Volumen 1, Número 5, diciembre 2006: Síndrome Piriforme

Los especialistas de información en el Centro Nacional de Información sobre la Rehabilitación responden a las peticiones en una amplia gama de temas de rehabilitación de discapacidades. La información sobre el Síndrome Piriforme es una petición común. En esta edición de reSearch, se aborda el tema de Síndrome Piriforme (PS por sus siglas en inglés). Según el Instituto Nacional de los Trastornos Neurológicos y Apoplejía página de información sobre el PS:

El Síndrome Piriforme es una rara enfermedad neuromuscular que se produce cuando el músculo piriforme se comprime o irrita el nervio ciático, el nervio más grande del cuerpo. El músculo piriforme es un músculo estrecho situado en las nalgas. La compresión del nervio ciático provoca dolor que con frecuencia se describe como sensación de hormigueo o entumecimiento en las nalgas y a lo largo del nervio, a menudo hasta la pierna. El dolor se puede empeorar como consecuencia de estar sentado durante un largo período de tiempo, subir escaleras, caminar o correr.

De las 10 bases de datos consultadas sólo las bases de datos de NARIC y PubMed resultaron en menciones sobre el PS. El término de búsqueda principal utilizado fue “síndrome piriforme”. Entre la base de datos de NARIC y PubMed había aproximadamente 64 términos descriptores. Una muestra de estos términos es la siguiente:

  • Acupuntura
  • Agentes/Enfermedades neuromusculares
  • Artroscopia
  • Atrofia muscular
  • Ciática/Diagnóstico/Tratamiento de drogas
  • Complicaciones postquirúrgicas
  • Conducción neural
  • Contracción muscular
  • Descompresión, quirúrgica
  • Desplazamiento del disco intervertebral
  • El Dolor/Baja de la espalda
  • Electromiografía
  • Enfermedades/Discapacidades musculares
  • Fracturas
  • Glúteos
  • Imágenes por resonancia magnética
  • Inyecciones
  • Isquion
  • Lesiones atléticas
  • Manipulación, quiropráctica
  • Metaloendopeptidasas
  • Modalidades de terapia física
  • Neuroradiografía
  • Nervio ciático
  • Los nervios periféricos
  • Patología de las piernas
  • Procedimientos quirúrgicos
  • Las raíces del nervio espinal
  • Región sacrococcígeo
  • Rehabilitación
  • Los resultados del tratamiento
  • Síndromes de dolor miofascial
  • Los tendones
  • Las toxinas botulínicas
  • Tratamiento con ejercicios
La búsqueda en REHABDATA dio lugar a dos documentos que van desde 2002 hasta 2004. La búsqueda en la base de datos de PubMed resultó en 29 documentos que van desde 2002 hasta 2006. Las menciones completas se incluyen al final de esta breve investigación.

Además de las búsquedas de documentos, NARIC busco su base de datos del Programa de los proyectos del Instituto Nacional sobre la Investigación sobre las Discapacidades y la Rehabilitación (NIDRR por sus siglas en inglés) para localizar a los subvencionados/proyectos relacionados con el tema de PS. Mientras que no tiene alcance en todo el ámbito del sujeto de investigación, hay un Centro de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación que investiga el acceso a las oportunidades recreacionales y la resistencia física de las personas con discapacidades. Este proyecto y sus publicaciones se ofrecen como recursos adicionales para nuestros clientes:

  • Centro de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación sobre las Tecnologías de Recreación y la Fisiología de Ejercicio que Beneficia a las Personas con Discapacidades (RERC RecTech por sus siglas en inglés). Número del Proyecto: H133E02015 (Activo).

Para la información sobre el proyecto, usted puede visitar a www.naric.com/research/defalut.cfm, seleccione Proyectos de Investigación y escriba el número del proyecto. Cada lista de proyectos incluye las menciones de las propiedades de NARIC.


Los documentos de la búsqueda en REHABDATA de NARIC se enumeran a continuación:

2004

Broadhurst, Norman A., Simmons, Neil, & Bond, Malcolm J. (2004). Síndrome Piriforme: La correlación de la morfología del músculo con los síntomas y signos. Archivos de la Medicina Física y la Rehabilitación, 85(12), 2036-2039.
Número de Acceso de NARIC: J48380
RESUMEN: Presenta el estudio realizado para determinar si los pacientes con lumbago o dolor en los glúteos tenían anomalías del músculo piriforme y para la correlación de los resultados del diagnóstico con dos síntomas y dos signos clínicos que son comúnmente asociados con los pacientes que tienen dolor en la nalga. El músculo piriforme fue inyectado con bupivacaína después que el dolor fue evaluado en una escala visual analógica mediante el examen de aducción resistida. Los síntomas examinados fueron el dolor mientras subiendo cuestas o escaleras y dolor referido a la parte posterior del muslo. Los signos fueron el dolor en el secuestro de la resistencia en aducción en flexión de la cadera y el dolor producido por la punción del músculo. Los valores de las posibilidades y 95 por ciento de los intervalos de confidencia se calcularon comparando cada uno de los signos y síntomas con la morfología normal. Los valores más elevados se encontraron en las posibilidades para el dolor mientras caminando por pendientes (10.8), el dolor referido (5.3), y el dolor en la punción del músculo piriforme (6.0).

2002

Fishman, L.M., Dombi, G.W., Michaelsen, C., RIngel, S., Rozbruch, J., Rosner, B., & Weber, C. (2002). El Síndrome Piriforme: Diagnóstico, tratamiento, y resultado: Un estudio de 10 años. Archivos de la Medicina Física y la Rehabilitación, 85(3), 295-301.
Número de Acceso de NARIC: J43761
RESUMEN: El estudio se realizó para validar una definición operacional del síndrome piriforme (PS) basada en la prolongación del reflejo H con flexión de cadera, la aducción, y la rotación interna (FAIR) y para evaluar los tratamientos quirúrgicos y no-quirúrgicos. Los investigadores desarrollan un criterio diagnóstico trabajador, validan la evidencia del síndrome, y evalúan el tratamiento de los casos diagnosticados por cada criterio. Los autores concluyen que la prueba FAIR se correlaciona bien con una definición trabajadora de PS y es un mejor predictor de terapia física y cirugía exitosas que la definición trabajadora. La prueba FAIR, utilizada en conjunto con inyecciones y terapia física y/o cirugía, parecer ser más efectiva para el diagnóstico y el tratamiento de PS.

