiento y la restauración del movimiento en el accidente cerebrovascular crónico, pero los ensayos clínicos controlados de fase III con las poblaciones más grandes de los pacientes severamente perturbados se necesitan con urgencia.
 
Birbaumer, N., Furdea, A., Halder, S., Jordan, M.A., Krusienski, D.J., Kübler, A., Matuz, T., Mellinger, J., Mochty, U., Nijboer, F., Sellers, E.W., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R.  (2008). Un interfaz cerebro-computadora basado en P300 para las personas con esclerosis lateral amiotrófica. Neurofisiología clínica, 119(8), 1909-16.
PMID: 18571984
RESUMEN: OBJETIVO: El estudio actual evalúa la eficacia de un dispositivo de comunicación de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basada en P300 para los individuos con ELA avanzada. MÉTODOS: Los participantes asistieron a una célula de una matriz NxN, mientras que las filas N y las columnas N destellaron al azar. Cada célula de la matriz contenía un tipo de letra impreso. Cada destello de un tipo de letra asistido sirvió como un evento raro en una consecuencia excéntrica y provocó una respuesta P300. Los coeficientes de clasificación derivados usando una función lineal discriminante por pasos se aplicaron a los datos después de cada serie de destellos. El tipo de letra que recibe la puntuación discriminante más alta fue presentado como parte de la opinión. RESULTADOS: En Fase I, seis participantes usaron una matriz 6x6 sobre 12 días separados con una tasa promedia de 1.2 selecciones por cada minuto y un promedio de precisiones en línea y fuera de línea del 62 por ciento y 82 por ciento, respectivamente. En la Fase II, cuatro participantes usaron una matriz de 6x6 o 7x7 para producir declaraciones nuevas y espontáneas con una tasa media en línea de 2.1 selecciones por cada minuto y una precisión en línea de 79 por ciento. La amplitud y latencia de la P300 se mantuvo estable a lo largo de 40 semanas. CONCLUSIONES: Los participantes podían comunicarse con una BCI basada en P300 y el rendimiento fue estable durante muchos meses. SIGNIFICANCIA: Las BCI podrían proporcionar una tecnología de comunicación y control alternativas en las vidas diarias de personas severamente discapacitadas por ELA.
 
Daly, J.J., & Wolpaw, J.R. (2008). Las interfaces cerebro-computadora en la rehabilitación neurológica. Neurología, 7(11), 1032-43.
PMID: 18835541
RESUMEN: Los avances recientes en el análisis de las señales cerebrales, la capacitación de pacientes para controlar estas señales, y las capacidades mejoradas de computación han permitido a las personas con discapacidades motoras severas a usar sus señales cerebrales para la comunicación y controlar los objetos en sus medios ambientes, eludiendo así su sistema neuromuscular dañado. Las tecnologías no invasivas de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) basadas en electroencefalograma (EEG) pueden ser utilizadas para controlar un cursor de computadora o una ortesis de extremidad, para el procesamiento de palabras y el acceso de Internet, y para otras funciones tales como el control ambiental o de entretenimiento. Al re-establecer cierta independencia, las tecnologías de BCI pueden mejorar sustancialmente las vidas de individuos con trastornos neurológicos devastantadores, como la esclerosis lateral amiotrófica. La tecnología de BCI también podría restaurar el control motor más efectivamente a las personas después de un accidente cerebrovascular u otros trastornos cerebrales traumáticos, ayudando a guiar la plasticidad cerebral dependiente en la actividad con el uso de las señales cerebrales EEG para indicar al paciente el estado actual de la actividad cerebral y para que el usuario sea capaz de disminuir subsecuentemente la actividad anormal. Alternativamente, mediante el uso de las señales cerebrales para complementar el control muscular deteriorado, las BCI podrían aumentar la eficacia de un protocolo de rehabilitación y de este modo mejorar el control muscular para el paciente.

