Los Programas de Empleo Basados en la Evidencia Pueden Tener Éxito con el Tiempo con Apoyo y Liderazgo

La colocación y apoyo individual (CAI) es un programa de empleo con apoyo basado en la evidencia diseñado para ayudar a las personas con discapacidades de salud mental a encontrar y mantener empleos. En un programa CAI, los especialistas en empleo trabajan con clientes en el ambiente de salud mental de la comunidad para desarrollar metas laborales, encontrar colocaciones laborales, y recibir apoyos en-el-trabajo. Los programas CAI pueden ser administrados por los departamentos estatales de salud mental o rehabilitación vocacional o pueden ser administrados dentro de los centros comunitarios de salud mental. A pesar de la evidencia de su efectividad, los directores y administradores de los programas pueden enfrentar desafíos prácticos al intentar implementar y sostener programas estandarizados como CAI. Como resultado, las agencias pueden descontinuar estos programas antes de que tengan la oportunidad de tener éxito. En un estudio reciente financiado por NIDILRR, los investigadores preguntaron a los líderes de equipos de CAI sus perspectivas sobre cómo sostener los servicios de CAI en sus agencias. Querían saber qué retos enfrentaron las agencias cuando estaban implementando los programas CAI, así como los factores positivos que ayudaron a los programas CAI a persistir con el tiempo.

Los investigadores, realizando un Estudio Nacional Prospectivo de Sostener CAI a Través de la Colaboración entre la Rehabilitación Vocacional y la Salud Mental (en inglés), entrevistaron a personas que dirigieron equipos de especialistas en empleo en 129 programas de CAI en 13 estados. Estos líderes de equipos estuvieron involucrados en una comunidad nacional de aprendizaje sobre CAI, donde recibieron formación continua sobre cómo implementar el programa CAI e intercambiaron información entre sí mismos. Aquellos líderes de equipos habían estado proporcionando apoyos de empleo a los clientes con discapacidades de salud mental por un promedio de 4.5 años en el momento de la primera entrevista. Los investigadores entrevistaron dos veces a los líderes de los equipos, una vez en 2012 y otra vez en 2014. En la primera entrevista, los líderes de los equipos respondieron a preguntas abiertas sobre los desafíos que ellos encontraron para sostener el programa de CAI en sus agencias, así como factores que les ayudaron a mantener el programa. En la segunda entrevista, los líderes de equipos otra vez fueron preguntados sobre los desafíos y factores de éxito asociados con sostener el programa de CAI, y también fueron preguntados sí o no el programa de CAI en sus agencias todavía estaba activo. Si se había interrumpido, se les pidió que describieran el por qué.

Los investigadores encontraron que los líderes de los equipos identificaron una serie de desafíos para mantener el programa CAI a lo largo del tiempo en sus agencias. Estos desafíos incluyeron:

  • Financiamiento reducido: Algunos líderes de equipo describieron como los recortes de los fondos estatales o las reducciones de Medicaid dificultaron la operación de un programa CAI. Esto fue un problema particular cuando el programa dependía de una sola fuente de financiación.
  • Factores de la comunidad local: Los líderes del equipo trabajando en comunidades rurales pequeñas describieron cómo una falta de transportación pública o una economía local en dificultades dificultaban encontrar puestos de trabajo para los clientes.
  • Falta de priorización de la agencia: Algunos líderes de equipo consideraron que las agencias no trataban el programa de CAI como una prioridad, o que los directores de la agencia no sabían lo suficiente para proporcionar la supervisión necesaria.