Los documentos de la búsqueda de PubMed de la Biblioteca Nacional de Medicina en www.pubmed.com se enumeran a continuación:

2006

Chang, C.W., Shieh, S.F., Li, C.M., Wu, W.T., & Chang, K.F. (2006). Medición de la velocidad de conducción motora del nervio ciático en los pacientes con el síndrome piriforme: Un estudio de la estimulación magnética. Archivos de la Medicina Física y Rehabilitación, 87(10), 1371-5.
PMID: 17023248
RESUMEN: Evaluar la conducción nerviosa motora del nervio ciático por un método de estimulación magnética en pacientes con el síndrome piriforme (PS). DISEÑO: Estudio prospectivo. ESCENARIO: Un laboratorio electro-diagnóstico en un hospital universitario. PARTICIPANTES: Veintitrés pacientes con PS y 15 personas sanas de control. INTERVENCIONES: No es aplicable. MEDIDAS PRINCIPALES DE LOS RESULTADOS: Velocidad de conducción motora (MNCV por sus siglas en inglés) del nervio ciático en el segmento de los glúteos por la estimulación magnético proximal en las raíces L5 y S1 y distalmente en el nervio ciático en el pliegue glúteo y la grabación en los músculos correspondientes. Las sensibilidades de diagnósticos se midieron en el método de estimulación magnética y la conducción convencional del nervio, tiempo de latencia reflejo, y los estudios de electromiografía de aguja. RESULTADOS: El significado de MNCV del nervio ciático +/- la deviación estándar en el segmento de los glúteos en el componente L5 fue 55.4 +/- 7.8m/s en los pacientes con PS, que fue más despacio que el valor medio de 68.1 +/- 10.3m/s obtenido en los controles sanos (P=.014). El MNCV del nervio ciático en el componente S1 no mostro una diferencia significativa entre los pacientes y los controles (P=.062). Una relación negativa se encontró entre la duración de la enfermedad y los valores MNCV de los nervios ciáticos de los pacientes con PS (r=.68, P<.01). La sensibilidad diagnóstica por la estimulación magnética es .467. CONCLUSIONES: La estimulación magnética del nervio ofrece un método indoloro, no invasivo, y objetivo para la evaluación de la función del nervio ciático en los pacientes con PS.
 
Dressler, D., & Eleopra, R. (2006). El uso clínico de las toxinas botulínicas no-A: La toxina botulínica de tipo B. Investigación de la Neuro-toxicidad, 9(2-3), 121-5.
PMID: 16785108
RESUMEN: La neuro-toxina botulínica de tipo B (BT, BT-B) ha sido utilizada como NeuroBloc/MYOBLOC desde 1999 para el tratamiento de la Distonía cervical, la hiperhidrosis, las condiciones espásticas, la parálisis cerebral, espasmo hemifacial, disfunción de la vejiga, la disfonía espasmódica, sialorrea, fisuras anales, síndrome piriforme, varias condiciones de dolor, y aplicaciones cosméticas. Generalmente, sus efectos terapéuticos son comparables a BT tipo A (BT-A). Los perfiles de los efectos adversos de BT-B y BT-A, sin embargo, difieren considerablemente. Se ha encontrado que BT-B produce más efectos regionales así como los efectos sistemáticos adversos anticolinérgicos, como la sequedad de la boca, dificultades de acomodación, irritación de la conjuntiva, la reducción de la sudoración, disfagia, pirosis, estreñimiento, dificultades de vaciamiento de la vejiga, y sequedad de la mucosa nasal. En BT-B la relación entre los efectos autonómicos y motores conocidos de BT-A es sustancialmente desplazado hacia los efectos autonómicos. BT-B, por lo tanto, debe ser utilizada con precaución en los pacientes con trastornos autonómicos y en pacientes con la terapia anti-colinérgico concomitante. Si NeuroBloc/MyoBloc es utilizada para tratar los pacientes con Distonía cervical con anticuerpos inducidos por la falta de la terapia con BT-A, 86 por ciento de aquellos desarrollaran insuficiencia completa secundaria de la terapia después de cinco aplicaciones. Si NeuroBloc/MyoBloc es utilizada para tratar a los pacientes con Distonía cervical sin exposición previa a BT, 44 por ciento de aquellos desarrollarán una insuficiencia completa secundaria del tratamiento después de nueve aplicaciones. NeuroBloc/Myobloc, por lo tanto, es asociada con problemas de antigenicidad sustancial originando de una particularmente baja potencia específica biológica. Los efectos adversos sistemáticos anticolinérgicos y la alta antigenicidad limitan el uso considerablemente de NeuroBloc/MyoBloc.
 
Fereira, J.J., Couto, M., Costa, J., Coelho, M., Rosa, M.M., & Sampaio, C. (2006). La toxina botulínica para el tratamiento de los síndromes de dolor. Acta Reumatológica Portuguesa, 31(1), 49-62.
PMID: 17058384.
RESUMEN: Aunque la toxina botulínica (BoNT por sus siglas en inglés) está siendo utilizada con fines terapéuticos desde hace más de 20 años, la lista de posibles nuevas indicaciones continúa en aumento e incluye varios síndromes de dolor. El alivio del dolor experimentado por los pacientes con Distonía y espasticidad de las inyecciones intramusculares de BoNT sugirieron que otras enfermedades condiciones crónicas de dolor esqueleto-musculares también pueden ser beneficiales. BoNT inhibe la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular reduciendo así las contracciones del músculo estriado y la propiedad analgésica propuesta fue inicialmente atribuida a la relajación muscular. Un efecto específico analgésico de BoNT es difícil de concluir de los estudios donde el dolor está condicionado por otros síntomas asociados como Distonía, contracción del musculo o espasticidad. Una alternativa es evaluar críticamente los ensayos clínicos donde BoNT fue estudiado como una intervención activa y el dolor se evalúo como un resultado. De este análisis hay evidencia convincente para la efectividad de BoNT en el tratamiento de dolor asociado con Distonía cervical. Para el resto de los otros síndromes de dolor, han sido pocos los estudios pequeños, controlados por placebo (síndrome de dolor miofascial, dolor crónico del cuello y la espalda baja, síndrome piriforme, y fibromialgia) y los resultados de estos estudios han sido contradictorios o no concluyentes. Para establecer las propiedades analgésicas de BoNT, hay una necesidad de estudios exploratorios, aleatorios, controlados y bien diseñados en modelos humanos bien aceptados para conducir ensayos pragmáticos para evaluar la efectividad de BoNT en las condiciones donde el mejoramiento del dolor o cualquier signo o síntoma clínico asociado puede ser de relevancia clínica.
 