2007

Allison, B.Z., Wolpaw, E.W., & Wolpaw, J.R. (2007). Los sistemas de interfaz cerebro-computadora: Avances y perspectivas. Análisis experto de dispositivos médicos, 4(4), 463-74.
PMID: 17605682
RESUMEN: Los sistemas de interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) apoyan a la comunicación a través de medidas directas de la actividad neuronal sin la actividad muscular. Las BCI pueden proporcionar la mejor y a veces la única opción de comunicación para los usuarios discapacitados por trastornos neuromusculares más severos y puede, finalmente, llegar a ser menos útil a personas menos severamente discapacitadas y/o individuos sanos a través de una amplia gama de aplicaciones. Este análisis discute la estructura y las funciones de los sistemas de BCI, aclara la terminología, y se dirige a las aplicaciones prácticas. También se identifican y explican el progreso y las oportunidades en esta gama.

2006

Birbaumer, N., Flor, H., Hinterberger, T., Karim, A.A., Kübler, A., Mellinger, J., Neumann, N., & Richter, J.  (2006). La Internet neural: Navegación por Internet con los potenciales cerebrales para los completamente paralizados. Neurorrehabilitación y reparación neural, 20(4), 508-15.
PMID: 17082507
RESUMEN: La Internet Neural es un nuevo avance tecnológico en la investigación de interfaz cerebro-computadora, que permite a los pacientes encerrados en sí mismos a operar un navegador web directamente con sus potenciales cerebrales. La Internet Neural fue probada con éxito con un paciente encerrado en sí mismo diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica haciéndolo la primera persona paralizada a navegar la Internet exclusivamente mediante la regulación de su actividad cerebral eléctrica. Se destacan el funcionamiento de la Internet Neural y sus implicaciones clínicas para los pacientes con impedimentos motor.

2005

Birbaumer, N., Kübler, A., McFarland, D.J., Mellinger, J., Nijboer, F., Pawelzik, H., Schalk, G., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R.  (2005). Los pacientes con ELA pueden utilizar los ritmos sensoriomotores para operar una interfaz cerebro-computadora. Neurología, 64(10), 1775-7.
PMID: 15911809
RESUMEN: Las personas con discapacidades motoras severas pueden mantener una calidad de vida aceptable si pueden comunicarse. Las interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés), que no dependen en el control muscular, pueden proporcionar la comunicación. Cuatro personas severamente discapacidades por ELA aprendieron a operar una BCI con los ritmos EEG grabados sobre la corteza sensoriomotora. Estos resultados sugieren que una BCI basada en el ritmo sensoriomotora podría ayudar a mantener la calidad de vida para las personas con ELA.

2004

Ostrosky-Solís, F., Ramírez, M., & Santana, D. (2004). [Los recientes avances en la tecnología de rehabilitación: un análisis de la interfaz cerebro-computadora]. Revista de neurología, 39(5), 447-50. [Artículo en español].
PMID: 15378459
RESUMEN: INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS: En este trabajo analizamos algunas de las opciones disponibles en la tecnología de rehabilitación que se utilizan para ayudar a las personas con trastornos neuromusculares severos, y que usan la actividad electrofisiológica como una fuente de señales biológicas con cuales diseñar interfaces. DESARROLLO: Un número de diferentes investigadores han generado un nuevo sistema de comunicación y control que utilizan la actividad eléctrica del cerebro como una señal; que representa los mensajes u órdenes que un individuo manda al mundo externo, sin usar las vías de aporte normales del cerebro, tal como los nervios y músculos periféricos; en su lugar, esto se logra a través de un sistema artificial que extrae, codifica, y los aplica, llamado una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés). La actividad electrofisiológica para una BCI puede ser obtenida por medio de electrodos superficiales o implantados, y por lo tanto puede ser clasificado como invasivo o no invasivo. Cinco tipos de señales cerebrales se han explorado para su uso con una BCI: potenciales evocados visualmente, potenciales corticales lentos, actividad neuronal cortical, ritmos beta y mu, y los potenciales relacionados con el evento. CONCLUSIONES: Gracias a las mejoras y desarrollos recientes en los prototipos, esta tecnología es segura de obtener nuevas oportunidades de comunicación y control para la población afectada; también representa una valiosa gama de investigación multidisciplinaria con numerosas aplicaciones interesantes en áreas más allá de la atención de la salud.

