Algunas Complicaciones Son Más Comunes Durante el Primer Año Después de la Rehabilitación Hospitalaria de una Lesión de la Médula Espinal

Una lesión de la médula espinal (LME) es el daño a la médula espinal causado por un accidente u otro trauma. Dependiendo de qué parte de la médula espinal esté lesionada, las personas con LME pueden perder algunos o todos los movimientos en sus brazos y piernas (tetraplejía) o sólo en sus piernas (paraplejía). Las personas con LME pueden experimentar graves complicaciones después de completar su rehabilitación hospitalaria y regresar a la comunidad. Algunas de las más comunes son las infecciones del tracto urinario (ITU), disreflexia autonómica (DA, un aumento peligroso de la presión arterial), y úlceras por presión. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores analizaron las tasas de complicaciones que las personas experimentaron durante el primer año después de completar la rehabilitación hospitalaria después de una LME. Querían saber qué complicaciones eran más comunes y cuántas complicaciones, en promedio, fueron desarrolladas por las personas durante ese primer año. También querían averiguar si las personas con tetraplejía o daño más grave desarrollaron complicaciones con más frecuencia que aquellas con paraplejía o daño más leve.
 
Los investigadores en el Centro Regional del Noroeste del Sistema sobre la Lesión de la Médula Espinal analizaron datos de 169 personas con LME que fueron matriculadas en un estudio más amplio entre 2007 y 2010. Todos los participantes tenían a lo menos 18 años de edad y habían completado la rehabilitación hospitalaria en el Sistema Regional del Noroeste sobre LME dentro de 1 año de su lesión. En el estudio original, los participantes fueron clasificados cómo teniendo tetraplejía con limitaciones motoras; paraplejía con limitaciones motoras; o sólo limitaciones motoras leves. Los participantes fueron entrevistados por teléfono cada tres meses durante el primer año después de que terminaron la rehabilitación hospitalaria. Durante cada entrevista, fueron preguntados sí o no habían desarrollado cualquiera de ocho complicaciones diferentes en los últimos tres meses: ITU, úlceras por presión, DA, coágulos de la sangre, crecimiento óseo anormal, lesiones musculares o de los huesos, otras infecciones, y otros problemas de las vejigas o intestinales. Los investigadores contaron el número total de los eventos de complicación que cada participante reportó durante las cuatro entrevistas.
 
Los investigadores encontraron que:
  • Los participantes reportaron un promedio de 4.7 eventos de complicación y 2.33 tipos de complicaciones durante el primer año después del alta del programa de rehabilitación hospitalaria. Esto significa que, en promedio, los participantes experimentaron cada tipo de complicación dos veces.
  • Las complicaciones más comunes fueron ITU (62%), DA (43%), y úlceras por presión (41%). Un tercero de los participantes reportaron tener a lo menos una lesión muscular o de los huesos, o a lo menos un problema intestinal (como estreñimiento o bloqueo).
  • Los participantes con tetraplejía y paraplejía experimentaron más frecuentes eventos de complicación que los participantes con limitaciones motoras leves, especialmente las ITU y otros problemas de la vejiga, DA, y úlceras de decúbito. Los participantes con tetraplejía tenían tasas más altas de DA que los participantes con paraplejía.
Los autores notaron que, según los resultados de este estudio, las complicaciones durante el primer año después de una LME pueden ser más comunes de lo que se pensaba. Estas complicaciones pueden ser graves, lo que lleva a la re-hospitalización. Los autores notaron que la comunicación clara entre el médico de atención primaria y los especialistas en LME del paciente puede ayudar a crear un plan de monitoreo y tratamiento para prevenir las complicaciones una vez que el paciente abandone un programa de rehabilitación hospitalaria de LME. Esto puede ser particularmente importante para las personas con limitaciones motoras más significantes. Educar a los pacientes sobre los primeros signos de complicaciones mientras aún están en el programa de rehabilitación también puede capacitarlos para mantenerse al tanto de su salud.

Para Obtener Más Información

El Centro de Traducción de Conocimientos de los Sistemas Modelo (MSKTC, por sus siglas en inglés) ofrece una gran cantidad de recursos de información para las personas con LME y sus equipos de atención, incluyendo hojas informativas sobre estas complicaciones comunes:
El Centro del Sistema Modelo sobre LME en la Universidad de Alabama en Birmingham ofrece una serie de vídeos de 11 partes sobre las condiciones secundarias de LME: http://www.uab.edu/medicine/sci/uab-scims-information/secondary-conditions-of-sci-health-education-video-series (en inglés).
 
Para los profesionales médicos y de rehabilitación, el Centro Regional Hospital Spaulding-Nueva Inglaterra de LME ofrece el Kit de Instrumentos de Nueva Inglaterra sobre LME, diseñado como un instrumento educativo para su uso después de la rehabilitación aguda para ayudar a mejorar los resultados funcionales mientras disminuye la frecuencia de complicaciones asociadas con parálisis en personas con LME: https://www.gaylord.org/Our-Programs/Spinal-Cord/Spinal-Cord-Injury-Model-System/Spinal-Cord-Injury-Toolkit (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Stillman, M.D., Barber, J., Burns, S., Williams, S., y Hoffman, J.M. (2017) Las complicaciones de la lesión de la médula espinal durante el primer año de alta de la rehabilitación hospitalaria (en inglés). Archivos de Medicina Física y Rehabilitación, 98(9), 1800-1805. Este artículo está disponible de la colección de NARIC bajo el Número de Acceso J76873 y sólo está disponible en inglés.
Español
Date published: 
2017-11-08