Kosukegawa, I., Yoshimoto, M. Isogai, S., Nonaka, S., & Yamashita, T. (2006). El síndrome piriforme resulta de una rara variación anatómica. La Columna Vertebral, 31(18), E664-6.
PMID: 16915082.
RESUMEN: DISEÑO DEL ESTUDIO: Reporte de caso. OBJETIVOS: Presentamos un raro caso del síndrome piriforme (PS) que acompaña a una variación anatómica en el músculo piriforme y el niervo ciático. RESUMEN DE DATOS ANTECEDENTES: Beaton clasificó la variación anatómica en el músculo piriforme y el nervio ciático en seis tipos basados en estudios de cadáveres. No ha habido ningún reporte en la literatura Inglés del tratamiento quirúrgico para un caso de PS acompañado con la variación anatómica tipo d de Beaton. MÉTODOS: Un paciente con ciática que no muestra la compresión de raíz nerviosa en la MRI lumbar se sometió a la MRI pélvica y peri-neurográfia del nervio ciático, seguida por CT. Los resultados de estas imágenes sugieren que el PS acompaña la variación anatómica del músculo piriforme y el nervio ciático. El tratamiento quirúrgico se llevó a cabo. RESULTADOS: La exploración quirúrgica del músculo piriforme reveló el tipo d de las variaciones anatómicas de Beaton. Ambos lóbulos anterior y posterior del músculo piriforme se resecaron. El dolor en la pierna había desaparecido por completo después de la cirugía. CONCLUSIONES: Este es un caso muy raro de PS tratado quirúrgicamente resultando del tipo d de variaciones anatómico en la clasificación de Beaton. El MRI pélvico y peri-neurografía del nervio ciático fueron útiles para el diagnóstico de este caso.
 
Mayrand, N., Fortin, J., Descarreaux, M., & Normand, M.C. (2006). El diagnóstico y tratamiento del síndrome piriforme postraumático: Un estudio de casos. Revista de las terapéuticas de manipulación y fisiológicas, 29(6), 486-91.
PMID: 16904496
RESUMEN: OBJETIVO: El objetivo de este estudio es describir la administración clínica de un paciente varón joven con síntomas de ciática que se desarrolló después de una avulsión de la tuberosidad isquiática. Esta es una lesión rara, pero las complicaciones pueden ocurrir. CUADRO CLÍNICO: Un paciente de 19 años de edad desarrolló ciática seis meses después de una lesión en el fútbol. El paciente describió sus síntomas como un dolor punzante en la nalga hasta la parte lateral del pie, a lo largo de la parte posterior de su muslo y la pantorrilla, a veces acompañados de parestesias. La exploración física mostró gama restringida de movimiento de la cadera y una positiva prueba Bonnet. Análisis de rayos X reveló un crecimiento excesivo del hueso de la tuberosidad isquiática derecha. INTERVENCION Y RESULTADO: Un plan de tratamiento fue diseñado para disminuir el nivel de dolor, aumentar la movilidad de las articulaciones sacro-ilíacos  y lumbares, y aumentar la extensibilidad muscular. El paciente recibió 20 tratamientos sobre un periodo de aproximadamente tres meses. La recuperación completa se observó cinco meses después. CONCLUSIÓN: Aunque muchos diagnósticos diferenciales se contemplan, lo más probable es que los cambios en la tensión muscular y la forma de andar, resultando de una avulsión tuberosidad isquiática, ha contribuido a un uso excesivo del músculo piriforme que conduce a un síndrome piriforme.
 
Monnier, G., Tatu, L., & Michel, F. (2006). Nuevas indicaciones para la toxina botulínica en reumatología. Las articulaciones, huesos, columna vertebral: Revue de Rhumatisme, [Epub delante del artículo.]
PMID: 16997603
RESUMEN: Anteriormente conocido sólo como un veneno mortal bacteria responsable de la parálisis severas, la toxina botulínica es ahora un agente terapéutico bien conocido, utilizado para aliviar los movimientos involuntarios, relacionados con la Distonía del deterioro funcional, la espasticidad, y los trastornos autonómicos como la hiperhidrosis. El dolor musculo-esquelético en pacientes con trastornos reumáticos es uno de los indicios emergentes de la terapia con toxina botulínica. Los datos preliminares se han obtenido en pacientes con síndrome de dolor miofascial cervical o toracolumbar, el dolor lumbar crónico, síndrome del músculo piriforme, codo de tenista, y el síndrome de persona rígida. En la actualidad, los efectos de la toxina botulínica y su uso para aliviar el dolor siguen siendo controversial. Ensayos prospectivos cuidadosamente diseñados son necesarios para investigar la eficacia y seguridad de la toxina botulínica en los trastornos de dolor.
 