2003

Kübler, A., & Neumann, N.  (2003). El entrenamiento de los pacientes encerrados en sí mismos: Un reto para el uso de las interfaces cerebro-computadora. Transacciones IEEE sobre los sistemas neuronales e ingeniería de rehabilitación, 11(2), 169-72
PMID: 12899265
RESUMEN: La capacitación de pacientes severamente paralizados en el uso de una interfaz cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés) para la comunicación plantea un serie de temas y problemas. Durante los últimos seis años, hemos capacitado 11 pacientes a auto-regular sus potenciales cerebrales corticales lentos y usar esta habilidad para mover un cursor en una pantalla de computadora. Este documento describe nuestras experiencias con este grupo de pacientes incluyendo problemas con la aceptación y rechazo de pacientes, comunicación e interacción con los pacientes, como la capacitación puede ser afectada por las circunstancias sociales, familiares, e institucionales, y la importancia de la motivación y reforzadores disponibles.

2002

Birbaumer, N., McFarland, D.J., Pfurtscheller, G., Vaughan, T.M., & Wolpaw, J.R. (2002). Las interfaces cerebro-computadora para la comunicación y control. Neurofisiología clínica, 113(6), 767-91.
PMID: 12048038
RESUMEN: Por muchos años las personas han especulado que la actividad electroencefalográfica u otras medidas electrofisiológicas de la función cerebral proporcionan un nuevo canal no muscular para enviar mensajes y directivas al mundo externo - una interfaz cerebro-computadora (BCI). En los últimos 15 años, han surgido programas de investigación productivos sobre la BCI. Animados por la nueva comprensión de la función cerebral, por el advenimiento de poderosos equipos de computadora de bajo costo, y por el reciente reconocimiento de las necesidades y potenciales de personas con discapacidades, estos programas se concentran en desarrollar la nueva tecnología de comunicación y control aumentativo para aquellos con trastornos neuromusculares severos, tal como la esclerosis lateral amiotrófica, accidente cerebrovascular del tronco cerebral, y la lesión de la médula espinal. El objetivo inmediato es proporcionar a estos usuarios, que pueden estar completamente paralizados, o “encerrados”, con las capacidades de comunicación básicas para que pueden expresar sus deseos a los proveedores de atención o incluso operar programas de procesamiento de textos o neuroprótesis. Las BCI actuales determinan el intento del usuario de una variedad de diferentes señales electrofisiológicas. Estas señales incluyen los potenciales corticales lentos, potenciales de P300, y los ritmos mu o beta grabados desde el cuero cabelludo, y la actividad neuronal cortical grabada por los electrodos implantados. Se traducen en tiempo real en directivas que operan una pantalla de computadora u otro dispositivo. La operación exitosa requiere que el usuario codifique los comandos en estas señales y que la BCI derive las directivas de las señales. Así, el usuario y el sistema BCI tienen que adaptarse uno al otro inicialmente y de forma continua para asegurar un rendimiento estable. Las BCI actuales tienen tasas máximas de la transferencia de información de casi 10-25 bits por cada minuto. Esta capacidad limitada puede ser útil para personas cuyas discapacidades severas les impiden usar métodos convencionales de comunicación aumentativa. El progreso futuro dependerá en: el reconocimiento de la investigación y el desarrollo de BCI es un problema interdisciplinario, involucrando a la neurobiología, psicología, ingeniería, matemáticas, y la informática; identificación de estas señales, ya sean potenciales evocados, ritmos espontáneos, o tasas de disparo neuronal, que los usuarios son los más capaces de controlar independientemente la actividad en las vías de aporte motor convencional; el desarrollo de métodos de capacitación para ayudar a los usuarios a ganar y mantener ese control; delimitación de los mejores algoritmos para traducir estas señales en directivas a los dispositivos; atención a la identificación y eliminación de artefactos como la actividad electromiográfica o electro-oculográfica; adopción de procedimientos precisos y objetivos para la evaluación del rendimiento de BCI; identificación de aplicaciones apropiadas de BCI y adaptación apropiada de aplicaciones y usuarios; y la atención a los factores que afectan la aceptación del usuario a la tecnología aumentativa, incluyendo la facilidad del uso, estética, y la provisión de aquellas capacidades de comunicación y control que son más importantes al usuario. El desarrollo de la tecnología de BCI también se beneficiará de un mayor énfasis en las publicaciones de investigación analizada por colegas y evitar la atención hiperbólica y con frecuencia engañosa de los medios de comunicación que tienden generar expectaciones poco realistas en el público y el escepticismo de otros investigadores. Con un reconocimiento adecuado y participación efectiva de todos estos temas, los sistemas de BCI finalmente podrían proporcionar una nueva opción importante de comunicación y control para aquellos con discapacidades motoras y también podría dar a aquellos sin discapacidades un canal de control suplementario o un canal de control útil en circunstancias especiales.

