Un Programa Guiado de Planificación Vocacional Puede Ayudar a los Adultos Jóvenes con Problemas de Salud Mental a Lograr Sus Metas

Las personas con problemas de salud mental tienen condiciones tales como depresión, ansiedad, trastorno bipolar, y esquizofrenia. Los adultos con problemas de salud mental enfrentan una variedad de barreas, y son menos probables de encontrar y mantener un trabajo, o completar títulos universitarios, en comparación con los adultos sin discapacidades. Los adultos jóvenes en la década de los 20 años de edad que tienen problemas de salud mental pueden tener dificultades para cumplir importantes acontecimientos en el camino hacia la edad adulta, como identificar sus metas vocacionales o inscribirse en las clases universitarias. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores probaron Visiones Vocacionales, un programa para ayudar a los adultos jóvenes con problemas de salud mental a desarrollar e implementar los planes vocacionales. Los investigadores querían averiguar si el programa aumentaba el sentido de los adultos jóvenes de autodeterminación, o de estar en cargo de sus propias vidas y elecciones, que puede ser clave en la transición exitosa al empleo y la independencia. Los investigadores también querían averiguar si el programa aumentaba la participación de los adultos jóvenes en las actividades de desarrollo vocacional.

Los investigadores del Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación para los Caminos a los Futuros Positivos (en inglés) matricularon a 67 adultos jóvenes en un estudio para probar Visiones Vocacionales. Los adultos jóvenes tenían entre 20 y 30 años de edad, y habían estado recibiendo servicios de salud mental por lo menos durante dos años. Tenían una variedad de diagnósticos de salud mental incluyendo depresión, ansiedad, trastorno bipolar, esquizofrenia, o trastornos de déficit de atención. La mayoría de participantes tenían más de un diagnóstico.

Los investigadores matricularon cerca de la mitad de los participantes en el grupo experimental y la otra mitad en el grupo de comparación. Los participantes en el grupo experimental fueron matriculados en el programa Visiones Vocacionales, donde completaron el programa de planificación de carrera con consejero vocacional en 30 reuniones durante 12 meses. La otra mitad de los participantes fueron matriculados en el grupo de comparación. Las primeras 12 reuniones ocurrieron una vez a la semana durante 3 meses. Durante estas reuniones, el participante completó una serie de módulos de libro de trabajo con la orientación del consejero vocacional. En estos módulos, los participantes identificaron fortalezas e intereses personales, desarrollaron metas vocacionales, y después desarrollaron planes detallados de acción por escrito para lograr sus metas y superar posibles obstáculos. Después de esta primera fase, los participantes pasaron a la segunda fase, donde tuvieron 18 reuniones con el consejero vocacional alrededor de dos veces al mes por 9 meses. Durante estas reuniones posteriores, los participantes se registraron con el consejero vocacional mientras que trabajaban en implementar sus planes de acción, y recibieron apoyo y estímulo. Los participantes del grupo de comparación tuvieron una reunión con el consejero vocacional y fueron dados algunos recursos de empleo, pero no recibieron ningunos otros materiales del programa de planificación vocacional.

Para averiguar qué tan bien funcionaba el programa, los investigadores les dieron cuestionarios a los participantes en los grupos experimentales y de comparación. Cada participante llenó los cuestionarios cuatro veces: al inicio del estudio; después de la primera fase del programa (3 meses en el estudio); después de la segunda fase del programa (12 meses en el estudio); y, finalmente 6 meses después de que el programa terminó (18 meses en el estudio). En cada uno de los cuestionarios, los participantes completaron una escala de autodeterminación, donde indicaron el grado en el que se sentían en control de las decisiones de su vida, las metas que tenían para sus vidas en los próximos cinco años, y la confianza que sentían en su habilidad de resolver problemas. Los participantes también indicaron cuales de las 60 actividades relacionadas con la carrera habían hecho en los últimos 3 meses, incluyendo trabajo, asistir a clases universitarias, solicitar trabajo, o realizar entrevistas informativas.

Los investigadores encontraron que los participantes en el grupo experimental reportaron niveles más altos de autodeterminación después de la primera fase del programa que antes del inicio del programa, con puntajes aumentando alrededor del 10% para el grupo. Su autodeterminación continuó aumentando otro 10% después de la segunda fase del programa. Aunque los resultados disminuyeron ligeramente seis meses después de que el programa terminó, los participantes en el grupo experimental todavía reportaron sentimientos de autodeterminación más fuertes que al principio del programa. En contrasto, las puntuaciones de autodeterminación para los participantes en el grupo de comparación mostraron pocos cambios en el período de estudio de 18 meses. En el seguimiento de seis meses, los participantes en el grupo experimental tenían puntuaciones de autodeterminación un 10% más alta que los participantes en el grupo de comparación.