Ripani, M., Continenza, M.A., Cacchio, A., Barile, A., Parisi, A., & De Paulis, F. (2006) La región isquiática: Anatomía normal y la MRI. La revista de medicina del deporte y de la aptitud física, 46(3), 468-75.
PMID: 16998454
RESUMEN: OBJETIVO: El objetivo de este estudio fue describir la anatomía con correlación a las imágenes de la imagen de resonancia magnética (MRI) de la región proximal del muslo y la tuberosidad isquiática. MÉTODOS: Las secuencias coronales y axiales de MRI se obtuvieron de 20 voluntarios asintomáticos (10 hombres y 10 mujeres) entre 20 y 38 años de edad (edad media: 28 años), y luego fueron comparados con dos disecciones anatómicas y siete crio-secciones de seis muslos de cadáveres. RESULTADOS: Los especímenes anatómicos se correlacionan directamente con las exploraciones de MRI. De la comparación se podía ver cómo las secuencias axiales de MRI, así describe el nervio ciático, suele observarse de forma oval con moderada intensidad de señal, y por lo tanto fácilmente detectable a partir de otros órganos que lo rodean. Otras estructuras también se identificaron por las imágenes axiales: la tuberosidad isquiática, el origen proximal de los músculos isquiotibiales derivados de la isquion y las bolsas relacionadas, el glúteo mayor y su bolsa, el cuadrado femoral y su bolsa inconstante, un cuerpo adiposo triangular y los vasos. Exploraciones coronal también mostró así los músculos isquiotibiales, tanto en longitud y grosor. CONCLUSIONES: Tanto las imágenes y disecciones de cadáveres mostraron la tuberosidad isquiática como una zona de intersección interesante que puede ser delimitada de la siguiente manera: en el borde dorsal del músculo glúteo y su bolsa, en la parte dorso-medial del origen del músculo isquiotibial, y en el lado antero-lateral del músculo femoral cuadrado con su bolsa inconstante y la tuberosidad isquiática. Estas descripciones anatómicas y de MRI son muy útiles para contribuir a la explicación correcta de los síntomas ciáticos causados por los deportes que específicamente sobrecargan los músculos isquiotibiales. Con frecuencia, de hecho, en estos atletas un síndrome ciático surge llamar la atención del médico de la articulación lumbosacra o en el curso del nervio ciático cerca del músculo piriforme. Otro sitio muy importante donde los síntomas ciáticos pueden ascender, de hecho, también se puede encontrar en la región del músculo isquiotibial, donde el nervio corre bajo el glúteo mayor junto a los huesos isquiáticos. Los atletas que manifiestan la sobrecarga muscular notable en esta región anatómica suelen mostrar los síntomas de dolor ciático que no van a estar relacionados con patologías de la articulación lumbosacra, ni a las relaciones del nervio ciático con el músculo piramidal, sino más bien a las relaciones que este nervio adquiere, ya sea con los músculos de los glúteos así como con los músculos por debajo de la región isquiática.

2005

Filler, A.G., Haynes, J., Jordan, S.E., Prager, J., Villablanca, J.P., Farahani, K., McBride, D.Q., Tsuruda, J.S., Morisoli, B., Batzdorf, U., & Johnson, J.P. (2005). Ciática de origen no-disco y el síndrome piriforme: El diagnóstico por la neurografía de resonancia magnética e imágenes de resonancia magnética de intervención con un estudio de resultados del tratamiento resultante. Revista de Neuro-cirugía. La columna vertebral, 2(2), 99-115.
PMID: 15739520
RESUMEN: OBJETIVO: Debido a que la resonancia magnética lumbar (MR por sus siglas en inglés) no identifica una causa tratable de la ciática crónica en casi un millón de pacientes al año, los autores realizaron la neurografía de MR y de imágenes de intervención de MR en 239 pacientes consecutivos con ciática en los cuales el diagnóstico y el tratamiento estándar no lleva a cabo la mejora. MÉTODOS: Después de realizar la neurografía MR y las imágenes de intervención de MR, los re-diagnósticos finales incluyeron los siguientes: síndrome piriforme (67.8 por ciento), atrapamiento distal foraminal raíz nerviosa (6 por ciento), síndrome del túnel del isquion (4.7 por ciento), dolor discogénico con dolor en las piernas se refiere (3.4 por ciento), atrapamiento del nervio pudendo con dolor referido (3 por ciento), atrapamiento distal ciático (2.1 por ciento) tumor ciático (1.7 por ciento), lesión de la raíz nerviosa debido a una cirugía de columna (1.3 por ciento), la insuficiencia de los nervios de descompresión de la raíz del nervio espinal (0.8 por ciento), inflamación de la articulación sacro-iliaca (0.8 por ciento), estenosis lumbar (0.8), tumor del plexo lumbosacro (0.4 por ciento), fracturas del sacro (0.4 por ciento), y sin diagnóstico (4.2 por ciento). La inyección Marcaine abierta y guiada por MR en el músculo piriforme arrojó los siguientes resultados: no hay respuesta (15.7 por ciento), alivio de más de ocho meses (14.9 por ciento), alivio de una duración de dos a cuatro meses con ayuda continua después de la segunda inyección (7.5 por ciento), alivio por dos a cuatro meses con la recurrencia posterior (36.6 por ciento), y el alivio de 1 a 14 días con recurrencia total (25.4 por ciento). La cirugía piriforme (62 operaciones; incisión de 3 cm, enfoque transglúteo, 55 por ciento de los pacientes ambulatorios; 40 por ciento con anestesia local o epidural) dio lugar a excelentes resultados en 58.5 por ciento, buenos resultados en 22.6 por ciento, beneficios limitados en 13.2 por ciento, sin beneficio en 3.8 por ciento, y peores síntomas en 1.9 por ciento. CONCLUSIONES: Esta evaluación de calidad de Clase A de la eficacia diagnóstica de la neurografía de MR reveló que la asimetría del músculo piriforme y la hiper-intensidad del nervio ciático en la escotadura ciática mostró una especificidad del 93 por ciento y 64 por ciento de sensibilidad en distinguir a los pacientes con síndrome piriforme de los que no tenían síntomas similares (p < 0.01). Evaluación del nervio más allá del foramen proximal proporcionó ocho categorías adicionales de diagnóstico que afectan a 96 por ciento de estos pacientes. Más de 80 por ciento de la población logró resultados buenos o excelentes de función.
 
