Un Nuevo Guante de Asistencia Puede Ayudar las Personas a Recuperar la Función de la Mano Después de un Accidente Cerebrovascular

Cerca de 800,000 estadounidenses sufren un accidente cerebrovascular cada año, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Un accidente cerebrovascular ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se bloquea o se rompe, causando daño cerebral. A veces, el accidente cerebrovascular puede conducir a dificultades duraderas con mover una mano o un brazo tanto a la debilidad muscular y a los espasmos. Las terapias están disponibles para ayudar a la gente a recuperar la movilidad de la mano después de un accidente cerebrovascular, pero estas terapias no pueden trabajar para las personas con el movimiento de la mano severamente limitado. La investigación muestra que, incluso con terapia, algunas personas pueden atascar en su recuperación (altiplano) alrededor de los tres meses después de experimentar un accidente cerebrovascular. Un reciente estudio financiado por NIDILRR probó un nuevo guante de asistencia portátil para ver si podría ayudar a las personas a moverse más allá del altiplano y recupera la fuerza y movilidad de la mano después de un accidente cerebrovascular.

Los investigadores del Centro de Investigación y Capacitación sobre la Mejora de los Resultados Funcionales y de Empleo de Individuos Que Experimentan un Accidente Cerebrovascular probaron un nuevo dispositivo de terapia llamado el “X-Glove”. El X-Glove es un guante de deportes modificado con cables colocados a través por la parte posterior del guante a lo largo de los dedos que aplica cualquier fuente externa para ayudar o resistir a los movimientos de los dedos a través de un sistema de baterías. El guante se puede establecer en una de dos modos: el modo de estiramiento pasivo y el modo de entrenamiento activo. En el modo de estiramiento pasivo, el guante dobla y endereza las articulaciones del usuario en un ciclo repetitivo. Este movimiento pasivo proporciona estiramiento al dedo que ayuda a relajar los músculos y reducir espasmos. En el modo de entrenamiento activo, el guante proporciona tensión individualizada constante que mantiene las articulaciones de los dedos hacia una posición recta. Entonces, el usuario dobla su dedo en contra de la tensión para fortalecer la fuerza en los dedos.

Los investigadores probaron el guante con 13 sobrevivientes de accidente cerebrovascular que estaban recibiendo atención de rehabilitación  en un programa de día, incluyendo la terapia física, del habla, y ocupacional. Los participantes tenían a lo mínimo 40 años de edad y habían sufrido un derrame cerebral entre los últimos 2 a 6 meses. La mayoría tuvieron limitaciones severas en la función de su mano. Los participantes completaron 15 adicionales sesiones de terapia ocupacional, 3 por cada semana por 5 semanas, utilizando el X-Glove.

Durante el inicio de cada sesión, los participantes completaron 30 minutos de estiramiento pasivo de los dedos con el guante puesto en el modo de estiramiento pasivo para ayudar a aflojar los músculos y reducir los espasmos. Después practicaron usar su mano para completar tareas significantes por 60 minutos con el guante puesto en el modo de entrenamiento activo para ayudar a fortalecer la fuerza y las habilidades, mientras que el guante proporcionaba la resistencia. Por ejemplo, los participantes practicaron agarrar, sostener, y levantar objetos en su mano afectada mientras que empujaban contra la tensión aplicada por el guante. Para averiguar si la práctica y los ejercicios de la tarea con el X-Glove mejoraron la función de la mano, los investigadores primero midieron la movilidad y fuerza de las manos de los participantes tres veces, una vez por semana durante 3 semanas, antes que los participantes empezaron a trabajar con el guante. Los investigadores tomaron las mediciones después de la novena sesión de terapia ocupacional con el guante, al final de la decimoquinta sesión, y de nuevo un mes después que las sesiones terminaron.An occupational therapist assists a patient with therapy exercises using the X-glove. The patient is wearing the glove on his right hand and grasping a telephone handset.

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Una sesión de terapia con el X-Glove

Aunque los participantes mostraron poca o ninguna mejora en la fuerza o función de la mano en el transcurso de 3 semanas antes de trabajar con el guante, se mejoraron significativamente con la ayuda del X-Glove. Por ejemplo, los investigadores encontraron que el agarre de los participantes se fortaleció en un 35% y mantuvieron la fuerza un mes después de finalizar el tratamiento. Los participantes también hicieron mejor en las pruebas funcionales, tales como mover los bloques o vertiendo el agua de baso a baso. Según los autores, los participantes mostraron mejoramiento dentro de la primera mitad del tratamiento, y continuaron a mejorar a lo largo de las sesiones de tratamiento. Sugirieron que los participantes podrían haber mejorado más con más tiempo usando el X-Glove.

Según los autores, estos hallazgos indicaron que con los dispositivos como el X-Glove, las mejoras en la función de la mano son posibles, incluso para las personas con discapacidad de la mano grave después de un derrame cerebral. La incorporación de tanto el estiramiento pasivo y la práctica activa con la mano durante la terapia ocupacional usando un dispositivo como el X-Glove puede ayudar a empujar más allá del altiplano de terapia si se aplica poco después de un accidente cerebrovascular. Para la investigación futura, los autores recomienden ensayos controlados aleatorios para probar el X-Glove con pacientes con derrame cerebral en centros de rehabilitación internos y externos, así como los estudios con periodos más largos de tratamiento y seguimiento.

El prototipo del X-Glove y otras tecnologías de rehabilitación de la mano están en desarrollo en el Instituto de Rehabilitación del Laboratorio de Rehabilitación de la Mano en Chicago: http://smpp.northwestern.edu/research/hand/research.html (En inglés).

Para ver el X-Glove y otras tecnologías de rehabilitación de la mano en acción, eche un vistazo a este Prezi del Laboratorio de Rehabilitación de la Mano https://prezi.com/8jmdkbz3gm2h/new-developments-in-the-hand-rehabilitation-lab-at-ric/ (En inglés).

“Flint Rehabilitation” desarolló el Guante de Música, otro dispositivo de rehabilitación de la mano que fue probado bajo una subvención de NIDILRR y demostró mejorar la función de la mano después de un derrame cerebral: https://www.flintrehab.com/musicglove/ (En inglés).

La Asociación Estadounidense del Accidente Cerebrovascular y la Asociación Nacional del Accidente Cerebrovascular ambos ofrecen recursos para la recuperación de un derrame cerebral:

http://www.strokeassociation.org/STROKEORG/General/Reconozca-un-Ataque-Cerebral-FAST_UCM_457020_Article.jsp#.V7ypu_mDFBc (En español).

http://www.stroke.org/we-can-help/survivors/stroke-recovery (En inglés)

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Fischer, H.C., Triandafilou, K.M., Thielbar, K.O., Ochoa, J.M., Lazzaro, E.D.C., Pacholski, K.A., & Kamper, D.G. (2016) El uso de un guante de asistencia portátil para facilitar la rehabilitación en sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares con discapacidad de la mano grave. IEEE Transacciones en los Sistemas Neuronales e Ingeniería de Rehabilitación, 24(3), 344-351. Este artículo está disponible de la colección de NARIC bajo el Número de Acceso J73926

Español
Date published: 
2016-08-17