Cuando examinaron la participación en actividades relacionadas con la carrera, los investigadores encontraron que los participantes en el grupo experimental participaron en más actividades relacionadas con la carrera durante y después del programa que antes, de aproximadamente 5 actividades relacionadas con la carrera a casi 20 en promedio. Los participantes del grupo de comparación también participaron en más actividades de planificación vocacional al final del período del estudio que al principio, pero este aumento no fue tan grande como lo fue para los participantes del grupo experimental. El grupo experimental participó en más del doble del número de actividades en promedio que el grupo de comparación durante el programa. Los investigadores también encontraron una conexión entre los aumentos en la autodeterminación y la mayor participación en las actividades de planificación vocacional: Encontraron que los participantes en el grupo experimental que reportaron mayores niveles de autodeterminación también participaron en más actividades de planificación vocacional durante y después del programa.

Los investigadores examinaron de cerca la participación en dos actividades importantes: asistir a las clases universitarias y ser empleados. Encontraron que las tasas de asistencia a clases del grupo experimental aumentaron del 11% antes de comenzar el programa al 63% al final del programa. Por el contrario, las tasas de asistencia a clases del grupo de comparación pasaron del 9% antes de comenzar el programa al 19%. Cuando los investigadores analizaron las tasas de empleo, encontraron que los participantes en ambos grupos aumentaron su empleo durante el periodo de estudio, de 26% a 54% para el grupo experimental y de 21% a 38% para el grupo de comparación. Sin embargo, estas ganancias duraron más tiempo para los participantes en el grupo experimental. Al final del período de estudio, los participantes en el grupo experimental tenían el doble de la tasa de empleo que los participantes en el grupo de comparación (50% frente a 25%).

Cuando se les preguntó por sus comentarios, los participantes calificaron el programa experimental como muy útil. Les gustó el enfoque consistente en fortalezas, explorar nuevas opciones vocacionales, aprender cómo desarrollar planes vocacionales por escrito con etapas e instrumentos para resolver problemas, y aprender sobre la Ley de Americanos con Discapacidades y cómo solicitar adaptaciones en la escuela y en el trabajo.

Los autores notaron que un número de participantes en ambos grupos abandonaron el estudio, con sólo 20 participantes en el grupo experimental y 16 participantes en el grupo de comparación completando el cuarto cuestionario. Algunos de los participantes lo abandonaron porque se mudaron fuera del estado o tuvieron otros cambios en la vida que hicieron difícil el seguimiento. Estudios futuros con muestras más grandes serán útiles para verificar la consistencia de los resultados.

En este estudio, los adultos jóvenes con múltiples problemas de salud mental tuvieron altas tasas de matrícula universitaria y empleo después de completar el programa Visiones Vocacionales. El programa puede haber ayudado a estos adultos jóvenes a identificar sus fortalezas y talentos, establecer metas claras, y desarrollar planes claros para lograr sus metas. El consejero vocacional brindó orientación para ayudar a estos adultos jóvenes a resolver problemas y superar las barreras a lo largo del camino. Como resultado, los adultos jóvenes que completaron el programa tenían un sentido más fuerte de autodeterminación que siguió aumentando después de que el programa se terminó. Esto, a su vez, puede haberlos dirigido a participar más activamente en las actividades de desarrollo profesional, como tomar clases universitarias durante el programa. Después que se terminó el programa, tenían más probabilidades de encontrar y mantener empleo que los participantes en un grupo de comparación. Según los autores, esto puede indicar que los participantes en el programa encontraron empleos que correspondían mejor a sus intereses, y eran más capaces de resolver problemas que surgieron. Los médicos de salud mental, consejeros vocacionales, y personal universitario que atiende a jóvenes con problemas de salud pueden desear a considerar implementar programas similares que ayuden estos adultos jóvenes a crear su autodeterminación y hacerse cargo de sus propias vidas.

Para Obtener Más Información:

Visiones Vocacionales (en inglés) fue desarrollado durante el RTC Caminos de 2009-2014. El sitio web del proyecto incluye artículos analizados por compañeros, hojas informativas, y vídeos incluyendo:

  • ¿Qué quieres ser cuando seas grande? Orientación sobre la investigación vocacional, disponible en inglés y español.
  • Si, cuándo, y cómo revelar a un empresario que tiene una discapacidad de salud mental.
  • Webinar sobre Apoyar la autodeterminación y mejorar el desarrollo vocacional de los adultos jóvenes con diagnósticos de salud mental.

La investigación sobre el apoyo de los jóvenes y adultos jóvenes con condiciones de salud mental sigue bajo el RTC Caminos actual (en inglés), así como el Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación sobre el Aprendizaje y el Trabajo Durante la Transición a la Edad Adulta (RTC Transiciones) (en inglés).

  • Eche un vistazo a más publicaciones, hojas informativas, y oportunidades de capacitación del RTC Caminos.
  • Visite el sitio web ejecutado por compañeros del Centro de Aprender y Trabajar y “Voices 4 Hope” del RTC Transiciones.

Ambos proyectos también son apoyados por la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA por sus siglas en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio:

Sowers, J., y Swank, P. (2017). Mejorando la planificación vocacional y autodeterminación de adultos jóvenes con problemas de salud mental.  (En inglés). Revista de Trabajo Social en Discapacidad y Rehabilitación. Este artículo está disponible de la Colección de NARIC bajo el Número de Acceso J76XXX y sólo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2017-07-26