Ugrenovic, S., Jovanovic, I., Krstic, V., Stojanovic, V., Vasovic, L., Antic, S., & Pavlovic, S. (2005). El nivel de la división del nervio ciático y sus relaciones al músculo piriforme. Vojnosanitetski Pregled. Análisis Militar de Medicina y Farmacia, 62(1), 45-9. (El artículo está en serbio). 
PMID: 15715349
RESUMEN: INTRODUCCIÓN: El nervio ciático, como la rama terminal del plexo sacro, abandona la pelvis a través del agujero ciático mayor por debajo del músculo piriforme. Después, se separa en el tibial y el nervio peroneo común, con mayor frecuencia a nivel del ángulo superior de la fosa poplítea. Un nivel más alto de la división del nervio ciático es un fenómeno relativamente frecuente y puede ser la causa de un bloque incompleto del nervio ciático durante la anestesia por bloque poplíteo. Hay una posibilidad de diferentes relaciones anatómicas entre el nervio ciático o sus ramas terminales y el músculo piriforme (síndrome piriforme). El objetivo de esta investigación fue investigar el nivel de la división del nervio ciático y sus relaciones al músculo piriforme. Se llevó a cabo en 100 fetos humanos (200 extremidades inferiores) que estaban en varios periodos de gestación y de géneros diversos, utilizando un método de micro-disección. Las características de los casos fueron fotografiados. RESULTADOS: El nervio ciático se separó en el nervio peroneo común y el nervio tibial en la fosa poplítea en 72.5 por ciento de los casos (en forma bilateral en el 66 por ciento de los casos). En el resto de los casos la división del nervio ciático fue alta (27.5 por ciento de los casos) en la región femoral posterior o glútea. EL nervio ciático dejo la pelvis a través del foramen infra-piriforme en 192 extremidades inferiores (96 por ciento de los casos), mientras que ocho extremidades inferiores (4 por ciento de los casos) las relaciones variables entre el nervio ciático y el músculo piriforme se detectaron. El nervio peroneo común penetró el músculo piriforme y dejo la pelvis en cinco extremidades inferiores (2.5 por ciento de los casos) y el nervio tibial en esos casos dejo la pelvis a través del foramen infra-piriforme. En tres extremidades inferiores (1.5 por ciento de los casos) el nervio peroneo común dejo el pelvis a través de la supra-piriforme, y el nervio tibial a través del foramen infra-piriforme. La alta división terminal del nervio ciático (detectado en 1/3 de los casos), debe ser tenido en cuenta durante la realización de la anestesia por bloque poplíteo. CONCLUSIÓN: Aunque es muy raro, las anomalías anatómicas del nervio peroneo común en relación con el músculo piriforme todavía son posibles.

2004

Betts, A. (2004). Técnica combinada fluoroscópica y estimulador del nervio para la inyección del músculo piriforme. Médico de dolor, 7(2), 279-81.
PMID: 16868605
RESUMEN: El diagnóstico de dolor radicular secundario a síndrome de músculo piriforme ha sido históricamente difícil debido a la falta de medios precisos para identificar e inyectar selectivamente el músculo piriforme. Este documento describe una técnica sencilla y reproducible para inyectar con seguridad el músculo piriforme, utilizando una combinación de la guía fluoroscópica y un neuro-muscular estimulador estándar.
 
Broadhurst, N.A., Simmons, D.N., & Bond, M.J. (2004). El síndrome piriforme: La correlación de la morfología del músculo con síntomas y signos. Archivos de medicina física y rehabilitación, 85(12), 2036-9.
PMID: 15605344
RESUMEN: OBJETIVO: Determinar la relación de los síntomas y las pruebas de provocación de dolor a la morfología piramidal anormal entre las personas con dolor crónico en la nalga. DISEÑO: Cada uno de los dos síntomas clínicos y dos signos clínicos fueron comparados con la morfología anormal encontrada en la ecografía. ESCENARIO: Un centro de referencia terciario. PARTICIPANTES: Una serie de 27 pacientes consecutivos (26 mujeres, un hombre; con una edad media de 48 años) con dolor crónico lumbosacro o en el glúteo, que presentaron a una clínica músculo-esquelética sobre un periodo de 12 meses, se sometieron a una evaluación ecográfica de la morfología del músculo piriforme. Cuatro pacientes fueron excluidos por que su índice de masa corporal fue de más de 30 kg/m. INTERVENCIÓN: El músculo piriforme sintomático fue inyectado con bupivacaina después que el dolor fue evaluado en una escala visual analógica (EVA), utilizando la prueba de abducción resistida. LA PRINCIPAL MEDIDA DE RESULTADOS: Una reducción de 70 por ciento de dolor en la EVA fue considerada positiva para el dolor en el músculo piriforme. RESULTADOS: Las proporciones de posibilidades (RP) y los intervalos de confianza de 95 por ciento se calcularon comparando cada uno de los signos y síntomas con la morfología normal. Los mayores RP se encontraron para el dolor al caminar por pendientes (10.8), dolor referido (5.3), y el dolor de la punción del músculo piriforme (6.0). CONCLUSIONES: Este estudio no proporcionó una estándar de criterios para el diagnóstico del síndrome piriforme, pero si apoya al síndrome como un factor contribuidor en el dolor crónico de la nalga y el dolor de la espalda baja. 
 