Miradas Rápidas

Recursos en línea relacinados con la interfaz cerebro-computadora y enfermedades/trastornos neuromusculares

La interfaz cerebro computadora (BCI por sus siglas en inglés), también conocida como una interfaz cerebro- o mente-máquina, es un sistema de interfaz de comunicación directa entre un dispositivo externo y el cerebro, que permite que un individuo se comunique con o que controle una computadora u otro dispositivo electrónico usando sus ondas cerebrales sin el movimiento del sistema neuromuscular. Los individuos con enfermedades/trastornos neuromusculares (NMD por sus siglas en inglés) como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), síndrome de enclaustramiento, síndrome de persona rígida, esclerosis múltiple, etc. pueden beneficiarse de las tecnologías de BCI. Para obtener más información sobre el uso de BCI así como NMD, recomendamos los siguientes recursos:

ABLEDATA
ABLEDATA proporciona información objetiva sobre los productos de tecnología de asistencia y equipos de rehabilitación disponible de las fuentes domesticas e internacionales.
Teléfono: 800/227-0216 (V), 703/356-8038 (V), 703/992-8313 (TTY)
Correo electrónico: abledata@neweditions.net
 
Asociación ELA (ALSA por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/782-4747, 202/407-8580
Localizar un capítulo local: www.alsa.org/community/chapters
FYI: Hoja informativa sobre la interfaz cerebro-computadora - www.alsa.org/als-care/resourcs/publications-videos/factsheets/brain-computer-interface.html
 
Asociación Estadounidense de la Enfermedad de Parkinson (APDA por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/223-2732, 718/981-8001
Correo electrónico: apda@apdaparkinson.org
Localizar recursos locales: www.apdaparkinson.org/local-resources
 
La historia breve de las interfaces cerebro computadora
 
El Centro de Christopher y Dana Reeve sobre los Recursos de Parálisis
PRC está promoviendo la salud y el bienestar de personas viviendo con parálisis y sus familias a través de recursos de información completos y servicios de referencia.
Teléfono gratuito: 800/539-7309; los especialistas de información están disponibles desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la noche EST (Inglés/Español)
Formulario de contacto: feedback.paralysis.org/feedback/stage_1
Guía completa gratuita sobre los temas relacionados en inglés y español: Guía de Recursos de Parálisis (PRG por sus siglas en inglés).
 
ClinicalTrials.gov
Una base de datos que proporciona información sobre la investigación con apoyo federal y privado en los voluntarios humanos. La información proporciona el objetivo del ensayo, quien puede participar, direcciones y números de teléfono para obtener más detalles.
Estudios relacionados a BCI: tinyurl.com/pd45jjk
Estudios relacionados a NMD: http://tinyurl.com/pm2g3do
 
Cómo trabajan las interfaces cerebro-computadora
 
Síndrome de Enclaustramiento - Programa de Tratamiento del Instituto de Rehabilitación de Chicago
Teléfono: 312/238-1000
 
Página informativa sobre el Síndrome de Enclaustramiento del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés)
Busque otras condiciones:  www.ninds.nih.gov/index.htm
 
La Fundación Michael J. Fox
Teléfono gratuito: 800/708-7644
 
La Fundación Esclerosis Múltiple (MSF por sus siglas en inglés)
Línea de ayuda gratuita sobre MS: 888/679-6287; Disponible de las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche EST
Correo electrónico: support@msfocus.org
Localizar un grupo de apoyo local: www.msfocus.org/support-groups.aspx
 