Los líderes de equipos también identificaron factores positivos que les ayudaron a sostener sus programas de CAI. Los factores positivos más comúnmente identificados incluyeron:

  • Apoyo continuo a la financiación: Algunos líderes de equipo de CAI describieron la disponibilidad de la financiación de múltiples fuentes  como importantes para el mantenimiento del programa, mientras que otros dijeron que la financiación de una fuente en particular (como Medicaid o un Departamento de Salud Mental estatal) fue importante para sostener el programa.
  • El apoyo de la agencia: Los líderes de equipos en agencias que priorizaron el programa CAI consideraron este apoyo interno como importante para el éxito del programa. Por ejemplo, los líderes de equipo describieron el valor de tener todo el personal de la agencia, no sólo los consejeros de empleo, afirmando la importancia del empleo para sus clientes y remitiendo a sus clientes a un programa CAI.
  • Apoyo del liderazgo de alto nivel: Se mencionó la participación y la promoción de personal de alto nivel de la agencia como un factor importante para mantener sus programas de CAI.
  • El personal experimentado, colaboración interna, y los procedimientos bien establecidos: Los especialistas en empleo calificados y el personal de rehabilitación vocacional se veían como instrumentales para el éxito del programa de CAI. Los programas funcionaban mejor cuando el personal de la agencia colaboraban entre los departamentos, y cuando los procedimientos se establecían para minimizar el papeleo y los obstáculos burocráticos.

Casi todos los programas de CAI (122 de129) permanecieron activos y funcionaron cómo programas independientes entre 2012 y 2014. Dos de los programas unieron bajo en la agencia más grande, pero continuaron operando, y los otros cinco programas fueron descontinuados. Para tres de estos programas descontinuados, los líderes de equipos identificaron las presiones financieras como una de las razones principales para su abandono; además los líderes de equipo de dos de estos tres programas mencionaron los requisitos desafiantes de mantenimiento de registros de Medicaid como un factor. El tercero de estos tres programas perdió a su director de la agencia, un abogado fuerte para los programas de CAI, y fue adquirido por una organización de la salud de comportamientos que eligió centrarse en otros programas. En cuanto a los dos programas de CAI restantes, se citó la escasez de personal y las prioridades institucionales como razones para suspender el programa de CAI.

Los autores notaron que los líderes de equipo de CAI en este estudio reportaron una alta tasa de éxito en el sostenimiento de sus programas. Estos líderes de equipos eran parte de una comunidad nacional de aprendizaje, donde recibieron un gran apoyo de sus colegas y profesionales en el campo de CAI. Las tasas de éxito de los programas pueden ser menores en ausencia de tales apoyos continuos. Los autores también sugirieron que se necesitan más investigaciones para rastrear el desarrollo y la longevidad de los programas de CAI más allá de un lapso de dos años.

Según los autores, los programas de salud mental basados en la evidencia, tales como CAI, pueden persistir con el tiempo con la combinación correcta de apoyos. Estos incluyen un flujo de fondos confiable, la disponibilidad de personal de programa con talento, colaboración entre los departamentos de la agencia, y apoyo del liderazgo de la agencia. Estos factores pueden ser específicamente críticos para los programas operando en las comunidades rurales o de bajos recursos.

Para Obtener Más Información

Este proyecto compartió historias del personal y los clientes del programa de CAI en su boletín de invierno 2014, disponible de la colección de NARIC bajo el número de acceso O19377 (en inglés).

El Centro de Empleo CAI maneja la comunidad de aprendizaje de CAI destacada en este artículo. Obtenga más información sobre el Centro y la comunidad de aprendizaje en https://www.ipsworks.org/ (en inglés).

Obtenga más información sobre cómo las entrevistas motivacionales mejoran los resultados para los clientes de CAI en el resumen de investigación del Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación sobre la Práctica Basada en la Evidencia en la Rehabilitación Vocacional: http://research2vrpractice.org/using-motivational-interviewing-mi-to-improve-employment-outcomes-for-consumers-receiving-individual-placement-and-support-ips-services/ (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Noel, V.A., et al (2017). Las barreras y facilitadores para el mantenimiento de un programa de empleo apoyado basado en la evidencia. Administración y Política en la Salud Mental, 44, 331-338. Este artículo está disponible de la colección de NARIC bajo el número de acceso J74782. Este artículo solo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2017-05-17