Fishman, L.M., Konnoth, C., & Rozner, B. (2004). La neurotoxina Botulínica de tipo B y la terapia física en el tratamiento del síndrome piriforme: Un estudio para encontrar la dosis. Revista estadounidense de la medicina física y rehabilitación, 83(1), 42-50; prueba 51-3.
PMID: 14709974
RESUMEN: OBJETIVO: Medir los efectos de dosis de neurotoxina Botulínica de tipo B con la terapia física en el síndrome piriforme (PS por sus siglas en inglés). DISEÑO: El estudio perspectivo de los pacientes consecutivos que se quejan de dolor en la nalga y ciática, la medición de las pruebas seriales de reflejo-H en la flexión, aducción, y la rotación interna; la escala visual análoga; y los efectos adversos en las semanas 0, 2, 4, 8, y 12. Utilizamos los criterios electrofisiológicos para PS: una prolongación de 1.86-msec del reflejo-H con la flexión, aducción y la prueba de rotación interna. Cuatro grupos de PS se identificaron. Los grupos seriales fueron inyectados una vez ya sea con 5000, 7500, 10,000, o 12,500 unidades de neurotoxina botulínica de tipo B en los meses sucesivos bajo la guía electromiográfica en cuatro locales separados del músculo piriforme afectado, con un periodo de un mes de observación de seguridad entre los grupos. Los pacientes recibieron la terapia física dos veces a la semana por tres meses. RESULTADOS: La flexión, aducción, y la prueba de rotación interna y la escala visual análoga disminuyeron significativamente, la correlación en el 72 por ciento de sensibilidad y 77 por ciento de especificidad. Un total de 24 de 27 pacientes del estudio tuvieron >/=50 por ciento en alivio de dolor. El promedio de la puntuación en la escala visual análoga disminuyo de 6.7 a 2.3. Un volumen de 12,500 unidades de neurotoxina botulínica de tipo B fue superior a la de 10,000 unidades dos semanas después de la inyección. Los más adversos efectos severos fueron la sequedad de boca y disfagia, se aproximan al 50 por ciento de los pacientes a los dos y cuatro semanas. CONCLUSIÓN: La terapia física y 12,500 unidades de la neurotoxina botulínica de tipo B parecen ser un tratamiento seguro y efectivo para PS. Además, la flexión, aducción, y prueba de rotación interna parecen ser un medio eficaz para el diagnóstico de PS y para evaluar su mejoramiento clínico. La inyección puede beneficiar a los pacientes durante más de tres meses.
 
Lang, A.M. (2004). La toxina botulínica de tipo B en el síndrome piriforme. Revista estadounidense de la medicina física y rehabilitación, 83(3), 198-202.
PMID: 15043354
RESUMEN: OBJETIVO: Evaluar la seguridad y eficacia clínica de la toxina botulínica de tipo B (MYOBLOC por sus siglas en inglés) en la reducción del dolor miofascial asociado con el síndrome piriforme (PS por sus siglas en inglés). DISEÑO: Este fue un estudio de pacientes con PS que se trata de un solo centro para pacientes ambulatorios y de etiqueta abierta. Los sujetos fueron tratados de manera unilateral o bilateral, dependiente en sus síntomas. Las evaluaciones y procedimientos fueron realizados por un solo examinador que no era ciego, y no hubo sujetos de control en esta serie de casos. Cada músculo piriforme se infiltró de un sitio de inyección bajo la guía electromiográfica con 5000 unidades de la toxina botulínica de tipo B. RESULTADOS: Un total de 20 pacientes fueron incluidos en este estudio. Las reducciones significativas en las puntuaciones medias de la escala visual análoga para las nalgas y en la cadera se observaron en las semanas 4, 12, y 16 y para el dolor lumbar en las semanas 2, 12, y 16. Las puntuaciones en la escala visual análoga para el dolor general y el dolor lumbar, el dolor que se irradia a las extremidades bajas, y el hormigueo fueron significativamente más bajas dos semanas después de la inyección, lo que sugiere el inicio temprano. Un total de 95 por ciento de los pacientes reportaron un mejoramiento mediano a excelente en el dolor. La toxina botulínica de tipo B fue considerada de tener una eficacia mediana a excelente en 90 por ciento de los pacientes, según la evaluación del investigador calificando la eficacia en general. El tratamiento con la toxina botulínica fue bien tolerado. La sequedad de boca fue el más común evento adverso emergente del tratamiento, reportado en 6 de 20 pacientes. CONCLUSIONES: Los resultados sugieren la posibilidad que la toxina botulínica de tipo B puede ser un beneficio potencial en el tratamiento del dolor atribuido a PS.
 
Lee, E.Y., Margherita, A.J., Gierada, D.S., & Narra, V.R. (2004). Un MRI del síndrome piriforme. Revista estadounidense de Roentgenología, 183(1), 63-4.
PMID: 15208111
RESUMEN: Este resumen no está disponible.
 
Papadopoulos, E.C., & Khan, S.N. (2004). El síndrome piriforme y el dolor de espalda baja: Una nueva clasificación y análisis de la literatura. Las Clínicas Ortopédicas de América del Norte, 35(1), 65-71.
PMID: 15062719
RESUMEN: El síndrome piriforme (PS por sus siglas en inglés) es una causa común de dolor de espalda baja. A menudo no se incluyen en el diagnóstico diferencial de la espalda, las nalgas, y dolor en las piernas. Además ha recibido un reconocimiento mínimo ya que es a menudo visto como un diagnóstico de exclusión. La familiaridad con los elementes comunes del síndrome debe aumentar su reconocimiento y facilitar el tratamiento apropiado. Estos incluyen el dolor en los glúteos y la sensibilidad con y sin los signos electro-diagnósticos o neurológicos. El dolor se exacerba en la prolongada sesión. Los específicos resultados físicos son la ternura en la escotadura ciática y el dolor en los glúteos en flexión, y rotación interna de la cadera. Las modalidades de imágenes son útiles en rara vez, pero los estudios electrofisiológicos deben confirmar el diagnóstico, si no inmediatamente, si en una re-evaluación del paciente y como tal debe ser tratado persistentemente. La terapia física tiene como objetivo estirar el músculo y reducir el círculo vicioso de dolor y espasmo. Es uno de los pilares del tratamiento conservativo, usualmente mejorado por las inyecciones locales. La cirugía debe ser reservada como un último recurso en caso de fallo de todas las modalidades conservativas. PS puede constituir hasta un cinco por ciento de los casos de dolor de la espalda baja, las nalgas, y las piernas. El reconocimiento y la valoración general de la presentación clínica mejora la detección precoz y el tratamiento adecuado.
 
Skriabin, E.G. (2004). La terapia de ejercicio y el masaje en el tratamiento del síndrome del músculo piriforme en mujeres embarazadas. Voprosy kurortologii, fizioterapii, i lechebnoi fizicheskoi kultury, marzo a abril (2), 42-4. (El artículo en ruso).
PMID: 15154359
RESUMEN: Este resumen no está disponible.
 
