Las Quemaduras Grandes Pueden Causar Problemas Duraderos del Movimiento, Pero las Intervenciones de Rehabilitación A Largo Plazo Pueden Ayudar

Cada año, alrededor de medio millón de estadounidenses son tratados por lesiones relacionadas con las quemaduras. Una lesión por quemadura suele resultar de un incendio, pero también puede ser causada por el contacto con líquidos calientes, la electricidad, o productos químicos. Las quemaduras grandes son aquellas que cubren por lo menos el 30% del cuerpo de una persona. Pueden causar daño duradero a los huesos, articulaciones o músculos en el área quemado. Este daño puede causar desafíos con las actividades de la vida diaria. En un reciente estudio financiado por NIDILLR, los investigadores analizaron los problemas más comunes relacionados con el movimiento que persisten después de una lesión grande por quemaduras. Querían ver cuánto sobrevivir una gran quemadura podría afectar el funcionamiento a largo plazo.

Los investigadores en el Sistema Modelo de la Rehabilitación de Quemadura en el Norte de Texas registraron 98 sobrevivientes de quemaduras en un estudio. Los sobrevivientes de quemaduras tenían a lo menos 18 años de edad y habían vivido con su lesión por quemaduras por tres años o más. Todos los participantes tenían lesiones por quemaduras que cubrían al menos 30% de su superficie corporal total y habían vivido con su lesión durante un promedio de 17 años (entre 3 y 53 años).

El estudio consistió en una encuesta y un examen físico. En la encuesta, los participantes completaron una lista de verificación de 50 problemas de la salud. Chequearon los problemas de salud que ellos experimentaron en el momento del estudio. Los participantes también contestaron 80 preguntas que describieron cuánta dificultad ellos tenían con tareas diarias, incluyendo la movilidad, auto-atención, tareas domésticas, y actividades de ocio, así como su situación laboral. Finalmente, los participantes tuvieron que completar un examen físico de un médico de rehabilitación para probar el rango de movimiento en sus articulaciones, e identificar cualquier complicaciones secundarias o impedimentos residuales de sus lesiones por quemaduras.

Los investigadores encontraron que, en el momento de la encuesta, la mayoría de los participantes se habían ajustado a sus lesiones y habían regresado al trabajo o a la escuela, con aproximadamente la mitad regresando al mismo trabajo o programa escolar. A pesar de estos ajustes exitosos, muchos de los participantes todavía experimentaron algunos efectos a largo plazo de sus lesiones que tuvieron un impacto en su funcionamiento diario.  Los investigadores encontraron que varios problemas relacionados con el movimiento eran comunes entre los sobrevivientes de grandes quemaduras. Específicamente:

  • Los problemas que continúan más comúnmente reportados fueron el dolor en las articulaciones, rigidez articular, problemas con caminar o correr, brazos o manos débiles, y fatiga, con al menos la mitad de los participantes experimentando cada problema.
  • Generalmente, los participantes con lesiones por quemaduras más recientes reportaron una mayor dificultad con las actividades diarias que aquellos que habían tenido más tiempo para adaptarse a sus lesiones por quemaduras. Los participantes que habían vivido con su lesión por 30 años o más informaron menos limitaciones funcionales que los participantes con lesiones por quemaduras más recientes.
  • En el examen físico, la mayoría de los participantes (73%) tuvieron un rango limitado de moción en al menos una articulación. Las articulaciones más frecuentemente afectadas estaban en el cuello, las manos, y los hombros.
  • Los participantes que tuvieron un rango limitado de la moción en al mínimo una articulación también tendían más dificultades con tareas físicas que aquellos participantes sin limitaciones en el rango-de-moción.

Según los autores, los resultados de este estudio muestran que las personas con lesiones por quemaduras, particularmente las quemaduras de área grande, pueden experimentar el dolor, rigidez, y otras condiciones que causan limitaciones por muchos años después de su lesión. Aunque las personas se ajusten a estos cambios con el tiempo, también pueden experimentar empeoramiento de los síntomas físicos como resultado del envejecimiento. Esto subraya la necesidad de rehabilitación a largo plazo y seguimiento para reducir el impacto de estas lesiones en el trabajo y en la vida en el hogar.

Los autores notaron que los programas de ejercicio pueden ayudar a las personas con lesiones por quemaduras grandes a mantener su fuerza y mejorar el rango de moción en sus articulaciones. Las personas con lesiones grandes por quemaduras pueden tener problemas para mantener un programa de ejercicio regular. Las intervenciones de rehabilitación y las terapias físicas pueden ayudar a las personas con lesiones grandes por quemaduras a permanecer activas y continuar a participar en las actividades del ocio. Tales intervenciones todavía pueden ser útiles incluso décadas después de la lesión por quemaduras, especialmente para las personas con un rango de movimiento limitado. Los investigadores pueden querer examinar los factores que podrían ayudar a las personas con lesiones por quemaduras grandes a maximizar sus habilidades físicas a medida que envejecen.

Para Obtener Más Información

El Sistema Modelo Boston-Harvard/Spaulding de Lesión por Quemaduras tiene una serie de vídeos de ejercicio para los sobrevivientes de quemaduras. Los ejercicios de estiramiento y rango de moción están organizados por área corporal: http://mghcme.org/page/boston_harvard_burn_injury_model_system (en inglés).

El Centro de Traducción de Conocimientos de los Modelos Sistema (MSKTC por sus siglas en inglés) ofrece una gran cantidad de información para los sobrevivientes de lesión por quemaduras incluyendo hojas de datos, análisis de temas rápidos, y una serie temática centrada en el empleo después de una lesión: http://www.msktc.org/burn (en inglés). Las hojas informativas en español se encuentran aquí: http://www.msktc.org/spanish/burn.

Para Obtener Más Información sobre Este Estudio

Holavanahalli, R.K., Helm, P.A., y Kowalske, K.J. (2016). Los resultados a largo plazo en los pacientes sobreviviendo quemaduras grandes: El sistema musculoesquelético. Revista de atención y rehabilitación de quemaduras, 37(4), 243-254. Este artículo está disponible de la colección de NARIC bajo el número de acceso J74105

Español
Date published: 
2016-11-30