Asociación de Distrofia Muscular (MDA por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/572-1717
Correo electrónico: mda@mdausa.org
Localizar un capítulo local: www.mdausa.org/locate
Guía de información: ¿Qué es la enfermedad neuromuscular?: www.mda.org/publications/teachers-guide/what-is-a-neuromuscular-disease
 
Asociación Nacional de Asistencia Técnica sobre la Tecnología de Asistencia (NATTAP por sus siglas en inglés)
Programas estatales de financiamiento de AT: www.resnaprojects.org/allcontacts/allafpcontacts.html
 
Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular (NINDS por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/352-9424, 301/496-5751 (V)
 
Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple (NMSS por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/344-4867
 
Fundación Nacional de Parkinson, Inc. (NPF por sus siglas en inglés)
Teléfono gratuito: 800/473-4636
Correo electrónico: contact@parkinson.org
Localizar centros y capítulos locales de NPF: www.parkinson.org/Search-Pages/Chapter-Locator
 
Asociación Nacional de la Lesión de la Médula Espinal (NSCIA por sus siglas en inglés)
La Asociación Nacional de la Lesión de la Médula Espinal, un programa de la Asociación Unida Espinal, sirve como una fuente de información completa para cualquier persona afectada por una lesión de la médula espinal.
Teléfono gratuito: 800/962-9629
Correo electrónico: info@unitedspinal.org
Localizar un capítulo local: www.spinalcord.org/chapters/directory
 
El Centro Pásalo: Una colaboración nacional para la reutilización y coordinación de la tecnología de asistencia
Teléfono gratuita: 800/497-8665
Correo electrónico: info@passitoncenter.org

Términos de Búsqueda para BCI/NMD
 

  • Acceso a la atención de salud
  • Accidente cerebrovascular
  • Actitudes
  • Adaptación
  • Análisis de tareas
  • Arteterapia
  • Barreras
  • Basado en casa
  • Biofeedback
  • Calidad de vida
  • Cerebro
  • Cognición
  • Coma
  • Computadoras/Aplicaciones
  • Comunicación Aumentativa y Alternativa
  • Comunicación/SIDA/Dispositivos/Habilidades
  • Cuadriplejía
  • Deficiencias sensoriales
  • Discapacidades físicas
  • Discapacidades severas
  • Diseño universal
  • Dispositivos
  • Electroencefalografía (EEG)
  • Electrofisiología
  • Encerrados en sí mismos
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedades degenerativas
  • Enfermedades/Trastornos neuromusculares
  • Esclerosis lateral amiotrofía (ELA)
  • Esclerosis múltiple
  • Estudios de casos
  • Evaluación
  • Habilidades motoras
  • Lesión cerebral traumática
  • Lesiones de la médula espinal
  • Miembros
  • Movilidad con sillas de ruedas
  • Movimientos Oculares
  • Nervios
  • Neurofeedback
  • Neuroimagen
  • Parálisis
  • Problemas de movilidad
  • Prótesis e Implantes
  • Rehabilitación/servicios/tecnología
  • Realimentación
  • Robótica
  • Sistemas de control
  • Sistemas de control ambiental
  • Sistemas hombre-máquina
  • Sistemas de software
  • Tecnología
  • Tecnología de asistencia
  • Trastornos del movimiento
  • Trastornos neurológicos
  • Trastornos raros
  • Trastornos/deficiencias del habla
  • Utilización de servicios
  • Vida diaria
  • Vida independiente

Acerca de reSearch:

reSearch es un producto de información del Centro Nacional de Información de Rehabilitación (NARIC). Cada número se basa en consultas en el mudo real recibidas por nuestros especialistas en información de los investigadores, educadores, y profesionales de la rehabilitación de todo el mundo.

Buscamos varias fuentes de información, tanto en casa como en línea, para llenar estas solicitudes, incluyendo:

Esperamos que estos recursos en reSearch sean informativos en su propia investigación.

- Equipo de Información y los Medios de Comunicación de NARIC