Vallejo, M.C., Mariano, D.J., Kaul, B., Sah, N., & Ramanathan, S. (2004). El síndrome piriforme en un paciente después de la cesárea bajo anestesia espinal. La Anestesia Regional y la Medicina del Dolor, 29(4), 364-7.
PMID: 15305258.
RESUMEN: OBJETIVOS: El diagnóstico, patogénesis, y tratamiento del síndrome piriforme (PS por sus siglas en inglés) como una causa de dolor persistente de la nalga y cadera después de la anestesia espinal se presentan en este informe de caso. INFORME DE CASO: Una mujer de 29 años de edad presentada cinco días después del parto por cesárea con un inicio repentino del dolor en la nalga izquierda y la cadera izquierda irradiando a la rodilla posterior con fiebre. Ella fue diagnosticada posteriormente con PS. CONCLUSIONES: El dolor de espalda con la radiación en las nalgas después de la anestesia espinal se atribuye con frecuencia al procedimiento espinal. Sin embargo, permanecer mucho tiempo sentado y la carga de peso en posición vertical después de un parto por cesárea puede causar la compresión del nervio ciático en la articulación sacroilíaca con irritación concomitante, inflamación, y espasmo del músculo piriforme. PS frecuentemente no se diagnóstica en la población obstétrica. Debido a que el diagnóstico de la PS se basa principalmente en los signos y síntomas clínicos, el médico debe tener un alto índice de sospecha.

2003

Benzon, H.T., Katz, J.A., Benzon, H.A., & Iqbal, M.S. (2003). El síndrome piriforme: Las consideraciones anatómicas, una técnica nueva de inyección, y un análisis de la literatura. Anestesiología, 98(6), 1442-8.
PMID: 12766656
RESUMEN: INTRODUCCIÓN: El síndrome piriforme (PS por sus siglas en inglés) puede ser causado por anomalías anatómicas. Los tratamientos de PS incluyen la inyección de esteroides en el músculo piriforme y cerca del nervio ciático. Estas técnicas utilizan el fluoroscopio  y la electromiografía del músculo para identificar el músculo piriforme o un estimulador de nervio para estimular el nervio ciático. MÉTODOS: Los autores realizaron un estudio en cadáver y tomó nota de las variaciones anatómicas del músculo piriforme y el nervio ciático. Para estandarizar su técnica de la inyección, también señalaron la distancia desde el borde inferior de la articulación sacroilíaca (ASI por sus siglas en inglés) en el nervio ciático. Ellos analizaron retrospectivamente las historias clínicas de 19 pacientes que habían recibido inyecciones del músculo piriforme, que indican el sitio de la inserción de la aguja en función de la distancia desde el borde inferior de ASI y la profundidad de la inserción de la aguja en el que se obtuvo la respuesta motora del pie. Los autores tabularon la respuesta de los pacientes a la inyección, cualquiera de los diagnósticos asociados, y los tratamientos previos que estos pacientes tuvieron antes de la inyección. Finalmente, analizaron la literatura sobre PS, una causa rara de dolor en los glúteos y la ciática. RESULTADOS: En los cadáveres, la distancia desde el borde inferior de la articulación sacroilíaca en el nervio ciático fue 2.9 +/-0.6 (1.8-3.7) cm lateralmente y 0.7/-0.7 (0.0-2.5) cm caudalmente. En 65 muestras, el nervio ciático pasado anterior e inferior a la del piramidal. En una muestra, el músculo estaba bipartito y los dos componentes del nervio ciático estaban separados, con el nervio tibial pasando por bajo del nervio piriforme y peroneo, el sitio de la inserción de la aguja fue 1.5/-0.8 (0.4-3.0) cm lateral  1.2/-0.6 (0.5-2.0) cm caudal al borde inferior de la ASI como se ve en al fluoroscopio. La aguja se introduce a una profundidad de 9.2/-1.5 (7.5-13.0) cm para estimular el nervio ciático. Los pacientes tuvieron etiologías co-mórbidas incluyendo la hernia de disco, el síndrome de cirugía fracasada de espalda, estenosis espinal, síndrome facetario, disfunción de ASI, y el síndrome complejo de dolor regional. Dieciséis de los 19 pacientes respondieron a la inyección, sus mejoramientos van desde unas horas hasta tres meses. CONCLUSIONES: Las anomalías anatómicas que causan PS son raras. La técnica utilizada en el estudio actual fue exitoso en la inyección de los medicamentes cerca de la zona del nervio ciático y en el músculo piriforme.
 
Dezawa, A., Kusano, S., & Miki, H. (2003). La liberación artroscópica del músculo piriforme con anestesia local para el síndrome piriforme. Artroscopia: La Revista de Cirugía Artroscópica y Relacionadas Cirugías, 19(5), 554-7.
PMID: 12724687
RESUMEN: Desarrollamos una técnica mínimamente invasiva de liberar el músculo piriforme bajo el control endoscópico por atrapamiento del nervio ciático debido a la tensión y la contracción del músculo piriforme. Esta técnica quirúrgica se realizó en los pacientes que cumplieron con al menos cinco de los nueve criterios diagnósticos que establecimos y que no respondieron al tratamiento conservativo por seis meses o más. A pesar de que una cavidad se mantuvo con una jeringa desechable (10 ml) con una punta de corte, un artroscopio (4 mm en diámetro) se insertó en un ángulo de visión oblicua de 30 grados, y el músculo se identificó. El área de la unión musculo-tendinosa al músculo se cortó poco a poco con una espátula especial. En particular, el dolor desapareció al mismo tiempo con la liberación del músculo piriforme durante la cirugía. Con esta técnica, una cavidad adecuada puede ser producida y mantenida de manera similar a la de la cirugía endoscópica posterior de una hernia de disco intervertebral. Está técnica es útil para reducir el dolor postoperatorio y permite el regreso temprano a la actividad.
 
Fishman, L.M., & Schaefer, M.P. (2003). El síndrome piriforme es sub-diagnosticado. Músculo y Nervio, 28(5), 646-9.
PMID: 14571472
RESUMEN: Este resumen no está disponible.
 
Jroundi, L., El Quessar, A., Chakir, N., El Hassani, M.R., & Jiddane, M. (2003). El síndrome piriforme: Una causa rara de la ciática no discogénica. Informe de un caso. Revista de Radiología, 84(6), 715-7. (El artículo está en francés).
PMID: 12910180
RESUMEN: El dolor atípico ciático sin origen aparente discogénico puede aumentar la posibilidad de una etiología no-discogénica, especialmente tumorales pero también infecciosa o inflamatoria. Se presenta el caso de un paciente joven que se presenta con radiculopatía S1 no-discogénico debido a la implicación del nervio ciático en el canal sub-piriforme secundario a la inflamación del músculo piriforme. Los autores analizan las consideraciones técnicas y los resultados de MRI que es de gran valor en la evaluación de la patología del músculo piriforme.
 
Shu, H. (2003). Observación clínica sobre el tratamiento de acupuntura del síndrome del piriforme. Revista de medicina tradicional china, 23(1), 38-9.
PMID: 12747195
RESUMEN: Este resumen no está disponible.
 
Stewart, J.D. (2003). El síndrome piriforme se diagnóstica en exceso. Músculo y nervio, 28(5), 644-6.
PMID: 14571471
RESUMEN: Este resumen no está disponible.
 
Wu, Q. (2003). El síndrome piriforme tratado mediante punción triple con la maniobra bai hu yao tou. Revista de medicina tradicional china, 23(3): 197-8.
PMID: 14535185
RESUMEN: Este resumen no está disponible.

2002

Diop, M., Parratte, B., Tatu, L., Vuillier, F., Faure, A., & Monnier, G. (2002). Las bases anatómicas del síndrome de atrapamiento del nevio de los glúteos superiores en el foramen supra-piriforme. La anatomía quirúrgica y radiológica, 24(3-4), 155-9.
PMID: 12375066
RESUMEN: La observación de un hombre de 60 años de edad con la neuropatía de atrapamiento del nervio glúteo superior (NGS) en el foramen supra-piriforme nos animó a explorar, a través de la disección anatómica, las posibles etiologías morfológicas de esta condición. Diez NGS en cinco cadáveres embalsamados fueron disecados a través de acceso a los glúteos y la pelvis. El origen, el curso y la distribución del tronco nervioso y sus relaciones fueron estudiadas. En la mayoría de los casos, las fibras nerviosas del NGS surgieron de las ramas ventrales de L4, L5, y S1 para constituir el tronco nervioso en la pelvis, y luego llegó al área glútea y se divide en dos ramas, craneal y caudal. Ejecutando a través del foramen supra-piriforme con el pedículo vascular craneal de los glúteos, el tronco nervioso estaba siempre entre el borde superior del músculo piriforme y la escotadura ciática mayor; raramente, algunas de las fibras de nervios pasaron a través del músculo. Ósea, factores morfológicos musculares y vasculares que pueden provocar el síndrome de atrapamiento de NGS, y las circunstancias del descubrimiento se analizaron. La parte de la hipertrofia del músculo piriforme, resultando en un agujero supra-piriforme estrecho, fue confirmada a través de la cirugía.
 
Foster, M.R. (2002). El síndrome piriforme. Ortopedia, 25(8), 821-5.
PMID: 121959508
RESUMEN: Siete pacientes fueron sometidos a la liberación del piriforme del fémur. Los pacientes con síntomas residuales después del tratamiento conservativo tuvieron un gran alivio de la ciática y el 70 por ciento reanudó su trabajo habitual después de la cirugía. El mínimo seguimiento fue a los 31 meses (promedio: 51 meses). El diagnóstico precoz puede evitar la prolongación del ineficaz tratamiento empírico y el impedimento con resultados alcanzados en la mayoría de pacientes con tratamiento conservativo y el alivio de la ciática en determinados casos quirúrgicos.
 
Indrekvam, K., & Sudmann, E. (2002). El síndrome del músculo piriforme en 19 pacientes tratados por tenotomía – un estudio de seguimiento de 1 a 16 años. La Ortopedia Internacional, 26(2), 101-3.
PMID: 12078870
RESUMEN: Tratamos 19 pacientes con síndrome de músculo piriforme. Todos los pacientes se quejaron de dolor en las nalgas y la parte posterior del muslo. Clínicamente la nalga estaba tierna y el estiramiento pasivo aumentó el dolor. En diez pacientes la sensibilidad de la piel se redujo y tres cojeaban. Todos los pacientes fueron tratados con tenotomía. En el seguimiento después de un promedio de ocho (1-16) años, ocho pacientes tuvieron alivio del dolor. Dos tercios de los pacientes evaluaron su estado clínico como mejorado.
 
Read, M.T. (2002). El “síndrome piriforme” - ¿mito o realidad? Revista británica de la medicina de deportes, 36(1), 76.
PMID: 11867501
RESUMEN: Este resumen no está disponible.

Miradas Rápidas

Búsqueda en Google Scholar

El síndrome piriforme y el “síndrome piriforme” resultaron en 1,120 y 1,060 documentos respectivamente.
scholar.google.com (en inglés).

Búsqueda en Google

El síndrome piriforme y el “síndrome piriforme” resultaron en 104,000 y 68,400 documentos respectivamente.
www.google.com (en inglés).

NARIC

El síndrome piriforme y el “síndrome piriforme” resultaron en seis y cuatro documentos respectivamente.

eMedicine.com

“Síndrome piriforme” resultó en 30 documentos.
www.emedicine.com (en inglés).

Acerca de reSearch:

reSearch es un producto de información del Centro Nacional de Información de Rehabilitación (NARIC). Cada número se basa en consultas en el mundo real recibidas por nuestros especialistas en información de los investigadores, educadores, y profesionales de la rehabilitación de todo el mundo.
 
Buscamos varias fuentes, tanto en casa como en línea, para llenar estas solicitudes, incluyendo:

Esperamos que estos recursos en reSearch sean informativos en su propia investigación.
 

- Equipo de Información y los Medios de Comunicación de NARIC